Irán niega la hipótesis del misil y urge a Canadá a compartir esa información

Aviación Civil de Irán asegura que ningún misil alcanzó el avión siniestrado

Un grupo de ucranianos trabaja ya sobre el terreno de Irán para ayudar a determinar las causas del siniestro.
Un grupo de ucranianos trabaja ya sobre el terreno de Irán para ayudar a determinar las causas del siniestro.

(EFE).- Las autoridades iraníes negaron la madrugada de este viernes las informaciones de que un misil iraní derribó un avión ucraniano con 176 personas a bordo y urgieron a Canadá a compartir la información que apunta en este sentido con la comisión investigadora.

El portavoz del Gobierno iraní, Alí Rabieí, calificó en un comunicado los informes que responsabilizan a Irán del accidente aéreo de "falsos" y de "una guerra psicológica contra Teherán", mientras que el Ministerio de Exteriores los consideró "especulaciones sospechosas".

Después de que fuentes de inteligencia estadounidenses apuntaran a la hipótesis del derribo, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, confirmó que su Gobierno tiene información de que el vuelo de Ukranian International Airlines (UIA) fue derribado por "un misil iraní" pero que pudo ser por un error.

El portavoz del Gobierno iraní, Alí Rabieí, calificó en un comunicado los informes que responsabilizan a Irán del accidente aéreo de "falsos" y de "una guerra psicológica contra Teherán"

A Canadá y los otros países que han comentado sobre este asunto se dirigió el Ministerio de Exteriores iraní, que pidió en un comunicado que compartan esos informes con los investigadores del siniestro.

"Irán acoge con beneplácito la presencia de expertos de los países cuyos ciudadanos han muerto en el trágico accidente y solicita al primer ministro canadiense y a cualquier otro gobierno con información sobre este tema que brinde la información al comité que investiga el accidente", dijo el portavoz de Exteriores, Abas Musaví.

El portavoz defendió que la República Islámica ha comenzado a investigar la causa de este accidente aéreo "de acuerdo con las normas internacionales y los criterios de la Organización de Aviación Civil Internacional".

También señaló que su país ha invitado a Ucrania, como propietario del avión, y a la compañía estadounidense Boeing, como fabricante del aparato, a "participar en la investigación".

El jefe de la Organización de la Aviación Civil de Irán, Alí Abedzadeh, también insistió este viernes en que el avión no fue derribado por un misil y pidió esperar al resultado del análisis de las cajas negras.

"Cualquier comentario o informe sobre qué ocurrió antes de analizar las cajas negras no son válidos, pero puedo decirles que (el avión) no fue alcanzado por un misil", subrayó Abedzadeh en una rueda de prensa.

"Cualquier comentario o informe sobre qué ocurrió antes de analizar las cajas negras no son válidos, pero puedo decirles que (el avión) no fue alcanzado por un misil"

Abedzadeh pidió a Canadá que "si tienen pruebas e informaciones deben presentarlas ante el mundo y ante la Organización de la Aviación Civil".

El responsable iraní explicó que "hubo fuego durante más de un minuto en el avión mientras estaba volando" y que la ubicación del accidente "muestra que el piloto intentó regresar (al aeropuerto Imán Jomeiní)".

En cuanto al proceso de extraer los datos de las cajas negras, en las que se registran por ejemplo las conversaciones de los pilotos, indicó que en Irán tienen el hardware y el software necesarios para hacerlo. No obstante, matizó que de lo lograr extraer esos datos en Irán se pedirá "ayuda a otros países".

El presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, también afirmó este viernes que no está confirmada ninguna teoría. "La hipótesis de que un misil impactó en el avión no se descarta, pero a día de hoy no está confirmada", escribió en Facebook el mandatario ucraniano.

Zelenski hizo un llamamiento a los socios internacionales, en primer lugar a los gobiernos de Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido a "entregar a la comisión investigadora a todos los datos y pruebas referidas a la catástrofe".

La invitación a Boeing había quedado en duda después de que el miércoles la Organización de la Aviación Civil de Irán anunciara que no iba a entregar las cajas negras al fabricante o a los estadounidenses, en medio de la escalada de la tensión entre Teherán y Washington.

Esta Organización publicó este jueves un informe preliminar sobre el accidente en el que apuntó que el aparato sufrió un incendio antes de estrellarse

Esta Organización publicó este jueves un informe preliminar sobre el accidente en el que apuntó que el aparato sufrió un incendio antes de estrellarse.

Este informe también precisó que el avión desapareció a los pocos minutos del despegue del radar y que no se recibió ningún mensaje del piloto notificando una emergencia.

Las especulaciones sobre las causas del accidente comenzaron el mismo día del siniestro debido a que coincidió con el ataque con misiles perpetrado por Irán contra una base militar en Irak que alberga a tropas estadounidenses.

Durante la jornada del jueves, numerosos responsables iraníes, desde el ministro de Transporte al portavoz del Ejército, negaron estos rumores y apuntaron a un fallo técnico. Sin embargo, horas más tarde los rumores pasaron a ser confirmados por Canadá y EE UU.

"Tenemos inteligencia procedente de múltiples fuentes, incluidos nuestros aliados y nuestra inteligencia. Las pruebas indican que el avión fue derribado por un misil tierra-aire iraní", explicó Trudeau en una rueda de prensa en Ottawa.

Añadió, sin embargo, que las autoridades canadienses creen que el supuesto derribo del avión ucraniano "puede haber sido no deliberado"

Añadió, sin embargo, que las autoridades canadienses creen que el supuesto derribo del avión ucraniano "puede haber sido no deliberado".

Trudeau dijo que la información preliminar que posee Canadá "refuerza la necesidad de una profunda y completa investigación" y exigió a Teherán que permita el acceso a su territorio de investigadores canadienses, ya que hasta ahora no lo ha hecho.

Al menos 63 canadienses, en su mayoría de origen iraní, viajaban en el Boeing 737 que cubría la línea Teherán-Kiev y que se estrelló al poco de despegar del aeropuerto internacional Imán Jomeiní causando la muerte de sus 176 ocupantes.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 38