Los ingenieros cubanos en Sudáfrica no pueden trabajar sin supervisión

Una norma limita las funciones de quienes no estén registrados en Consejo de Ingeniería

Los ingenieros cubanos colaboran en las infraestructuras de agua y saneamiento de Sudáfrica desde 2013. (The South African)
Los ingenieros cubanos colaboran en las infraestructuras de agua y saneamiento de Sudáfrica desde 2013. (The South African)

La llegada de 24 ingenieros cubanos a Sudáfrica para reforzar el departamento de Aguas y Saneamiento ha levantado ampollas que llegan desde todos los frentes. Los sindicatos sudafricanos han rechazado por enésima vez la importación de profesionales de otros países, mientras el Consejo de Ingeniería (ECSA) reveló que Cuba no forma parte de la la Alianza Internacional de Ingeniería, por lo que sus trabajadores deben registrarse para poder desempeñar una labor responsable legalmente o, en su defecto, ser supervisados por un colega.

Sipho Madonsela, consejero delegado del ECSA, explicó el viernes que la Alianza está formada por miembros de 41 jurisdicciones en 29 países a través de siete acuerdos internacionales que rigen el reconocimiento de las calificaciones educativas y la competencia profesional. El objetivo es que todos cumplan estándares internacionales equivalentes.

Aunque en Sudáfrica no es obligatorio estar registrado, Mandonsela sostuvo que el hecho de no estarlo limita las funciones que puede desempeñar, ya que no se puede firmar proyectos, entre otras cosas. Además, si un ingeniero no está registrado, tiene que trabajar bajo la supervisión de otro que sí lo esté.

El reconocimiento de ingenieros de otros países, incluida Cuba, no es automático, pero se puede iniciar el proceso. En primer lugar, la Autoridad de Cualificaciones de Sudáfrica (SAQA) debe evaluar académicamente a los solicitantes. A partir de ahí, la ECSA decide si son competentes y elegibles. Además, en ese caso, el organismo debe estar informado de si el trabajador se va del país para darlo de baja en su listado.

Según Solidaridad, está completamente injustificado que, en medio de una crisis de desempleo, con tasas del 33% de parados, se dé trabajo a extranjeros

En ausencia de un registro obligatorio de ingenieros, Madonsela dijo que corresponde a cualquier institución que realice trabajos de ingeniería emplear a trabajadores con la calidad garantizada por interés de la seguridad pública.

"La ECSA tiene el mandato de regular y dar cuenta del trabajo realizado por personas registradas y, si es necesario, puede responsabilizar a los ingenieros registrados por trabajos de ingeniería defectuosos a través del código de conducta y práctica", agregó.

El comunicado que informó de la llegada de los cubanos afirmaba que estos especialistas "altamente calificados asistirán como asesores a nivel provincial y local en todo el país, compartiendo sus vastas habilidades en las áreas de ingeniería mecánica, eléctrica y civil, así como en la gestión de proyectos".

Este fin de semana, Dirk Hermann, director del sindicato Solidaridad, sostuvo que tiene una lista con 120 especialistas en ingeniería, de los más experimentados y conocedores del país, algunos con maestrías y doctorados y otros con hasta 42 años de experiencia. Todos ellos, asegura, más baratos que la importación de ingenieros cubanos.

"Nuestra lista contiene especialistas en varios campos de la ingeniería y la gestión de proyectos, pero si el ministro requiere otra experiencia, podemos encontrar a trabajadores con esas habilidades con la ayuda de nuestro gremio de ingenieros", espetó.

Según Solidaridad, está completamente injustificado que, en medio de una crisis de desempleo, con tasas del 33% de parados, se dé trabajo a extranjeros.

"Es una pena que el propio Gobierno no tome en serio el llamado del presidente a principios de este año para apoyar a los empleados y empresas locales", dijo Hermann. "Si la ministra realmente no pudo encontrar trabajadores locales que quisieran hacer el trabajo, entonces no buscó mucho. Por lo tanto, le traeremos a los ingenieros ".

La ministra del ramo, Lindiwe Sisulu, explicó durante su recibimiento que los cubanos llegaban para realizar tareas de cooperación y no para quitar trabajo a los nacionales.

"Quiero refutar las afirmaciones de que estos ingenieros están en el país para aceptar trabajos que podrían ofrecerse a los sudafricanos, ese no es el caso en absoluto", señaló.

Los acuerdos de cooperación en agua y saneamiento entre Cuba y Sudáfrica se remontan a 2013 y se renuevan de manera periódica. Según TimesLIVE, el costo de este proyecto es de 4.529.898,63 dólares.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6