Joe Biden jura su cargo en Washington sin la presencia de Donald Trump

El nuevo presidente de EE UU pidió "acabar con esta guerra incívica de rojos contra azules, conservadores contra liberales"

"Más allá de nuestras fronteras, vamos a reconectar con el mundo, no para afrontar los retos del pasado, sino con los retos del futuro"

Biden jura su cargo como presidente de EE UU. (Captura)
Biden jura su cargo como presidente de EE UU. (Captura)

El demócrata Joe Biden se convirtió este miércoles en el presidente número 46 de la historia de Estados Unidos, al jurar el cargo en la ceremonia oficial de investidura ante las escalinatas del Capitolio y en medio de grandes medidas de seguridad.

En su discurso de investidura, sin nombrar en ningún momento a su predecesor, Donald Trump, que no asistió a la ceremonia, llamó a "sanar las heridas" y a "dejar atrás los gritos y bajar la temperatura", mencionando "el racismo, el miedo, la demonización que nos han partido en dos". "La política no tiene que ser un fuego que destruye todo a su camino", aseveró. "Tenemos que acabar con esta guerra incívica de rojos contra azules, conservadores contra liberales"".

Biden dijo que la democracia estadounidense "ha sido puesta a prueba", refiriéndose a los sucesos del pasado 6 de enero, cuando una turba de manifestantes pro-Trump asaltó el Capitolio, pero "ha triunfado".

Biden llamó a "sanar las heridas" y a "dejar atrás los gritos y bajar la temperatura", mencionando "el racismo, el miedo, la demonización que nos han partido en dos"

Asimismo, agradeció a sus predecesores en el cargo "de ambos partidos" –Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama– que estuvieran presentes en el acto.

"Les doy mi palabra de que yo siempre les diré la verdad, defenderé siempre la Constitución, defenderé la democracia y daré todo en favor de ustedes durante mi servicio", concluyó.

Hizo una breve alusión a la política exterior al comprometerse a "reconectar con el mundo, no para afrontar los retos del pasado, sino con los retos del futuro". 

Pocos minutos antes de jurar su cargo lo hizo Kamala Harris, su vicepresidenta, convirtiéndose en la primera mujer y la primera persona de origen asiático en llegar a este puesto en el país.

"Juro solemnemente que apoyaré y defenderé la Constitución de Estados Unidos contra todos los enemigos, extranjeros y domésticos; que mantendré una fe real en esto mismo", comenzó Harris, que juró con la ayuda de la jueza Sonia Sotomayor, la primera magistrada latina del Tribunal Supremo federal.

El juramento es una fórmula fija que pronuncian todos los vicepresidentes cuando juran el cargo.

Al igual que sus predecesores, Harris terminó su juramento con el compromiso de que cumplirá "bien y fielmente los deberes del puesto", en la ceremonia que se celebra en la escalinata oeste del Capitolio del país en medio de estrictas medidas de seguridad.

"Juro solemnemente que apoyaré y defenderé la Constitución de Estados Unidos contra todos los enemigos, extranjeros y domésticos; que mantendré una fe real en esto mismo"

Lady Gaga, que se ha mostrado crítica con la Administración de Trump en algunas de sus actuaciones –por ejemplo, en el intermedio de la final de la Superbowl de 2017– se encargó de entonar el himno de Estados Unidos. Jennifer López, por su parte, entonó la popular canción This Land is Your Land. "Una nación indivisible, con libertad y justicia para todos", gritó en español al final de su actuación.  Otra nota musical la puso el cantante de folk Garth Brooks, con Amazing Grace.

La que hasta ahora había sido senadora por California y que el lunes renunció a ese cargo juró el puesto de vicepresidenta poco antes de que Joe Biden haga lo mismo como presidente, frente al jefe del Tribunal Supremo, el juez conservador John Roberts.

Harris juró con la mano encima de dos Biblias, como es tradición: una de ellas perteneció a una amiga de su familia, Regina Shelton, y la segunda fue propiedad del fallecido juez Thurgood Marshall, que fue el primer afroamericano que formó parte del Tribunal Supremo y es uno de los grandes referentes de la vicepresidenta electa.

Por la mañana, Biden y su esposa, Jill, acudieron a la Catedral de San Mateo Apóstol, en el centro de Washington, siguiendo una tradición de todos los presidentes entrantes en la jornada de su investidura presidencial.

Donald y Melania Trump se despiden antes de volar a Florida, donde vivirán a partir de ahora. (EFE/EPA/STEFANI REYNOLDS)
Donald y Melania Trump se despiden antes de volar a Florida, donde vivirán a partir de ahora. (EFE/EPA/STEFANI REYNOLDS)

Al matrimonio lo acompañaban la vicepresidenta electa, Kamala Harris, y su esposo, Douglas Emhoff, así como los líderes demócratas y republicanos de ambas cámaras del Congreso y otros legisladores.

Entre ellos estaban los líderes del Senado, el republicano Mitch McConnell y el demócrata Chuck Schumer, así como a la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, y el líder de la minoría republicana de la Cámara Baja, Kevin McCarthy.

La elección de la Catedral de San Mateo Apóstol se debe a que Biden es católico, de hecho es el segundo presidente católico en la historia de los Estados Unidos, después de John F. Kennedy.

El presidente saliente de EE UU, Donald Trump, destacó antes que "han sido cuatro años increíbles" los de su Gobierno y apuntó al futuro al asegurar que volverá "de algún modo"

El presidente saliente de EE UU, Donald Trump, destacó antes que "han sido cuatro años increíbles" los de su Gobierno y apuntó al futuro al asegurar que volverá "de algún modo", en su despedida horas antes del final de su mandato.

"Estaremos de vuelta de algún modo", afirmó a sus seguidores en la base aérea Andrews, en Maryland, a las afueras de Washington, antes de subirse por última vez al avión presidencial Air Force One rumbo a su mansión privada en Palm Beach.

"Han sido cuatro años increíbles - agregó- No fuimos una Administración normal".

Asimismo, entre sonrisas, lanzó un dardo a su sucesor, el demócrata Joe Biden, a quien no citó por su nombre.

"Espero que no les suban los impuestos. Y si lo hacen, yo se lo advertí", sostuvo. "Estaré observando (....) tengan una buena vida, nos vemos pronto", concluyó.

Trump abandonó este miércoles la Casa Blanca por última vez como gobernante a primera hora junto a su esposa, Melania, en el helicóptero presidencial, Marine One, pocas horas antes de la toma de posesión de Biden.

El magnate neoyorquino rompió así la tradición de asistir a la ceremonia de investidura de su sucesor. Trump no ha reconocido la derrota en las elecciones de noviembre pasado y sigue denunciando, sin evidencia, haber sido objeto de un "fraude electoral".

Con la salida de Trump de la Casa Blanca, concluyen cuatro años turbulentos marcados por la polémica en los que pasará a la historia como el primer presidente de EE UU al que se le han abierto dos procesos de enjuiciamiento político, el segundo de los cuales está aún pendiente de ventilarse en el Senado.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 58