De "héroes" a "traidores de la patria", los ausentes de la fiesta sandinista

Excombatientes contra Somoza guardan prisión ahora acusados por su antiguo compañero de lucha, el presidente Daniel Ortega

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. (EFE/Jorge Torres/Archivo)
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. (EFE/Jorge Torres/Archivo)

(EFE).- Hace 42 años los combatientes históricos Hugo Torres, Dora María Téllez y Víctor Hugo Tinoco entraron triunfante a Managua a festejar el triunfo de la revolución sandinista, que derrocó con las fuerzas de las armas, el apoyo del pueblo y la presión internacional a la dictadura de Anastasio Somoza Debayle.

Esos tres combatientes históricos, que dirigieron columnas guerrilleras durante la insurrección contra Somoza y que hace 42 años vestían de verde olivo, sombreros o boinas sobre sus cabezas, y cargaban rifles, ahora guardan prisión acusados por su antiguo compañero de lucha, el presidente Daniel Ortega, de ser "traidores a la patria" y de "criminales".

Torres y Téllez ocuparon altos cargos durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990) tras participar en dos operaciones suicidas que permitieron la liberación de "presos políticos" en tiempos de Somoza, y Tinoco fue vicecanciller.

Los tres, arrestados el mismo día, el domingo 13 de junio pasado, se distanciaron de Ortega por la forma vertical y autoritaria con la que conducía el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), y se sumaron al antiguo Movimiento Renovador Sandinista (MRS), ahora llamado Unión Democrática Renovadora (Unamos).

El exguerrillero Hugo Torres, de 73 años y vicepresidente de Unamos, fue arrestado por la Policía de Nicaragua bajo la acusación de "traición a la patria". En 1974 arriesgó su vida para liberar de la cárcel a Ortega, a quien señaló, antes de su captura, de encabezar ahora "una nueva dictadura".

"Hace 46 años arriesgué la vida para sacar de la cárcel a Daniel Ortega y a otros compañeros presos políticos", señaló el general de brigada en retiro y exjefe de inteligencia militar en un video que grabó antes de su arresto.

El 27 de diciembre de 1974 Torres participó en un comando sandinista que asaltó a la residencia de José María Castillo Quant, uno de los ministros de Somoza Debayle, fallecido la noche del ataque, y que permitió la liberación de un grupo de reos políticos, entre ellos Ortega, que llevaba siete años en prisión.

"Hace 46 años arriesgué la vida para sacar de la cárcel a Daniel Ortega y a otros compañeros presos políticos", señaló el general de brigada en retiro y exjefe de inteligencia militar en un video que grabó antes de su arresto

En 1978 volvió a arriesgar su vida en otro asalto junto con la exguerrillera y también arrestada, Dora María Téllez "y otros compañeros, para liberar a 60 presos políticos, entre ellos Tomás Borge, Doris Tijerino, René Núñez,y otros" dirigentes sandinistas.

En la grabación, Torres destacó que en su época de guerrillero "la dictadura de Somoza no logró encarcelarme", y ahora, que libra una lucha "de forma cívica y pacífica contra una nueva dictadura", ha sido detenido.

A la también exguerrillera Dora María Téllez la inmortalizó el Nobel de Literatura colombiano Gabriel García Márquez con su crónica sobre el asalto al Palacio Nacional, que calificó como "la operación de mayor audacia en la historia de la guerrilla urbana de Latinoamérica".

Téllez, entonces de 22 años, era la número 2 del Comando "Rigoberto López Pérez", conformado por 25 combatientes, que tomó por asalto el Palacio Nacional en la denominada Operación Muerte al Somocismo u Operación Chanchera, al mando del legendario Comandante Cero Edén Pastora, ya fallecido.

García Márquez describió a Téllez como "una muchacha muy bella, tímida y absorta, con una inteligencia y un buen juicio que le habrían servido para cualquier cosa grande en la vida".

Téllez, que estudiaba medicina cuando fue reclutada por el FSLN, lideró el llamado Frente Occidental durante la insurrección final, y tras el triunfo de la revolución sandinista fue ministra de Salud y formó parte del Consejo de Estado.

Se distanció del FSLN en 1995 cuando un grupo de disidentes, entre ellos el escritor y exvicepresidente Sergio Ramírez Mercado, actualmente retirado de la política, fundaron el MRS.

Tinoco, que abandonó sus estudios de sociología y lideró una columna guerrillera en departamentos (provincias) del norte, es otro combatiente histórico acusado por "traición a la patria".

Fue embajador de Nicaragua ante la ONU y vicecanciller durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990), miembro del directorio nacional del FSLN, y diputado durante tres períodos.

En 2001 participó en una consulta popular para competir por la candidatura presidencial del FSLN, que ganó Ortega, y denunció graves irregularidades.

En febrero de 2005 fue expulsado de las filas del FSLN por apoyar las aspiraciones presidenciales del exalcalde de Managua, Herty Lewites, ya fallecido.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1