Uruguay se debate entre continuidad de la izquierda o la vuelta de la derecha

La campaña política del país austral ya comenzó y todo apunta a que la próxima persona que ocupará el sillón presidencial se decidirá entre el Frente Amplio y el Partido Nacional

El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez. (OECD)
El Frente Amplio lleva gobernando las últimas tres legislaturas consecutivas, dos con Tabaré Vázquez y una con José Mujica. (OECD)

(EFE).- Uruguay tendrá en este 2019 un complejo panorama electoral en el que, tras tres Gobiernos consecutivos de la coalición de izquierdas, Frente Amplio (FA), se debate entre una continuidad de ese sector político o el retorno a la derecha.

Los problemas internos del FA, la renuncia del exvicepresidente Raúl Sendic -acusado de corrupción-, los gobiernos de derecha que se han instalado en la región y la posición de Uruguay respecto a la crisis venezolana son solo algunas de las cuestiones que ponen en duda la fuerza del oficialismo para un cuarto periodo consecutivo.

El FA llegó al poder por primera vez en 2005, tras más de un siglo de gobiernos del Partido Nacional (PN) y del Partido Colorado (PC).

Comparando las encuestas de la consultora Factum, en abril de 2014 el FA tenía una intención de voto del 43%, mientras que en febrero de este año se ubicó en el 38%

La popularidad de la coalición de izquierdas uruguaya le permitió acceder a tres periodos de gobierno consecutivos bajo el liderazgo de Tabaré Vázquez en dos oportunidades (2005-2010 y 2015-2020) y una de José Mujica (2010-2015).

Sin embargo, para las elecciones que se avecinan a finales de octubre, el panorama ya no parece ser tan sólido.

Comparando las encuestas de la consultora Factum, en abril de 2014 el FA tenía una intención de voto del 43%, mientras que en febrero de este año se ubicó en el 38%.

Por su parte, la oposición ha mostrado un crecimiento en la intención de voto y sus líderes parecen llegar con fortaleza a la hora de la convocatoria electoral.

La campaña política del país austral ya comenzó y todo apunta a que la próxima persona que ocupará el sillón presidencial se decidirá entre el FA y el PN.

El comienzo oficial fue el 1 de marzo y ese día ocurrieron dos hechos políticos de relevancia como el anuncio del exvicepresidente de Uruguay Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000) de ser precandidato y el discurso de Vázquez en el estadio Antel Arena donde hizo un repaso de su gestión ante miles de personas.

Si bien todo se definirá en octubre, mes en el que se celebran las elecciones presidenciales y legislativas, antes hay un proceso de elecciones internas, en las que la población elige quién será el candidato de cada partido.

El FA tiene en carrera a la exministra de Industria, Energía y Minería Carolina Cosse; el expresidente del Banco Central del Uruguay Mario Bergara; el sindicalista Óscar Andrade y el intendente de Montevideo, Daniel Martínez

El FA tiene en carrera a la exministra de Industria, Energía y Minería Carolina Cosse; el expresidente del Banco Central del Uruguay Mario Bergara; el sindicalista Óscar Andrade y el intendente de Montevideo, Daniel Martínez.

El PN tiene como principales candidatos al joven magnate Juan Sartori, el intendente de Maldonado (sureste) Enrique Antía y a los senadores Jorge Larrañaga, Verónica Alonso y Luis Lacalle Pou.

Los precandidatos del PC son el economista Ernesto Talvi, el senador José Amorín Batlle y Sanguinetti.

La inclusión de Sanguinetti en la batalla presidencial se considera clave para poder coordinar una posible coalición entre los partidos opositores por su influencia política.

Los otros dos sectores con posibilidades de acceder al Senado son el Partido de la Gente, cuyo candidato es el empresario Edgardo Novick, y la coalición de centro-izquierda La Alternativa, que tiene como candidato al actual senador del Partido Independiente, Pablo Mieres.

La palabra para describir estas elecciones es incertidumbre, tanto a nivel interno -donde hay ciertos favoritos pero ninguno con la victoria asegurada-, como a la hora de elegir al nuevo presidente.

El PN tiene como principales candidatos al joven magnate Juan Sartori, el intendente de Maldonado Enrique Antía y a los senadores Jorge Larrañaga, Verónica Alonso y Luis Lacalle Pou

"Hace 25 años que no tenemos una elección tan competitiva y con tanta incertidumbre", explicó a Efe el politólogo Adolfo Garcé, quien no se atrevió a dar un favorito.

Según el experto, hay "un conjunto de causas" que llevan a que el FA tenga mayor debilidad, entre las que destacó que lleva "mucho tiempo gobernando" y eso genera fastidio en el electorado por acumulación de expectativas sin satisfacer.

Asimismo, sostuvo que la economía ya no crece al mismo nivel que antes y que Vázquez no ha cumplido con muchas de las promesas que hizo cuando asumió, como reducir los delitos, no subir los impuestos y reformar la educación.

Los problemas internos de la coalición también han jugado su papel y provocado que el FA esté más pendiente "de sus propios problemas, como el caso Sendic", que de defender su gestión ante la población.

"La oposición ha hecho bien su trabajo, ha estado muy activa, ha crecido y madurado, todo eso hace que el panorama sea distinto al de la elección pasada", apostilló el experto.

El también politólogo Alfonso Lessa, coincidió con Garcé en que esta será la elección más pareja en mucho tiempo en las que el oficialismo "corre un serio riesgo de perder la elección".

En su opinión, el FA ha dejado durante este quinquenio "muchos flancos abiertos" como la situación de Sendic, sospechas de corrupción y "una gran división interna" con la crisis venezolana

En su opinión, el FA ha dejado durante este quinquenio "muchos flancos abiertos" como la situación de Sendic, sospechas de corrupción y "una gran división interna" con la crisis venezolana.

"El Frente (Amplio) en esta elección enfrenta dos cosas a la vez que no son fáciles: el riesgo de una elección nacional en la que por lo menos ve amenazada la continuidad en el Gobierno y al mismo tiempo la renovación de los liderazgos", acotó Lessa.

El también periodista afirmó que se está ante el fin de una etapa en el FA en la que sus tres grandes figuras, Vázquez, Mujica y el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, terminan su vida política.

Pese a que Uruguay muchas veces es una excepción en la región, para Lessa "la ola influye" y en estos momentos hay una de derecha, acompañada también por los fracasos de gobiernos de izquierda como el kirchnerismo en Argentina o la "gran decepción" que fue Luiz Inázio Lula da Silva en Brasil.

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12