La Señorita Dayana, ícono del cubatón, pide ayuda para los damnificados por Irma en Cuba

El camino de emancipación y empoderamiento por el que Chávez apuesta la ha llevado a enfrentarse con un mundo diseñado por y para hombres

La Señorita Dayana en su último sencillo 'Plato de segunda mesa'. (Captura)
La Señorita Dayana en su último sencillo 'Plato de segunda mesa'. (Captura)

Joven, atrevida y feminista, La Señorita Dayana reivindica la figura de las mujeres en la música urbana. En una conversación con 14ymedio en Miami, donde llegó para promocionar su último sencillo, Plato de segunda mesa, la artista, un ícono del cubatón, habló de su carrera pero también pidió ayuda para Cuba, devastada tras el paso del huracán Irma.

La artista rechaza hablar del incidente que protagonizó en un programa de televisión de Miami en el que abandonó el set ante la insistencia de varios presentadores que le pedían un pronunciamiento sobre la política del Gobierno cubano y prefiere centrarse en lo que la ha llevado a cruzar el estrecho: su música.

La autora de temas como A ti lo que duele y La mentira se opone al rol asignado a las mujeres en la música urbana como simples objetos del deseo sexual de los hombres. "Para mí ha sido vital reivindicar la defensa del papel de la mujer en este género", explica Dayana Chávez, nombre real de La señorita Dayana.

El camino de emancipación y empoderamiento por el que Chávez apuesta la ha llevado a enfrentarse con un mundo diseñado por y para hombres. Pocas mujeres se dedican al cubatón y la música urbana, y triunfar en estos géneros es un camino azaroso para las artistas femeninas, que tienen que enfrentarse a tabúes como el machismo y productores que sobredimensionan la importancia de la belleza femenina en detrimento de la voz de la cantante.

Pocas mujeres se dedican al cubatón y la música urbana, y triunfar en estos géneros es un camino azaroso para las artistas femeninas

"Nunca defendí el género [del cubatón] y pensaba que si cantaba este tipo de música no me valorarían como artista", explica La Señorita Dayana.

Nacida en un pueblo del interior en Las Tunas, Chávez se trasladó junto a su familia a Siboney, en la provincia de Camagüey, siendo muy pequeña. Allí dio sus primeros pasos en la vida y el arte. "Mi abuela conserva una foto de mi infancia donde hago un gesto que toda la familia interpreta como mi primer baile", dice.

Chávez creció como artista y se preparó para ingresar en la Escuela Nacional de Arte (ENA), en la que se graduó luego como bailarina. "El canto me gustaba, pero más el baile. Un día tuve la oportunidad de cantar junto a William el Magnífico en un proyecto apadrinado por Adriano DJ y, a partir de entonces, comencé a tomarme en serio lo del canto", explica.

Adriano DJ dirige el proyecto artístico Havaneando, una de las mayores plataformas de promoción musical en la Isla desde hace más de una década y que ha marcado un antes y un después en la vida de La Señorita Dayana. Él fue quien la animó a cantar y la principal persona tras del éxito de algunos de sus temas.

"Más que todo me considero una cantante pop", dice Chávez. El salto al cubatón con el que tanto éxito ha cosechado se lo debe también a Adriano DJ, quien la animó a cultivar el género tanto por la importancia comercial del mismo como por ser una manera de llegar al público joven, que sigue este tipo de música. En 2016, Havaneando le concedió el premio Top Ten 2016 por la popularidad de sus canciones.

La carrera musical de La Señorita Dayana en Cuba está en su mejor momento

La carrera musical de La Señorita Dayana en Cuba está en su mejor momento. Ampliamente escuchada en toda la Isla, ha cantado en los temas de varios veranos y compartido el escenario con artistas Zenaida Armenteros, el Chacal, Gente de Zona, Mayda Mitchel y Héctor Tellez.

"Me dicen que tengo más kilometraje que una guagua Yutong, (los ómnibus chinos que cubren las rutas interprovinciales) porque he visitado muchísimos pueblos de una punta a la otra de la Isla", dice con orgullo.

La artista rompió a llorar a su llegada al aeropuerto al ser preguntada por la situación en que dejó la Isla al salir. "Me duele cómo ha quedado devastado el país por el paso del ciclón. Eso está claro", explicó la intérprete, quien dijo que estaba dispuesta a participar "en cualquier concierto para recaudar fondos para los damnificados" o en algún proyecto que permita visitar las áreas afectadas y "llevar un poco de alegría" a quienes lo perdieron todo.

"Hago un llamado a los cubanos de ambas orillas porque este es un momento para unirnos. A veces la gente piensa que un pequeño gesto no tiene repercusión, pero en realidad puede hacer mucho bien a quien está necesitado", dijo. "No se queden de brazos cruzados, Cuba nos necesita a todos", añadió.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 19