Estados Unidos prohibirá la entrada de represores y sus familias

La Prohibición Khashoggi servirá también para impedir la llegada de exmiembros de la Policía cubana

Imagen de archivo del periodista disidente asesinado en 2018, Jamal Khashoggi. (EFE/Ali Haider)
Imagen de archivo del periodista disidente asesinado en 2018, Jamal Khashoggi. (EFE/Ali Haider)

El Departamento de Estado de EE UU informó este viernes de la puesta en marcha de la Prohibición Khashoggi (Khashoggi Ban), una política de restricción de visados que impedirá la entrada al país de represores de disidentes en otros países, incluso fuera de sus propias fronteras.

La medida lleva el nombre del periodista Jamal Khashoggi, residente estadounidense, que fue salvajemente asesinado en el Consulado de Arabia Saudí en Estambul, Turquía, en octubre de 2018.

"Las personas deberían poder ejercer sus derechos y libertades fundamentales sin miedo de represalia, castigo o daño del Gobierno", expresó el secretario de Estado estadounidense, Antony J. Blinken, en un comunicado. "Jamal Khashoggi pagó con su vida por expresar lo que pensaba".

Por eso, continúa Blinken, a la vez que presentaron un informe al Congreso sobre la investigación del caso, hacen pública la Prohibición Khashoggi: "para reforzar la condena mundial de ese crimen y oponerse a aquellos Gobiernos que se extienden más allá de sus fronteras para amenazar y atacar periodistas y supuestos disidentes por ejercer sus libertades fundamentales".

"Para los represores en Cuba que después quieren retirarse en Miami y aprovecharse de las oportunidades de este gran país envía un mensaje claro: sus crímenes no quedarán impunes"

La nueva política restringirá la entrada de aquellos que "actuando en nombre de un Gobierno extranjero", se crea que hayan "participado directamente en actividades extraterritoriales serias contra los disidentes, incluidas las que reprimen, acosan, vigilan, amenazan, o dañan a periodistas, activistas u otras personas percibidas como disidentes por su trabajo", especificó Blinken. El veto afecta también a los familiares de los represores, "cuando proceda".

Según el informe de los servicios de Inteligencia, el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, crítico de la monarquía saudí, fue ordenado por el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, hombre fuerte del régimen.

La prohibición se estrenó con la restricción de visado "a 76 sauditas que se cree han estado participando en la amenaza a disidentes en el exterior, incluso, pero sin limitarse al asesinato de Khashoggi", informó Blinken, que aseveró que "como una cuestión de seguridad para todos dentro de nuestras fronteras, no se debería permitir que [los responsables de esos actos en nombre de un Gobierno extranjero] lleguen a suelo estadounidense".

En Miami, la comunidad de exiliados cubanos acogió la medida con entusiasmo, según recoge el Nuevo Herald. Orlando Gutiérrez Boronat, del Directorio Democrático Cubano, declaró al diario miamense que la Prohibición Khashoggi "promete ser un instrumento muy efectivo en la lucha por el respeto a los derechos humanos en América Latina y el mundo". "Para los represores en Cuba que después quieren retirarse en Miami y aprovecharse de las oportunidades de este gran país envía un mensaje claro: sus crímenes no quedarán impunes", sentenció Boronat.

En los últimos años, han sido sonados los casos de represores cubanos que luego han emigrado a Estados Unidos y se han beneficiado de ayudas para refugiados.

El abogado Santiago Alpízar, de Cuba Represion ID y Cuba Demanda, que ha logrado llevar a los tribunales a dos de ellos, señaló al Herald que "con mucho pesar" ha visto entrar a represores y miembros de la Seguridad del Estado a Estados Unidos "tanto con visado como por la frontera con México".

"Esta medida se puede extender a funcionarios del Gobierno de Cuba que reprimen y golpean a periodistas. Estas personas no deberían visitar este país", aseveró.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 32