Sandinistas gritan "Mi comandante se queda" y opositores piden su dimisión

Los partidarios de Daniel Ortega, que en su mayoría portaban banderas de su partido, marcharon desde la Plaza de las Victorias hasta la Avenida de Bolívar a Chávez

Nicaragüenses se manifestaron contra el gobierno de Daniel Ortega este sábado en el municipio de Granada. (EFE)
Nicaragüenses se manifestaron contra el gobierno de Daniel Ortega este sábado en el municipio de Granada. (EFE)

(EFE).- Miles de  sandinistas  salieron hoy una vez más a las calles de Managua para manifestar su respaldo al presidente Daniel Ortega con gritos de "Mi comandante se queda", mientras los opositores hicieron lo mismo en diferentes municipios pero para pedir la dimisión del mandatario.

El gobernante recibió este sábado el apoyo de miles de sus seguidores, entre ellos empleados públicos y miembros de la Juventud Sandinista, en medio de una crisis que en más de cuatro meses ha dejado centenares de muertos.

Los  sandinistas , que en su mayoría portaban banderas de su partido, marcharon desde la Plaza de las Victorias hasta la Avenida de Bolívar a Chávez, en un recorrido de unos cuatro kilómetros, con consignas a favor del mandatario.

Durante el acto, que se convirtió en una fiesta sandinista, los presentes cantaron y bailaron una canción estilo cumbia, titulada "El comandante se queda", cuya letra empieza con "¡Aunque te duela! ¡Aunque te duela! el comandante aquí se queda. Daniel, Daniel, el pueblo está con él", que el sandinismo y la Policía usan como símbolo de las manifestaciones a favor del presidente.

También bailaron merengue, salsa y otros ritmos musicales amenizados por una banda local, que dio a la actividad un ambiente de carnaval.

"Estamos aquí en respaldo de nuestro comandante Daniel Ortega y para exigir justicia por el terrorismo golpista", dijo a periodistas el coordinador de la Juventud Sandinista, Milton Ruiz, en referencia a quienes protestan contra el Gobierno desde el pasado 18 de abril.

"Ellos cometieron esos crímenes, que paguen por ellos", agregó.

En tanto, otros miles de nicaragüenses marcharon, por separado, en diferentes municipios para pedir la dimisión del mandatario.

En la ciudad colonial de Granada, 45 kilómetros al sureste de Managua, unas 300 personas se movilizaron para protestar contra la gestión del Gobierno

En la ciudad colonial de Granada, 45 kilómetros al sureste de Managua, unas 300 personas se movilizaron para protestar contra la gestión del Gobierno, pese a la presencia de policías y antimotines a lo largo del recorrido.

A esa marcha estaba previsto que se unieran cientos de personas procedentes de Managua, pero no lograron llegar debido al "asedio" policial y parapolicial en la capital, según denunciaron los organizadores de la caravana que fue dispersada por las fuerzas gubernamentales.

En Granada, la manifestación se llevó a cabo pese a la fuerte presencia de uniformados armados que cerraron la calle por la que debía discurrir la marcha.

Un joven granadino, que pidió no ser identificado, dijo a Efe que los nicaragüenses seguirán manifestándose "hasta que el presidente entienda que ya el pueblo no lo quiere, no lo quieren en Nicaragua".

"Nosotros vamos a seguir en la calle hasta que él (Ortega) se vaya, porque ya no lo queremos más (...) y de que se va, se va", insistió el manifestante.

Además de Granada y Managua, los opositores se manifestaron también en las ciudades de León y Chinandega (noroeste), Estelí (norte), y Camoapa (centro), de acuerdo con los organizadores.

Según un análisis divulgado hoy por el organismo cívico Movimiento por Nicaragua (MpN), para salir de la crisis en que se encuentra sumergida Nicaragua es necesario adelantar las elecciones, a lo que Ortega se opone.

Durante la jornada, la Coordinadora Universitaria por la Democracia y la Justicia (CUDJ) denunció la detención arbitraria de 16 universitarios y tres documentalistas, entre ellas una brasileña, cuando se dirigían a Granada para participar en la marcha contra el Gobierno.

Entre los detenidos se encuentra la documentalista de origen brasileño Emilia Mello, y sus colegas nicaragüenses Arielka Juárez y Ronny Cajina, según la denuncia, a la que aún no se ha referido la Policía Nacional.

Desde abril pasado, miles de nicaragüenses han salido a las calles a protestar contra Ortega, en el marco de una crisis que ha dejado entre 322 y 448 muertos, según organismos humanitarios internacionales y locales, mientras el Gobierno reconoce 198 fallecidos y denuncia un intento de golpe de Estado.

El Ejecutivo sostiene que ha logrado superar "el intento de golpe de Estado, gracias a acciones coordinadas Gobierno-pueblo"

El Ejecutivo sostiene que ha logrado superar "el intento de golpe de Estado, gracias a acciones coordinadas Gobierno-pueblo", y que ha entrado "en un momento de hacer justicia y reparación de las 198 víctimas del terrorismo golpista".

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) elevó este viernes a 322 la cifra de muertos durante las protestas, de los que la mayoría, afirma, perdieron la vida "como resultado de la acción estatal".

Las manifestaciones contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción. 

___________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4