Costa Rica reprocha a Managua la expulsión por la fuerza de 1.600 cubanos

El Ejército nicaraguense blinda la frontera con el país vecino, reforzando el control

Los migrantes cubanos descansan en la frontera costarricense tras ser devueltos por el ejército de Nicaragua
Los migrantes cubanos descansan en la frontera costarricense tras ser devueltos por el ejército de Nicaragua

La tensión crece entre Costa Rica y Nicaragua a cuenta del grupo de 1.600 cubanos que intentan cruzar la frontera gracias al salvoconducto otorgado por las autoridades costarricenses pero que está siendo bloqueado por el ejército nicaragüense.

El canciller de Costa Rica, Manuel González, rechazó este domingo las acusaciones de Nicaragua debido al otorgamiento de visas temporales a los cubanos y criticó fuertemente el uso de la fuerza para evitar que cruzaran la frontera.

"Refuto absolutamente cada una de las palabras incluidas en el comunicado de las autoridades de Nicaragua", expresó González en una conferencia de prensa al referirse a un boletín oficial del Gobierno nicaragüense en el que tilda a Costa Rica de irresponsable y de provocar una crisis humanitaria.

"Mandar el Ejército de un país y tirarlo encima de una población migrante, en la situación en la que se encuentran hombres, mujeres y niños. Esa es la manera en que ese país (Nicaragua) aborda este tema"

"Mandar el Ejército de un país y tirarlo encima de una población migrante, en la situación en la que se encuentran hombres, mujeres y niños. Esa es la manera en que ese país (Nicaragua) aborda este tema", deploró el canciller.

El diplomático rechazó que Costa Rica haya "lanzado" a los inmigrantes cubanos hacia Nicaragua y afirmó que ese país les cerró la frontera desde el viernes pasado, lo que provocó que intentaran cruzar de manera ilegal.

Según González, el Ejército nicaragüense repelió a los inmigrantes con gases y violencia, y lamentó que ese país no vea la situación como un tema humanitario

"Lo que ha hecho Costa Rica es regularizar la situación de los inmigrantes por medio de una visa de tránsito de siete días. Pero cuando otros países toman la decisión irresponsable de cerrar sus fronteras, esa gente buscará por cualquier mecanismo de llegar a su destino", expresó el ministro.

El canciller aseveró que su país ha respetado los tratados internacionales y los derechos humanos de los inmigrantes, y que ello lo puede confirmar el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con quienes trabaja en conjunto en esta situación.

Al mismo tiempo, el Ejército nicaragüense anunciaba el refuerzo, mediante un batallón de infantería de la frontera sur del país. La institución castrense indicó en un comunicado que este domingo las autoridades costarricenses "lanzaron" sobre el paso legal de Peñas Blancas a ciudadanos cubanos, "quienes presionaron por su ingreso forzoso e ilegal al país, violentando nuestras leyes".

En este sentido, el Ejército apuntó que los caribeños están siendo retenidos y capturados por sus destacamentos fronterizos para devolverlos a Costa Rica.

El Ejército nicaragüense rrefuerza el control de la frontera sur y acusa a Costa Rica de lanzar a ciudadanos cubanos, "quienes presionaron por su ingreso forzoso e ilegal al país, violentando nuestras leyes"

"En cumplimiento de lo mandatado por la Constitución política y las leyes de Nicaragua para asegurar la defensa de nuestras fronteras, la inviolabilidad del territorio nacional y hacer cumplir nuestras leyes, el Ejército de Nicaragua no va a permitir el ingreso de personas ilegales al territorio nacional, para lo cual se ha reforzado la frontera sur con un Batallón de Infantería", añadió.

En las últimas semanas una oleada de unos 1.600 inmigrantes cubanos se aglomeró en la frontera entre Costa Rica y Panamá, lo que el Gobierno costarricense decidió resolver otorgándoles una visa de tránsito extraordinaria por siete días.

Los cubanos llegaron a Ecuador vía aérea, y luego pasaron irregularmente por mar y tierra por Colombia y Panamá hasta llegar a Costa Rica. Su intención es cruzar toda Centroamérica hasta llegar a Estados Unidos.

El canciller González hizo un llamado a todos los países involucrados en el tránsito de inmigrantes cubanos a crear un "corredor humanitario" que les dé protección y garantice el respeto a sus derechos humanos para que no caigan en las redes de tráfico de personas.

"Lejos de faltar a nuestra responsabilidad, sabiendo que Costa Rica no es el punto de origen de esta situación ni punto de destino, abogamos por la creación de un corredor humanitario. Este es un problema estructural que debe ser atacado a nivel internacional por todos los países involucrados", expresó.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 80