Al menos diez muertos por un ataque ruso contra un centro comercial de Kremenchuk

Rusia ha entrado en suspensión de pagos, según Bloomberg

EE UU aumenta los aranceles a productos rusos y veta las importaciones de oro

El G7 traza respuestas contundentes desde Alemania a un Putin envalentonado

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha informado en Telegram de que en el interior de esas instalaciones había más de un millar de personas. (Captura)
El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha informado en Telegram de que en el interior de esas instalaciones había más de un millar de personas. (Captura)

(EUROPA PRESS Y EFE).- Al menos diez personas han muerto y 40 más han resultado heridas, nueve de ellas de carácter grave, como consecuencia de un ataque con misiles perpetrado este lunes sobre un centro comercial de la localidad ucraniana de Kremenchuk, según un primer balance de las autoridades.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha informado en Telegram de que en el interior de esas instalaciones había más de un millar de personas, lo que anticiparía un alto número de víctimas. Asimismo, ha difundido imágenes del establecimiento en llamas y con un intenso humo como ejemplo de la destrucción.

El mandatario ha lamentado que Rusia haya bombardeado de nuevo un enclave sin interés militar de ningún tipo, donde cientos de personas intentaban llevar "una vida normal" al margen del conflicto. "La cantidad de víctimas es imposible de imaginar", ha añadido.

"La situación es difícil, pero el fuego no se está extendiendo. La Policía, la Guardia Nacional y el Ejército están trabajando en las labores de rescate"

Un portavoz de la oficina presidencial, Kirilo Timoshenko, ha cifrado en dos fallecidos y 20 heridos el balance provisional de víctimas, si bien "la operación de rescate continúa". El Ministerio del Interior ha compartido imágenes de gente intentando huir de entre las llamas.

El comandante de la administración regional militar de Poltava, Dimitro Lunin, ha explicado de los 20 heridos, nueve están en estado grave y ha destacado que hay 115 efectivos de los servicios de emergencia trabajando en el lugar, incluidos los bomberos que trabajan en la extinción del incendio.

"La situación es difícil, pero el fuego no se está extendiendo. La Policía, la Guardia Nacional y el Ejército están trabajando en las labores de rescate", ha indicado Lunin en declaraciones recogidas por la televisión ucraniana Kolo.

Además, ha denunciado que "el ataque ruso contra el centro comercial Amstor de Kremenchuk no tiene otro objeto que aterrorizar a los ucranianos". "Es un lugar civil al que ucranianos pacíficos vienen a comprar. ¡Está cada vez más claro que el objetivo de Rusia es el genocidio de los ucranianos!", ha advertido.

Los 30 días de gracia para que los acreedores de Rusia recibieran el pago expiraron este domingo

Por ptra parte Rusia ha entrado en suspensión de pagos por primera vez en cien años al pasar el periodo de gracia para el abono de cerca de 100 millones de dólares en concepto de intereses de su deuda soberana, informó este lunes la agencia Bloomberg. Los 30 días de gracia para que los acreedores de Rusia recibieran el pago expiraron este domingo.

Según Bloomberg, esta situación se considera un evento de suspensión de pagos y es la "culminación de las sanciones occidentales cada vez más severas que han bloqueado las vías de pago a los acreedores extranjeros".

"Es un signo sombrío de la rápida conversión del país (Rusia) en un paria económico, financiero y político", señaló la agencia. Al mismo tiempo, destacó que de momento, tomando en consideración el daño que ya ha sufrido la economía y el mercado de Rusia, la suspensión de pagos tiene de momento un "carácter más bien simbólico y no es gran cosa para los rusos".

El Ministerio de Finanzas de Rusia declaró el jueves de la semana pasada que cumplió en su totalidad con las obligaciones de servicio de la deuda estatal de la Federación Rusa.

Tomando en consideración el daño que ya ha sufrido la economía y el mercado de Rusia, la suspensión de pagos tiene de momento un "carácter más bien simbólico y no es gran cosa para los rusos"

La cartera informó de que ingresó 12.510 millones de rublos, equivalente a 234,9 millones de dólares, a la depositaria nacional que actúa como agente de pago de los eurobonos.

El abono en rublos se efectuó en virtud de un decreto del presidente ruso, Vladímir Putin, según el cual "las obligaciones frente a los eurobonos de la Federación Rusa se reconocen como cumplidas si se realizan en rublos por un monto equivalente al valor de las obligaciones en moneda extranjera".

Rusia acusa a Occidente de impedir el pago de su deuda con medidas como el bloqueo de su depositaria nacional por la Unión Europea y la no renovación por Estados Unidos de la licencia que le permitía a Moscú pagar temporalmente su deuda en dólares.

A las malas noticias para Moscú se suma la decisión de Estados Unidos, que aumentará este lunes los aranceles a más de 570 categorías de productos del país valorados en 2.300 millones de dólares y vetará las importaciones de oro, informó un funcionario de alto rango de la Casa Blanca.

En una conversación telefónica con periodistas la fuente explicó que el presidente estadounidense, Joe Biden, y el resto del líderes del G7, reunidos en Elmau (Alemania), "buscarán la autoridad para emplear los ingresos obtenidos con los nuevos aranceles sobre bienes rusos para ayudar a Ucrania y garantizar que Rusia paga el coste de la guerra".

La Casa Blanca aseguró en un comunicado que estas medidas contribuirán a restringir la capacidad de Moscú de beneficiarse de las ventas en el mercado de EE UU y "están calibradas de forma cuidadosa para imponer costes en Rusia, al tiempo que se minimizan los costes contra los consumidores estadounidenses".

Respecto al oro, el Gobierno de Washington precisó que va a prohibir las nuevas importaciones de este mineral a EE UU, "lo que impedirá la participación rusa en el mercado de oro formal"

Respecto al oro, el Gobierno de Washington precisó que va a prohibir las nuevas importaciones de este mineral a EE UU, "lo que impedirá la participación rusa en el mercado de oro formal".

La idea respecto al oro ruso es compartida por el británico Johnson, aparentemente determinado a que el resto del G7 –es decir, incluidos los socios de la Unión Europea (UE), Alemania, Francia e Italia– se una a esas sanciones.

Las delegaciones de los tres socios de la UE del club de los poderosos están abordando ya esta posible ampliación de las sanciones, aunque por el momento no hay decisiones, indicaron fuentes alemanas.

Asimismo, EE UU adelantó que el G7 se comprometerá a continuar con los esfuerzos para evitar las actividades de "evasión y reposición".

En concreto, los Departamentos de Estado y del Tesoro estadounidenses impondrán medidas contra personas vinculadas a las tácticas rusas para evadir las sanciones contra Moscú y contra compañías, a las que se les prohibirá adquirir productos y tecnologías fabricados en EE UU, en sectores como el de los semiconductores.

En paralelo, el G7 se comprometerá a ayudar a Kiev a cubrir "su déficit presupuestario a corto plazo", lo que incluye 7.500 millones de dólares aportados por EE UU, indicó el funcionario estadounidense.

La Casa Blanca anticipó también que los líderes del G7 anunciarán nuevos compromisos de seguridad a largo plazo para "proporcionar a Ucrania apoyo financiero, humanitario, militar y diplomático" el tiempo que sea necesario y lo que incluirá más equipos de defensa y sistemas sofisticados de armas.

La contienda en Ucrania dominará las sesiones de este lunes en la cumbre del G7, donde el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, se dirigió virtualmente a los dirigentes reunidos en Alemania.

La contienda en Ucrania dominará las sesiones de este lunes en la cumbre del G7, donde el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, se dirigió virtualmente a los dirigentes reunidos en Alemania

Los líderes del G7 abrieron este domingo su cumbre en Baviera, en el sur de Alemania, entre promesas de respuestas contundentes a Moscú, comandadas por Estados Unidos y Reino Unido, y exhibiciones de poder militar por parte de Rusia en Ucrania con ataques contra Kiev.

El canciller alemán, Olaf Scholz, y el presidente estadounidense, Joe Biden, acudieron al castillo de Elmau dispuestos a mostrar cohesión, el término más empleado en una cumbre estratégicamente colocada entre la de la Unión Europea (UE), el pasado jueves, y la de la OTAN en Madrid, el próximo miércoles.

"Tenemos que asegurarnos de que estamos unidos y continuamos trabajando en los retos económicos a los que nos enfrentamos", le dijo Biden a Scholz en el breve intercambio de palabras ante las cámaras, tras una bilateral previa al G7.

"Todos los estados del G7 estamos preocupados por la crisis que tenemos que afrontar. En algunos países caen los índices de crecimiento, sube la inflación, escasean los combustibles, las cadenas de suministro se bloquean", reconoció el canciller alemán, tras la primera sesión en formato G7.

Biden, Scholz, el francés Emmanuel Macron, el italiano Mario Draghi, el canadiense Justin Trudeau, el británico Boris Johnson y el japonés Fumio Kishida posaron para la foto de familia sonrientes, sin corbata, bajo el sol y desde el imponente paisaje montañés de Elmau, a 1.000 metros de altitud.

Al anhelo de cohesión se sumó el de mostrar optimismo pese a los malos tiempos. "Estamos convencidos de que sabremos dar una respuesta a los desafíos de la brutal agresión rusa", aseguró Scholz.

Pero mientras Biden y Johnson, a través de twitter o desde sus delegaciones, avanzaban una determinación compartida del G7 por endurecer las medidas contra Moscú, desde la UE se recordaba que había que velar porque esas sanciones no reviertan contra quienes las dictan.

Berlín no considera que Alemania deba asumir un papel de liderazgo dentro de la UE respecto a la guerra de Ucrania, tal como aparentemente propone la Casa Blanca.

El propósito de Scholz es "buscar consensos", más que asumir un liderazgo, tanto en el ámbito del G7 como en las reuniones a las que se sumarán este lunes los líderes de los cinco países invitados

El propósito de Scholz es "buscar consensos", más que asumir un liderazgo, tanto en el ámbito del G7 como en las reuniones a las que se sumarán este lunes los líderes de los cinco países invitados a la cumbre -India, Indonesia, Sudáfrica, Senegal y Argentina.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel –presente en Elmau junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen– expresó su confianza en que se encuentren soluciones para sancionar al sector del oro ruso, sin sufrir las consecuencias de esa decisión.

Su declaración remitía a la situación de parte de Europa, que está sufriendo las consecuencias de la reducción de suministros por parte de Moscú -muy especialmente Alemania, dependiente del gas ruso.

Mucho mejor eco encontró, por parte de la UE, el propósito de Scholz se avanzar en el llamado Club del Clima, al que Berlín quiere se unan, junto a las potencias del G7, un amplio espectro de otros países industrializados, desde una perspectiva "inclusiva".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 26