Políticos de ambos partidos en Estados Unidos piden a Biden mantener la presión sobre Cuba

La iniciativa partió de la fundación Inspire America, que busca promover la libertad en Cuba y no tiene afiliación política

A juicio de Menéndez, las protestas han reafirmado lo que "todos sabemos: que el pueblo cubano quiere que se escuche su voz". (EFE)
A juicio de Menéndez, las protestas han reafirmado lo que "todos sabemos: que el pueblo cubano quiere que se escuche su voz". (EFE)

(EFE).- Congresistas y alcaldes de los dos partidos apoyaron este miércoles una petición al gobierno de EE UU para que no suavice la política hacia Cuba si no hay avances hacia la libertad y la democracia en ese país y para que tenga en cuenta la opinión de los cubanoestadounidenses.

El senador demócrata Bob Menéndez y los republicanos Marco Rubio y Rick Scott, además de los congresistas Carlos Giménez, Mario Díaz Balart y María Elvira Salazar, y varios alcaldes del sur de Florida respaldaron una declaración en ese sentido de dirigentes del exilio y de miembros de la comunidad cubanoestadounidense.

"La política estadounidense hacia Cuba no es la creación de un partido o de un presidente, está y debería estar guiada por los principios fijados en la Ley Democrática Cubana y la Ley de la Libertad y la Solidaridad Democrática Cubana", señala la declaración suscrita por una treintena de destacados cubano-estadounidenses.

"La política estadounidense hacia Cuba no es la creación de un partido o de un presidente, está y debería estar guiada por los principios fijados en la Ley Democrática Cubana y la Ley de la Libertad y la Solidaridad Democrática Cubana"

La iniciativa partió de la fundación Inspire America, que busca promover la libertad en Cuba y no tiene afiliación política.

Su presidente, el abogado Marcell Felipe, dijo ayer que la Administración del presidente Joe Biden "ha empezado bien" en lo que se refiere a la Isla y le agradeció que dijera que los estadounidenses de origen cubano van a contar a la hora de decidir qué política aplicar al régimen comunista.

También destacó algunos comentarios duros del secretario de Estado, Antony Blinken, respecto a los derechos humanos en Cuba.

Felipe fue el anfitrión de un acto celebrado en el Museo de la Diáspora Cubana en Miami, al que asistieron muchos de los firmantes de la declaración y algunos de los cargos electos que la apoyan, como el congresista republicano Carlos Giménez, exalcalde de Miami y cercano al expresidente Donald Trump.

Giménez resumió lo que, a su juicio, debería hacer el Gobierno de Cuba para que la política de mano dura de los Estados Unidos cambiase: liberación de todos los presos políticos, restablecimiento de los derechos civiles para "todos los cubanos" y elecciones libres y democráticas.

En la declaración, se pide al Gobierno de Biden que no saque a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo, una decisión de último momento de la Administración de Trump, que renueve el apoyo a la oposición cubana y que desembolse fondos para que Radio y TV Martí pueda usar tecnologías de internet con el fin de que sus emisiones puedan llegar sin interferencias a Cuba.

Las menciones y elogios a la política de sanciones económicas y presión aplicada por Trump fueron frecuentes durante el acto, en el que hubo numerosos oradores, la gran mayoría republicanos

Las menciones y elogios a la política de sanciones económicas y presión aplicada por Trump fueron frecuentes durante el acto, en el que hubo numerosos oradores, la gran mayoría republicanos.

El senador demócrata de origen cubano Bob Menéndez, que preside el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, incidió en que desde ese importante puesto se esforzará para que promover la democracia y el respeto a los derechos humanos sea un componente esencial de la política exterior de EE UU, algo que, según dijo, comparte Biden. Esto "absolutamente incluye la política hacia Cuba", dijo en español en un mensaje por videoconferencia.

Menéndez subrayó que el régimen cubano "ha encontrado nuevas herramientas para socavar los valores democráticos" y mencionó que en los dos últimos años ha promulgado los decretos 349 y 370 que "restringen aun más la libertad de expresión y de prensa en Cuba".

El senador demócrata hizo una referencia al Movimiento San Isidro de "valientes" artistas y activistas que protestan pacíficamente contra esos decretos al señalar que el Gobierno cubano cortó el 26 de noviembre pasado el internet en todo el país para "silenciar las noticias de las protestas".

A juicio de Menéndez, las protestas han reafirmado lo que "todos sabemos: que el pueblo cubano quiere que se escuche su voz, exige respeto a sus derechos humanos y quiere vivir en una sociedad basada en la tolerancia, la libre expresión y la democracia".

La política de EE UU hacia Cuba debe mostrar solidaridad hacia el pueblo cubano y producir "resultados tangibles" en los puntos que son importantes para los cubanos.

Otro demócrata que habló en el acto, el alcalde de Coral Gables, Raúl Valdés-Fauli, sorprendió al pedir en un video a Biden que mantenga la "política del anterior presidente" (Trump) hacia Cuba.

Otro demócrata que habló en el acto, el alcalde de Coral Gables, Raúl Valdés-Fauli, sorprendió al pedir en un video a Biden que mantenga la "política del anterior presidente" (Trump) hacia Cuba

Una política que, según el alcalde de la ciudad de Miami, Francis Suárez, ha tenido resultados notables y puso como ejemplo que el régimen cubano haya tenido que reconocer 200 categorías de trabajos de libre empresa porque si no la economía del país colapsaba. Suárez dijo que cuanto antes llegue la libertad a Cuba, antes llegará a países como Venezuela y Nicaragua.

Los senadores republicanos Scott y Rubio se dirigieron a los presentes en el Museo de la Diáspora por videconferencia, algo que también hicieron al final algunos miembros del Movimiento San Isidro y de la oposición interna en Cuba.

Scott, exgobernador de Florida, elogió las sanciones económicas impuestas por Trump a un régimen que se ha caracterizado por sus "atrocidades" desde hace mas de 60 años y pidió no bajar la guarda y luchar cada día "por un nuevo amanecer".

Rubio, de origen cubano, dijo que la política de EE UU hacia Cuba no solo afecta a los cubanos sino que tiene "graves implicaciones en la seguridad nacional y en la estabilidad de la región".

A lo largo del acto hubo fugaces alusiones a la política de normalización de relaciones con Cuba de Barack Obama y la falta de exigencias a Cuba a cambio.

La alusión más directa fue la del exalcalde de Miami Tomás Regalado, quien dijo que el presidente demócrata prometió que todo iba a ir bien en Cuba a partir del deshielo, pero "nada fue bien".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 33