El Gobierno de Áñez da un ultimátum al Legislativo en otro día violento que deja tres muertos

Evo Morales cumple una semana en México rodeado de una polémica sobre el costo de su mantenimiento

El Senado boliviano anunció que este martes iniciará el trabajo legislativo con miras a las nuevas elecciones y condenó la violencia que vive el país. (@SenadoBolivia)
El Senado boliviano anunció que este martes iniciará el trabajo legislativo con miras a las nuevas elecciones y condenó la violencia que vive el país. (@SenadoBolivia)

(EFE).- El Gobierno provisional de Bolivia dio este martes un ultimátum al Legislativo para que en dos días evalúe la convocatoria de elecciones anticipadas, coincidiendo con una operación de las fuerzas conjuntas para despejar el acceso a una refinería durante la que murieron tres personas y 30 más quedaron herida.

Cuando Jeanine Áñez, que fue senadora opositora al Gobierno de Evo Morales, cumple hoy una semana como presidenta interina de Bolivia, su Gobierno aún no ha logrado darle solución a la compleja situación de orden público ni fijar un rumbo sobre el futuro político del país.

Los permanentes bloqueos y disturbios en varias ciudades y los fuertes enfrentamientos entre seguidores de Evo Morales y efectivos de la Policía y el Ejército han incendiado más la crisis boliviana, mientras organismos de derechos humanos locales y extranjeros instan a ambas partes a detener la violencia.

Por su parte, varias familias lloran por los 27 muertos de un conflicto que se teme pueda convertirse en una guerra civil.

Tres personas murieron y 30 más quedaron herida en una operación de las fuerzas conjuntas para despejar el acceso a una refinería

El Gobierno interino que encabeza Áñez endureció el pulso con la Asamblea Legislativa, donde el Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales es mayoría, que aún no ha debatido sobre una nueva ley electoral para llamar a comicios y al que dio dos días de plazo para que trate el asunto con urgencia.

El ministro interino de la Presidencia, Jerjes Justiniano, señaló que, cumplida una semana desde que Áñez asumió la Presidencia provisional, "existe preocupación" porque no hay aún "una ley electoral modificatoria del Régimen Electoral y eso no depende del Ejecutivo, depende del Legislativo que no puede sesionar, que no puede funcionar".

"Cada día que pasa es un día menos del plazo que tenemos", dijo sobre el límite constitucional de 90 días que está establecido para llamar a nuevos comicios y aseguró que el Gobierno interino no busca prorrogar su mandato más allá de lo estipulado por la ley boliviana.

En ese sentido, Justiniano explicó que si vence el plazo se llamará a elecciones mediante un decreto, "es una de las probabilidades, pero es la última que estamos manejando (...) queremos seguir esperando la decisión, que esto sea parte de la Asamblea Legislativa".

Para este martes estaba prevista una sesión del Parlamento, pero fue aplazada para hoy miércoles. La presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, dijo que el Legislativo tiene plena disposición para iniciar el proceso que lleve a nuevos comicios.

"No queremos más sangre", aseveró, tras denunciar un decreto presidencial que exime a las fuerzas del orden de responsabilidad penal si actúan de forma proporcional y en legítima defensa, lo que ha sido rechazado desde varios sectores.

La presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, dijo que el Legislativo tiene plena disposición para iniciar el proceso que lleve a nuevos comicios. "No queremos más sangre", aseveró

Una caravana de vehículos blindados de las Fuerzas Armadas de Bolivia, con apoyo de un helicóptero, se dirigió a media mañana hora local a una refinería de la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en esta ciudad del altiplano.

Las fuerzas emplearon material antidisturbios como gases lacrimógenos para dispersar a grupos partidarios de Evo Morales, que desde hace unos días bloquean las carreteras de acceso, en las que instalaron barricadas con la quema de neumáticos.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia señaló que, de acuerdo con información preliminar, tres personas fallecieron por el impacto de arma de fuego y aún se desconocen las circunstancias de cómo ocurrieron los hechos.

Tras sendas denuncias de exceso de fuerza por parte de policías y militares en el manejo de los disturbios y en especial del operativo en El Alto, el ministro interino de Defensa, Luis Fernando López, aseguró que "de las Fuerzas Armadas no salió un sólo cartucho", reiterando que del Ejército "no salió un solo proyectil".

La Defensoría del Pueblo reclamó la desmovilización de las Fuerzas Armadas "a fin de evitar más muertes", al entender que la situación en el país "requeriría sólo la intervención policial con fines disuasivos y de diálogo".

Ante los bloqueos y disturbios, La Paz y El Alto ya sufren con dureza los fuertes racionamientos en la venta de combustibles

Ante los bloqueos y disturbios, La Paz y El Alto ya sufren con dureza los fuertes racionamientos en la venta de combustibles. La compra de combustible se restringe a un máximo semanal por vehículo de 100 bolivianos, alrededor de 15 dólares, para gasolina y de 300 bolivianos, unos 44 dólares, para diesel, informó la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

La entidad estatal prohibió también la venta de combustible en bidones y otros envases, además de restringir a una bombona por familia la comercialización de gas licuado de petróleo (GLP), un combustible que se usa habitualmente en Bolivia para cocinar.

En México, Morales cumplió este martes una semana durante la que ha recibido una férrea defensa del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, frente a las críticas de la oposición por el costo que tiene su protección.

"¿Cuánto cuesta darle la protección? Todo eso, con todo respeto, es secundario, no es esencial. Ese tipo de cosas está muy cercano a la mezquindad y eso no es lo que representa a México", dijo este martes el presidente mexicano en una rueda de prensa en Palacio Nacional.

Durante los últimos días, la oposición conservadora ha criticado al Gobierno mexicano por asilar a Evo Morales, así como por ofrecerle un domicilio en la capital y un equipo de escoltas para su protección.

"¿Cuánto cuesta darle la protección? Todo eso, con todo respeto, es secundario, no es esencial. Ese tipo de cosas está muy cercano a la mezquindad y eso no es lo que representa a México"

Además, se ha reprochado el tren de vida del boliviano mediante un vídeo difundido en redes sociales en el que aparece abandonando un restaurante de un acomodado barrio de Ciudad de México, aunque el propio establecimiento aclaró que Morales acudió a una entrevista y solo tomó "agua y café".

López Obrador respondió que estas críticas obedecen a "postulados ideológicos" y recordó que el Gobierno de México está actuando conforme a la Constitución, que recoge el derecho de asilo, y a las convenciones de La Habana de 1928 y de Caracas de 1954.

"Hemos decidido otorgar el asilo, que es un derecho que forma parte de la política exterior de México, algo que enaltece a México", declaró el mandatario, quien recordó que a lo largo de su historia el país ha refugiado a judíos, españoles, libaneses y suramericanos perseguidos, así como a líderes políticos como León Trotsky.

"Obviamente, ha sido controvertido, porque no es un asilo común, sino un asilo en el que se le paga la estancia al asilado y se le ofrece protección oficial", expresó Gustavo López Montiel, especialista en relaciones internacionales del Tecnológico de Monterrey. El profesor señaló que este asilo genera "dudas" porque no fue Morales quien lo pidió sino que fue el Gobierno mexicano quien se lo ofreció y "envió un avión oficial a buscarlo".

Desde que Morales llegó a México el pasado 12 de noviembre, ha mantenido una intensa actividad denunciando en Twitter y en entrevistas en medios de comunicación nacionales e internacionales el "golpe de estado" en su país.

En una entrevista con Efe el pasado domingo, Morales dijo tener "mucho miedo" a que estalle una guerra civil en Bolivia e hizo un llamamiento para que sus compatriotas acaben de inmediato con los enfrentamientos. Este tipo de comentarios han provocado tensiones entre el Gobierno de México y el Ejecutivo interino de Jeanine Áñez en Bolivia, que ha criticado que a Morales se le permita opinar públicamente sobre la política boliviana desde el territorio mexicano.

La Cancillería mexicana respondió en un comunicado que "no se puede coartar la libertad de los asilados" y sostuvo que la libertad de expresión "no puede ser motivo de reclamación por parte de otro Estado" y que "no está sujeta a mayores limitaciones que las que tendría cualquier ciudadano mexicano".

"El Gobierno de México no reconoce al nuevo Gobierno de Bolivia, pero tampoco puede reconocer ya al de Evo Morales. Creo que mantendrá esta postura hasta que haya elecciones en Bolivia", dijo Gustavo López Montiel.

La Cancillería mexicana respondió en un comunicado que "no se puede coartar la libertad de los asilados" y sostuvo que la libertad de expresión "no puede ser motivo de reclamación por parte de otro Estado"

El profesor opinó que para el Ejecutivo mexicano lo mejor es que Morales se quede "poco tiempo" en México, dado que si se enquista la crisis boliviana "aumentará la presión de los mexicanos y de los gobiernos de la región" con motivo del asilo.

Este martes, Evo Morales volvió a expresarse en redes sociales sobre la situación en Bolivia y acusó a la presidenta interina Áñez, al expresidente Carlos Mesa y al líder social Luis Fernando Camacho de tener "un plan para cerrar la Asamblea Legislativa Plurinacional". "Pido a los militares patriotas y nacionalistas dejar de usar contra nuestros hermanos bolivianos el equipamiento que les dotamos con recursos conseguidos gracias a la lucha del pueblo", dijo.

Morales abandonó Bolivia el pasado 11 de noviembre después de que las Fuerzas Armadas le forzaran a dejar el cargo por las irregularidades de las elecciones del 20 de octubre, y recibió asilo en México.

La renuncia de Morales ha sido calificada como "golpe de estado" por varios Gobiernos y políticos latinoamericanos.

Otros países han reconocido al Ejecutivo interino de Áñez, mientras que parte de la comunidad internacional ha instado al diálogo sin pronunciarse sobre la crisis política, surgida tras constatar la Organización de Estados Americanos irregularidades "muy graves" en las elecciones bolivianas, como una importante manipulación en el sistema informático de trasmisión y cómputo de resultados a favor de Morales.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 16