Terrorismo, narcotráfico y cibercrimen, temas de la visita de funcionarios de EE UU a Cuba

La Casa Blanca confirma el viaje la próxima semana para sostener un diálogo sobre la aplicación de la ley

Una señora desde su balcón saluda con las banderas de Cuba y Estados Unidos ondeando hacia afuera. (EFE)
Desde la segunda mitad de 2022, Biden ha dado pasos de acercamiento a la Isla en varios ámbitos. (EFE)

El Departamento de Estado de EE UU ha confirmado los rumores que corrían en los últimos días sobre una visita programada a Cuba de una delegación del Gobierno de Joe Biden. Según una nota publicada este jueves por la agencia Reuters, que cita fuentes cercanas a la Casa Blanca, el encuentro se producirá la próxima semana en La Habana y el contenido versará sobre la implementación de algunas leyes suspendidas durante el mandato de su antecesor, Donald Trump.

Este viernes, el viceportavoz del Departamento de Estado, Vedant Patel, confirmó en una rueda de prensa la noticia. "Esta es una oportunidad para que Estados Unidos pueda proteger mejor a los ciudadanos estadounidenses y llevar a los delincuentes transnacionales ante la justicia", expresó el funcionario.

La delegación, formada por funcionarios del Departamento de Justicia y del Departamento de Seguridad Nacional, dijo, estará en la Habana para participar en el Diálogo entre Estados Unidos y Cuba sobre Aplicación de la Ley. En dicho foro, abordarán "temas de interés bilateral" y buscarán una "mayor cooperación internacional en materia de cumplimiento de la ley", aseguró Patel.

Además, aclaró que "establecer canales de comunicación mayores para la cooperación en materia de ley y abordar las amenazas transnacionales no es a expensas de las graves preocupaciones que tenemos sobre los derechos humanos".

"La preocupación de Estados Unidos sobre el contraterrorismo estará entre los temas que se discutirán", había dicho un portavoz del Departamento de Estado a Reuters.

"La preocupación de Estados Unidos sobre el contraterrorismo estará entre los temas que se discutirán", dijo un portavoz del Departamento de Estado

La fuente anónima de la agencia británica concretó más los temas anunciados por el Gobierno, que serán la lucha contra el cibercrimen, el narcotráfico y las amenazas terroristas.

En este sentido, se desconoce si se abordará la inclusión de la Isla en la lista de Estados que patrocinan el terrorismo, una medida tomada por Donald Trump justo antes de concluir su mandato y que, por el momento, ha mantenido su sucesor.

Esta tacha, que ha generado mucho malestar en La Habana, impide a Cuba acceder a préstamos internacionales y vender o exportar armas, además de algunas otras implicaciones para extranjeros, como la de entrar a EE UU sin visado si el pasaporte del viajero exhibe un sello de entrada en Cuba.

Según Reuters, Washington rechazó responder a la cuestión de si se va a abordar la salida de Cuba de esa lista negra. El funcionario destacó, sin embargo, que el encuentro no modificará la política de su Gobierno "en temas críticos de derechos humanos".

Esta reunión será la primera que aborde la aplicación de leyes desde el fin del mandato de Obama y, según la Casa Blanca, es beneficiosa para la población de ambas orillas del estrecho.

"Este tipo de diálogo mejora la seguridad nacional de Estados Unidos a través de una mejor coordinación internacional de las fuerzas del orden, lo que permite a Estados Unidos proteger mejor a los ciudadanos estadounidenses y llevar ante la justicia a los delincuentes transnacionales", afirmó el Departamento de Estado en un comunicado.

Las conversaciones son, según el documento, "un foro para plantear asuntos difíciles y transmitir preocupaciones directamente al Gobierno cubano".

"Este tipo de diálogo mejora la seguridad nacional de Estados Unidos a través de una mejor coordinación internacional de las fuerzas del orden, lo que permite proteger mejor a los ciudadanos estadounidenses"

La delegación estadounidense estará presumiblemente integrada por representantes del Departamento de Estado, de Seguridad Nacional y Justicia y el FBI.

Durante su campaña electoral, Joe Biden anunció algunas flexibilizaciones en la política hacia Cuba frente a la de su predecesor, sobre todo en lo relativo a las remesas y viajes a la Isla. Esos anuncios llevaron a La Habana a ilusionarse con la victoria del demócrata, pero durante dos años sus expectativas se vieron frustradas.

La Administración de Biden, preocupada más por otras cuestiones como la pandemia, la crisis económica mundial y la situación con Rusia y China, había dejado de lado la cuestión cubana que, según algunos analistas, beneficia poco al mandatario, por la presión de sectores políticos y ciudadanos de Florida originarios de la Isla.

Sin embargo, desde mayo del pasado año empezaron a revertirse algunas de las políticas de Trump, con el regreso de vuelos desde EE UU a las provincias cubanas o la reapertura de servicios consulares. Las negociaciones por la cuestión migratoria de los últimos tiempos también se han retomado, con resultados como el cumplimiento de EE UU de las 20.000 visas pactadas en tiempos de Barack Obama y el nuevo programa para emigrar legalmente a través de un "patrocinador" que avale económicamente al recién llegado.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 15