Trump solicitó el registro de su marca comercial en Cuba en 2008

La compañía fue aprobada en 2010 para negocios de bienes inmuebles o campos de golf entre otros, publica 'el Nuevo Herald'

Trump anunció la operación durante su participación en la rueda de prensa sobre el coronavirus. (White House)
Trump ha endurecido el embargo a Cuba desde su llegada a la Casa Blanca. (White House)

El actual presidente de EE UU, Donald Trump, solicitó en 2008 registrar su marca comercial en Cuba para el inicio de varias actividades económicas, según revela este martes el Nuevo Herald.

El registro de la Propiedad Industrial en Cuba muestra que la abogada cubana Leticia Laura Bermúdez Benítez, contratada por el magnate para las gestiones, presentó la petición en octubre y fue aprobada en marzo de 2010.

Las actividades de la compañía, denominada Trump y con la dirección de sus oficinas de Nueva York, incluían negocios de bienes inmuebles, concursos de belleza, campos de golf, servicios de juegos de casino, montaje de programas de televisión y servicios hoteleros.

El registro de la marca caducó en 2018, cuando Trump ya era presidente de EE UU y había endurecido el embargo.

Captura del registro de la Propiedad Industrial donde aparece la empresa del presidente de EE UU.
Captura del registro de la Propiedad Industrial donde aparece la empresa del presidente de EE UU.

Como recuerda el diario de Miami, el jefe de la Casa Blanca se comprometió en esa ciudad de Florida en un discurso en la Fundación Nacional Cubano Americana en 1999 a no hacer negocios en la Isla. Sin embargo, no violó ninguna ley, puesto que la normativa del Departamento del Tesoro prevé excepciones para permitir el registro de marcas y el pago de agentes locales para hacerlo.

El Herald intentó sin éxito contactar con Bermúdez Benítez y ha remitido preguntas a la Casa Blanca, que las ha derivado a la Organización Trump. Ninguna de las partes ha respondido.

Este intento no era el primero de Trump de hacer negocios en la Isla. Según Newsweek, en 1998, una de sus empresas, Trump Hotels & Casino Resorts, pagó a una consultora unos 68.000 dólares por un viaje de negocios a Cuba en su nombre, lo que sí constituiría una violación del embargo.

Además, Bloomberg publicó en 2016 que algunos ejecutivos de la Organización Trump visitaron Cuba en 2013 para explorar la posibilidad de invertir en un campo de golf en Bellomonte, La Habana.

En 2016, el presidente ejecutivo de Iberostar, Miguel Fluxà, dijo que Trump había intentado abrir negocios hoteleros en Cuba "no hace más de seis meses".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 44