La OEA acuerda "no reconocer la legitimidad" del Gobierno de Nicolás Maduro

Solo cuatro jefes de Estado acuden a la controvertida jura de Maduro

La votación de la OEA tuvo lugar en Washington poco después de que Maduro jurara un segundo mandato de seis años. (Twitter/@leticiadeCuba)
La votación de la OEA tuvo lugar en Washington poco después de que Maduro jurara un segundo mandato de seis años. (Twitter/@leticiadeCuba)

(EFE).- La Organización de Estados Americanos (OEA) acordó hoy "no reconocer la legitimidad del período del régimen de Nicolás Maduro a partir del 10 de enero de 2019", y llamó a que se celebren nuevos comicios "en una fecha cercana" con observación internacional.

En una reunión extraordinaria de su Consejo Permanente, una resolución en ese sentido presentada por Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, EE.UU., Perú y Paraguay logró 19 votos a favor, 6 en contra, 8 abstenciones y una ausencia, y será transmitida "inmediatamente" al secretario general de las Naciones Unidas.

La delegación venezolana, liderada por el embajador Samuel Moncada, rechazó la realización de la reunión del Consejo Permanente de la OEA como un "acto hostil e inamistoso" y anticipó que no reconocerá "ninguna decisión que pudiera adoptarse".

La votación tuvo lugar en Washington poco después de que Maduro jurara un segundo mandato de seis años tras imponerse en mayo del año pasado en unos controvertidos comicios a los que no se presentó el grueso de la oposición por considerarlos fraudulentos o porque sus principales líderes estaban inhabilitados o presos.

En la resolución, los países integrantes de la OEA llamaron "a la realización de nuevas elecciones presidenciales con todas las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y legítimo".

En la resolución, los países integrantes de la OEA llamaron "a la realización de nuevas elecciones presidenciales con todas las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y legítimo"

Dicho proceso, de acuerdo al documento, debe celebrarse "en una fecha cercana con presencia de observadores internacionales".

En ese sentido, reafirmaron que "solo a través de un diálogo nacional con la participación de todos los actores políticos y otros actores interesados venezolanos, se podrá alcanzar la reconciliación nacional y acordar las condiciones indispensables para celebrar un nuevo proceso electoral que refleje realmente la voluntad de los ciudadanos venezolanos y resuelva de manera pacífica" la crisis.

La resolución demanda además "la inmediata e incondicional liberación de todos los presos políticos".

También insta al "régimen venezolano" a que permita el "inmediato ingreso de ayuda humanitaria" para su pueblo, a fin de "prevenir el agravamiento de la crisis humanitaria y de salud pública".

Asimismo, urge a los Estados miembros y Observadores Permanentes de la OEA adopten "de conformidad con el derecho internacional y su legislación nacional", las "medidas diplomáticas, políticas, económicas y financieras" que consideren para "contribuir a la restauración del orden democrático" en ese país.

En el documento acordaron además "expresar la activa solidaridad con el pueblo venezolano y su compromiso de mantener bajo seguimiento la situación en Venezuela y apoyar medidas diplomáticas que faciliten la restauración de las instituciones democráticas y el pleno respeto a los derechos humanos".

En junio del año pasado, pocos días después de las elecciones en Venezuela, la OEA aprobó en su Asamblea General una resolución que abrió la puerta a la suspensión del país caribeño del organismo y declaró ilegítima la reelección de Maduro como presidente.

El Gobierno de Maduro pidió dejar la OEA el 28 de abril de 2017, una salida que debe hacerse efectiva en este 2019.

El Gobierno de Maduro pidió dejar la OEA el 28 de abril de 2017, una salida que debe hacerse efectiva en este 2019

Solamente los presidentes de cuatro países decidieron acudir al acto de juramentación de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela que se llevó a cabo este jueves en medio de cuestionamientos sobre la legitimidad de los comicios en los que el líder chavista obtuvo la reelección.

Los mandatarios de Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega; Cuba, Miguel Díaz-Canel y El Salvador, Salvador Sánchez Cerén encabezaron la lista de dignatarios que acompañaron a Maduro junto a otra veintena de representantes internacionales.

Una fuente del Gobierno chavista, que pidió conservar el anonimato, aseguró a Efe que fueron más de 100 delegaciones extranjeras invitadas al acto pero se negó a ofrecer más detalles al respecto.

La cancillería venezolana ha informado hasta el momento sobre la asistencia del vicepresidente de Turquía, Fuat Oktay; el vicepresidente del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de Rusia, Ilyas Umakhanov; el primer ministro de San Cristóbal y Nieves, Timothy Harris, el viceprimer ministro de Bielorrusia, Igor Liashenko; y el ministro de Agricultura y Asuntos Rurales de China, Han Changfu.

La lista de altos representantes internacionales la integran también el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Mohammed Sanussi Barkindo; el ministro de Energía de Argelia, Mustapha Guitouni; y el ministro de Economía, Desarrollo, Petróleo, Comercio e Inversión de Belice, Erwin Contreras.

El canal estatal VTV y la agencia pública de noticias AVN informaron sobre la llegada al país de representantes de Antigua y Barbuda, la República Democrática del Congo y Mozambique, así como de dirigentes comunistas de Sudáfrica y Líbano; todos para respaldar el inicio del segundo período de Maduro.

Por parte de Brasil, hará lo propio la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, aunque nadie del gobierno de ese país asistió, sí lo hizo el PT, de la oposición. En tanto que países como Uruguay y México designaron a sus encargados de negocios en Caracas como representantes oficiales para este acto.

"Venezuela cuenta con un amplio respaldo internacional", apuntó ayer Maduro en Twitter minutos después de que denunciase en rueda de prensa la intención de algunos gobiernos de convertir su acto de juramentación en una "guerra mundial".

El antichavismo y varios países han alertado que no reconocerán a Maduro a partir del jueves, cuando inicie la "usurpación" de la Presidencia en Venezuela. Por esta razón la mayoría de los países de Latinoamérica no enviará ningún representante a la toma de posesión, igual que lo harán Estados Unidos y la Unión Europea.

El antichavismo y varios países han alertado que no reconocerán a Maduro a partir del jueves, cuando inicie la "usurpación" de la Presidencia en Venezuela

Maduro consiguió casi el 70% de los votos en mayo pasado en una contienda en la que no participó el grueso de la oposición por considerarla fraudulenta entre otras razones porque los principales líderes antichavistas fueron inhabilitados para competir.

Un antiguo aliado de Caracas, el Gobierno de Ecuador, tampoco enviará a ninguna autoridad a Caracas para la ceremonia, aunque ratificó que la crisis en Venezuela debe ser resuelta internamente en esa nación.

"Hemos decidido, como Gobierno, no enviar delegación oficial para el evento de asunción del mando del 10 de enero", informó el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, en un mensaje a la nación transmitido por radio y televisión.

Además, Moreno, insistió en su posición en cuanto a que "la crisis venezolana debe ser resuelta internamente, mediante el diálogo y la reconciliación, por medios pacíficos y democráticos, con respeto irrestricto a los derechos y, siempre, con amplias garantías para la observación internacional".

El mandatario ecuatoriano además protestó por las críticas que ha recibido de autoridades venezolanas por su posición crítica sobre la situación en Venezuela y por el inusitado flujo migratorio de ciudadanos de ese país.

"Por haber señalado reparos en temas de derechos humanos, respecto de las causas de la gran emigración venezolana, por ser solidarios, por recibir con los brazos abiertos a nuestros hermanos venezolanos, por compartir territorio, empleo, educación y salud, recibimos gratuitamente injurias", sostuvo.

Esa situación ha llevado al Gobierno de Ecuador a retirar al embajador en Caracas, agregó Moreno quien, en anteriores ocasiones, ha ratificado su posición de no intervenir en asuntos internos de otros países.

Sin embargo, dejó claro que "la protección internacional de los derechos humanos es una obligación legal y ética. No es una intervención en asuntos internos de otros países".

"Solo los venezolanos pueden resolver sus desencuentros históricos", apuntó el mandatario ecuatoriano al señalar que "otros países latinoamericanos, que sufrieron graves crisis, alcanzaron la paz a través de entendimientos democráticos". Por ello, se preguntó: "¿Por qué no puede ocurrir lo mismo en la hermana Venezuela?".

Este mismo jueves Paraguay rompió relaciones diplomáticas con Venezuela en rechazo a la jura como presidente de Nicolás Maduro según anunció el mandatario Mario Abdo en una declaración oficial. "He dispuesto el cierre de la embajada y el inmediato retiro del personal diplomático" que se encuentra en Caracas, dijo Abdo, al instar a otros países a expresarse "con hechos concretos a favor del pueblo venezolano".

________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 40

Últimas fotogalerías