Trump prohíbe a los residentes de EE UU alojarse en hoteles de Cuba y llevarse tabaco y ron

Tampoco podrán organizar reuniones o conferencias profesionales sin un permiso especial

El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, durante un acto en la Casa Blanca con excombatientes que participaron en 1961 en la fallida invasión de Cuba en la Bahía de Cochinos. (EFE/EPA/Yuri Gripas)
El presidente de EE UU, Donald Trump, durante el acto este miércoles en la Casa Blanca con excombatientes que participaron en 1961 en la fallida invasión de Cuba en la Bahía de Cochinos. (EFE/EPA/Yuri Gripas)

A partir de ahora, los residentes de EE UU tienen prohibido alojarse en todos los hoteles de la Isla y en cualquier propiedad vinculada a un funcionario del Estado cubano o del Partido Comunista incluido en la lista de personas sancionadas por Washington.

En un discurso pronunciado este miércoles, el presidente Donald Trump ha apretado aún más las tuercas a Cuba con el anuncio de nuevas sanciones contra el sector turístico.

Además, la nueva normativa prohíbe la importación de ron y de tabaco, así como "la asistencia o la organización de reuniones profesionales o conferencias en Cuba y la participación en determinados eventos públicos", según el comunicado oficial del Departamento del Tesoro.

"Hoy anuncio que el Departamento del Tesoro prohibirá a los viajeros estadounidenses alojarse en propiedades cuyo propietario sea el Gobierno cubano", dijo Trump durante un acto en la Casa Blanca con excombatientes que participaron en 1961 en la fallida invasión de Cuba en la Bahía de Cochinos.

"No levantaremos nuestras sanciones a Cuba hasta que todos los prisioneros políticos sean libres, se respeten las libertades de asamblea y expresión, todos los partidos se legalicen y se programen elecciones libres"

La medida estrangula todavía más el sector turístico de la Isla, y deja como única opción a los estadounidenses quedarse en casas alquiladas por particulares que no tengan vínculos con el aparato estatal cubano.

Hasta ahora, los estadounidenses podían quedarse en muy pocos hoteles de Cuba, puesto que el Gobierno de Trump vetó hace tres años las transacciones con empresas controladas por el aparato militar y de seguridad de Cuba, que gestionan una gran parte de los alojamientos turísticos en la Isla.

En su comunicado, el Departamento del Tesoro explica también que, a partir de ahora, los estadounidenses tampoco podrán alojarse en ninguna propiedad que el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, haya "identificado como propiedad o controlada por el Gobierno cubano" o figuras afiliadas a ese Ejecutivo.

La medida afecta a 433 hoteles cubanos, detalló en una comparecencia ante la prensa Carrie Filipetti, responsable en el Departamento de Estado de EE UU de la política hacia Cuba y Venezuela.

En octubre de 2016, el entonces presidente Barack Obama introdujo cambios en la legislación, dentro del marco de la apertura con la Isla, que permitieron, entre otras cosas, llevar a Estados Unidos, sin límite y para uso personal, tabaco y ron en los equipajes.

La medida afecta a 433 hoteles cubanos, detalló en una comparecencia ante la prensa Carrie Filipetti

Desde entonces, el intercambio de estos productos con destino a EE UU a cambio de otros de primera necesidad inencontrables en Cuba ha sido incesante. Entre las restricciones de vuelos comerciales debidos a la pandemia y la nueva normativa de la Administración de Trump, ese intercambio es hoy inexistente.

Poco después de conocerse la noticia, Miguel Díaz-Canel aseguró que el pueblo cubano "no renunciará nunca a su soberanía" y derrotará la "cruel y criminal política" de Estados Unidos, que este miércoles anunció nuevas sanciones contra la Isla.

"Tal como denunciamos ante la AGNU (Asamblea General de Naciones Unidas), el imperio anuncia nuevas medidas que violan los derechos de los cubanos y también de los norteamericanos. Su cruel, y criminal política será derrotada por nuestro pueblo que no renunciará nunca a su soberanía", escribió el gobernante en Twitter.

Poco después de conocerse la noticia, Miguel Díaz-Canel aseguró que el pueblo cubano "no renunciará nunca a su soberanía"

Desde su llegada a la presidencia, Trump ha ido echando para atrás las medidas tomadas por su antecesor, al tiempo que presionaba con medidas cada vez más restrictivas. El pasado julio, el Departamento de Energía de EE UU incluyó a Cuba, junto a Venezuela, China, Irán y Corea del Norte, en su lista de "adversarios extranjeros", que tiene como objetivo proteger las instalaciones y los sistemas de control necesarios para operar la red eléctrica de las "actividades maliciosas" de actores extranjeros.

Antes, en mayo, el Gobierno estadounidense volvió a incluir a la Isla, por primera vez desde el deshielo de 2015, en la lista de los países que "no cooperan completamente" con EE UU en la lucha antiterrorista, una medida que prohíbe vender armas a Cuba y que también afecta a Venezuela, Irán, Siria y Corea del Norte.

El Gobierno de Trump también amplía desde este miércoles las restricciones de viaje a Cuba, donde el turismo de los estadounidenses ya está prohibido, al eliminar la autorización que permitía a sus ciudadanos "asistir u organizar reuniones profesionales o conferencias en Cuba", algo que ahora solo se permitirá en casos excepcionales, bajo petición.

"No levantaremos nuestras sanciones a Cuba hasta que todos los prisioneros políticos sean libres, se respeten las libertades de asamblea y expresión, todos los partidos se legalicen y se programen elecciones libres", subrayó este miércoles Trump.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 134