El Reino Unido aprueba el acuerdo de retirada de la Unión Europea

Escocia redobla su pulso con el Gobierno británico al solicitar un referéndum

El primer ministro británico ha conseguido hoy aprobar el acuerdo de salida de la UE, pero le acecha el problema del referendum escocés que reclama su ministrs principal, Nicola Sturgeon. (EFE)
El primer ministro británico ha conseguido hoy aprobar el acuerdo de salida de la UE, pero le acecha el problema del referendum escocés que reclama su ministrs principal, Nicola Sturgeon. (EFE)

(EFE).- El Parlamento británico, con mayoría conservadora, aprobó este viernes el proyecto de ley del acuerdo de retirada de la Unión Europea (UE), a fin de que el Reino Unido pueda salir del bloque en la fecha prevista del 31 de enero.

Los diputados de la Cámara de los Comunes autorizaron por 358 frente a 234 votos que el texto auspiciado por el primer ministro, Boris Johnson, pase a su siguiente trámite parlamentario, la fase de comités, donde podrá ser enmendado antes de su aprobación definitiva, ya en 2020.

Con una mayoría absoluta de 365 diputados, de un total de 650 en los Comunes, no cabe duda de que el Gobierno de Johnson conseguirá que la legislación sea ratificada.

Los diputados de la Cámara de los Comunes autorizaron por 358 frente a 234 votos que el texto auspiciado por el primer ministro

El proyecto, que transpone al derecho británico el acuerdo negociado por el primer ministro con Bruselas en octubre, incluye una nueva cláusula que prohíbe que un miembro del Gobierno extienda el periodo de transición posterior al brexit más allá de la fecha acordada, el 31 de diciembre de 2020.

Elimina además unas disposiciones anteriores que otorgaban al Parlamento cierto control sobre la negociación con la UE en torno a la futura relación comercial, que comenzarán una vez el país esté fuera del bloque comunitario.

El Gobierno también ha suprimido asimismo una cláusula en la que se expresaba el compromiso a no rebajar los estándares laborales adquiridos a través de la legislación europea, lo que Johnson asegura que abordará en otra ley diferente.

Al inaugurar el debate previo a la votación, el líder conservador pidió a los parlamentarios unidad para materializar la salida de la UE, en cumplimiento al resultado del referéndum de 2016, cuando un 52 frente a un 48% de los británicos apoyó el brexit.

"Este es el momento de actuar juntos" y de "escribir un nuevo capítulo en la historia del país", dijo, e instó a aprovechar las oportunidades que se presentan tras la salida del país del bloque europeo.

Sin embargo, el Partido Laborista, primero de la oposición, consideró que el pacto obtenido por Johnson ya "era malo" y con los últimos cambios "es peor", puesto que aumenta la posibilidad de una ruptura sin acuerdo comercial en 2020 y debilita las protecciones a los derechos de los trabajadores y medioambientales.

Tras esta votación, las cámaras de los Comunes y Lores entran ahora en el receso navideño y reanudarán su actividad el 7 de enero

Tras esta votación, la primera del nuevo Parlamento tras la victoria conservadora en las elecciones del 12 de diciembre, las cámaras de los Comunes y Lores entran ahora en el receso navideño y reanudarán su actividad el 7 de enero.

El día anterior se abrió uno de los problemas que han deparado las elecciones para Johnson, a pesar de su contundente victoria. El Gobierno escocés redobló su pulso al Ejecutivo británico al solicitar formalmente la celebración de un nuevo referéndum de independencia, una petición a la que el primer ministro, Boris Johnson, se opone y que eleva la tensión entre Londres y Edimburgo.

La ministra principal de Escocia, la nacionalista Nicola Sturgeon, presentó el documento remitido a Downing Street, en que se detalla la propuesta para convocar un segundo referéndum a finales de 2020, con el argumento de que las elecciones generales del 12 de diciembre otorgan a su ejecutivo un "mandato democrático".

"Escocia dejó muy en claro la semana pasada que no quiere que un Gobierno conservador dirigido por Boris Johnson nos saque de la Unión Europea", declaró y precisó que este será el resultado, dada la mayoría absoluta lograda por los conservadores, si no existe "la oportunidad de considerar la alternativa de independencia".

En los comicios, el Partido Nacionalista Escocés (SNP) logró la mayoría de los apoyos en las circunscripciones escocesas, lo que se tradujo en 48 de los 59 escaños reservados a esta región

En los comicios, el Partido Nacionalista Escocés (SNP) logró la mayoría de los apoyos en las circunscripciones escocesas, lo que se tradujo en 48 de los 59 escaños reservados a esta región, mientras los conservadores, que lograron aumentar sus votos en casi todo el país, solo lograron retener 6 de sus 13 diputados en Escocia.

"Pedimos al Gobierno del Reino Unido que negocie y acuerde la transferencia de poderes que pondría fuera de toda duda el derecho del Parlamento escocés a legislar un referéndum sobre la independencia", declaró Sturgeon, que precisó que el brexit ha cambiado las circunstancias en que se votó en 2014.

Escocia celebró entonces un referendo, en que el 55% rechazó la separación -argumento en el que Johnson basa su negativa a negociar una nueva cita con las urnas- pero en 2016, un 62% de escoceses optó por permanecer en la Unión Europea (UE) y eso para el SNP supone un cambio de escenario que justifica una nueva votación.

En respuesta a la petición, Johnson dijo que trabajará para "fortalecer la unidad" de las naciones que forman el Reino Unido y no permitirá que "se rompa" lo que calificó de "sagrada herencia".

"Creo que fue la propia Nicola Sturgeon quien dijo que el referéndum en 2014 era un hecho único durante una generación", afirmó Johnson en su discurso de inicio de la nueva legislatura.

Para el premier, el SNP debería centrarse "en sus prioridades" a nivel regional, en lugar de "tratar de romper" el país.

En 2016, un 62% de escoceses optó por permanecer en la Unión Europea (UE) y eso para el SNP supone un cambio de escenario que justifica una nueva votación

La líder nacionalista ya avanzó que se esperaba la negativa del Gobierno británico, pero matizó que deberá "explicar por qué cree que es aceptable ignorar unas elecciones tras otras en Escocia y anular un mandato democrático más fuerte que el que él (Boris Johnson) reclama para su acuerdo del brexit'.

Ante este posicionamiento, destacó que su gabinete considerará "todas las opciones" que estén al alcance, pero recalcó que la negativa a negociar no supondrá "el fin de la cuestión".

Es posible que el Gobierno escocés acuda a los tribunales si Londres persiste en su posicionamiento, aunque Sturgeon descartó concretar más sus planes, aduciendo que son los conservadores quienes perdieron las elecciones en Escocia con la promesa de evitar un referéndum, por lo que deben explicar qué piensan hacer.

El acuerdo de Londres es imprescindible para poder convocar una consulta vinculante y que cumpla totalmente con la legalidad, como pretende el Ejecutivo escocés, que junto al documento presentó también "el proyecto de ley que le daría efecto".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0