La Universidad de Miami promete que no establecerá lazos con sus pares cubanas

Grupos del exilio histórico cubano condenaron el despido de Suchlicki y mostraron su preocupación de que el ICCAS se convirtiera en un espacio “pro régimen”, aunque la universidad siempre negó que eso sucediera

Los críticos del trabajo del ICCAS han afirmado durante años que se trataba de un instituto que hacía más activismo político que investigación académica. (ICCAS)
Los críticos del trabajo del ICCAS han afirmado durante años que se trataba de un instituto que hacía más activismo político que investigación académica. (ICCAS)

La Universidad de Miami (UM) no establecerá lazos con sus pares cubanas ni con instituciones estatales de la Isla, mantendrá y fortalecerá el Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS) y permitirá a la comunidad cubanoamericana participar en la selección de un director permanente para el ICCAS según dieron a conocer algunos grupos del exilio cubano tras una reunión sostenida el viernes en la casa de altos estudios.

“Estas decisiones son soluciones mutuamente beneficiosas que ayudarán a la Universidad a tomar el liderazgo de los estudios cubanos en los Estados Unidos con el apoyo de su comunidad anfitriona”, dijo el grupo Inspire America Foundation a través de un comunicado de prensa.

La UM y en especial el ICCAS, un centro de estudios que se autofinancia y no paga alquiler en la Casa Bacardí, se han visto envueltos en una cruda polémica tras el retiro, al parecer forzado, de su director Jaime Suchlicki.

Según medios locales, varios miembros de ICCAS especularon sobre la supuesta consolidación de un Departamento de Estudios Latinoamericanos y la firma de acuerdos con universidades cubanas, una práctica cada vez más común entre las universidades norteamericanas.

La UM y en especial el ICCAS, un centro de estudios que se autofinancia y no paga alquiler en la Casa Bacardí, se han visto envueltos en una cruda polémica tras el retiro, al parecer forzado, de su director Jaime Suchlicki

Los críticos del trabajo del ICCAS han afirmado durante años que se trataba de un instituto que hacía más activismo político que investigación académica. La Universidad de Miami nombró director interino del centro de estudios al también fundador de ICCAS Andy Gómez, quien es partidario de las relaciones con Cuba.

Grupos del exilio histórico cubano condenaron el despido de Suchlicki y mostraron su preocupación de que el ICCAS se convirtiera en un espacio “pro régimen”, aunque la universidad siempre negó que eso sucediera.

Después de decenas de cartas, medidas de presión y varias conferencias de prensa, la Universidad accedió a una reunión con 17 representantes del exilio cubano, entre ellos el escritor Carlos Alberto Montaner, la vicepresidenta y gerente general regional de Univisión en Miami, Claudia Puig, el director de Inspire América, Marcel Felipe, Humberto Arguelles, presidente de la Brigada 2506, entre otros.

El grupo discutió cómo los cubano-americanos llegaron a Miami, una pequeña ciudad, y contribuyeron a la creación de una de las ciudades más deseables en la tierra y la Universidad de Miami en particular”, dijo Inspire America, que además agregó que en la reunión se habló sobre “los horrores que Cuba ha soportado y continúa soportando a manos de la peor dictadura jamás vista en nuestro hemisferio y cómo esa dictadura se dirige específicamente a las instituciones académicas estadounidenses”.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5