"Estamos listos para el combate", dice Maduro en respuesta a las acusaciones de "narcoterrorismo"

El líder chavista dice que Washington actúa como un 'cowboy' racista poniendo precio a la cabeza de revolucionarios

El presidente de Venezuela alerta de que está dispuesto a seguir batallando contra EE UU. (Nicolás Maduro)
El presidente de Venezuela alerta de que está dispuesto a seguir batallando contra EE UU. (Nicolás Maduro)

(EFE).- El Gobierno de Venezuela tachó este jueves de "infundada" la acusación de Estados Unidos contra el presidente, Nicolás Maduro, y una decena de sus altos colaboradores por presunto narcotráfico, lavado de dinero y terrorismo.

"Venezuela denuncia (...) una nueva modalidad de golpe de Estado sobre la base de acusaciones miserables, vulgares e infundadas que intentan minimizar el alto reconocimiento que posee Venezuela en la lucha contra el narcotráfico", dijo al leer un comunicado en la televisión estatal VTV el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

El propio Maduro habló desde el palacio presidencial de Miraflores, en Caracas, de la situación. "El Gobierno de Donald Trump, en una acción extravagantemente extremista, vulgar, lanzó un conjunto de acusaciones falsas", sostuvo.

"El Gobierno de Donald Trump, en una acción extravagantemente extremista, vulgar, lanzó un conjunto de acusaciones falsas", sostuvo

El mandatario estuvo acompañado del presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, y el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino, dos de las 14 figuras del chavismo a las que las autoridades de EE UU investigan.

"Como unos cowboys racistas del siglo XIX, le ponen precio a la cabeza de unos revolucionarios que estamos dispuestos a combatirlos en todos los terrenos", denunció.

A juicio de Maduro, la acusación de Estados Unidos "es un acto de locura" del que saldrá "dañado" el presidente Trump.

"Nosotros tenemos nuestra moral intacta, Venezuela tiene el récord del combate contra el narcotráfico en los últimos 15 años desde que echamos a la DEA (Departamento Estadounidense Antidrogas) de aquí", concluyó.

El Gobierno de Estados Unidos anunció este jueves cargos contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y otras 14 figuras del chavismo, así como contra dos disidentes de la antigua guerrilla colombiana FARC por narcotráfico, lavado de dinero y terrorismo.

Al respecto, Arreaza acusó a la Administración de Donald Trump de "arremeter contra el pueblo y sus instituciones democráticas", mientras "la humanidad se encuentra enfrentando la más feroz de las pandemias". A juicio de las autoridades venezolanas, "la política de cambio de gobierno por la fuerza en Venezuela, está destinada al fracaso".

Asimismo, consideró que "ofrecer recompensas al estilo de los vaqueros racistas del lejano oeste demuestra el desespero de la élite supremacista de Washington y su obsesión contra Venezuela para alcanzar réditos electorales en el estado de la Florida".

Consideró que "ofrecer recompensas al estilo de los vaqueros racistas del lejano oeste demuestra el desespero de la élite supremacista de Washington y su obsesión contra Venezuela para alcanzar réditos electorales en el estado de la Florida"

"Tengo un mensaje para los altos cargos del chavismo: la fiesta se les está acabando", manifestó en una rueda de prensa la fiscal general del distrito sur de Florida, Ariana Fajardo Orshan.

Los fiscales de Florida y Nueva York, donde se presentaron los cargos, aseguran que durante los últimos 20 años, desde que el difunto presidente Hugo Chávez asumiera el poder en 1999, el Ejecutivo venezolano ha estado conspirando con las FARC para ingresar en territorio estadounidense toneladas de cocaína.

El fiscal general de EE UU, William Bar, aseguró que desde 1999 Maduro y otros altos cargos del chavismo, como Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), forman parte del Cártel de los Soles, cuyo nombre se refiere a las insignias que llevan en los uniformes los militares venezolanos de alto rango.

Por otra parte, Maduro denunció que existe un supuesto plan violento, que se teje desde "el poder" en Colombia y bajo unas órdenes que provienen de Estados Unidos, para atacar a Venezuela en medio de la pandemia por el Covid-19.

Para Venezuela, se ha demostrado "la absoluta complicidad y sumisión a los EE UU", del Gobierno de Ivan Duque pues se han ignorado "tan graves denuncias" y desestimdo "la información concreta que oportunamente se les suministró".

El Gobierno venezolano sostuvo que las autoridades colombianas "han prestado así sus territorios y recursos para conspiraciones en Venezuela", lo que representa una "franca violación" de los acuerdos internacionales y de la Carta de las Naciones Unidas.

"Alerta, preparados para el combate donde haga falta, cuando haga falta y con toda la capacidad de combate que haga falta, ¿entendido? Entendido. Estamos listos para el combate, no somos cobardes, somos guerreros, queremos la paz, pero estamos listos para el combate", aseguró.

Denunció que, como parte de las acciones del grupo organizador del plan violento, en el que involucró al líder opositor Juan Guaidó, "la semana pasada atacaron Punta de Mata para quitarnos el gas, y nos quitaron el gas por dos días".

Asimismo, dijo que apoya las acciones que anunció este jueves la Fiscalía venezolana para investigar a Guaidó y al militar retirado Clíver Alcalá por formar parte de un supuesto intento de golpe de Estado para derrocarlo

Asimismo, dijo que apoya las acciones que anunció este jueves la Fiscalía venezolana para investigar a Guaidó y al militar retirado Clíver Alcalá por formar parte de un supuesto intento de golpe de Estado para derrocarlo. "Ya el fiscal general ha anunciado acciones que apoyaré como jefe de Estado, todas las órdenes las apoyaré, listo y firme estoy para que haya justicia", aseveró.

Maduro anunció que ha pedido al canciller venezolano, Jorge Arreaza, contactar con las autoridades españolas, ya que Cliver Alcalá ha vinculado al dirigente opositor Leopoldo López, que es invitado de la residencia del embajador español en Venezuela, con el supuesto plan conspirador.

Según Maduro, ese general retirado sostuvo que López "desde la Embajada de España en Caracas sabía todo, estaba en cuenta y estaba de acuerdo".

Por ello, le pidió a su ministro de Exteriores que haga las gestiones ante el Gobierno de España "para que tome cartas en el asunto porque desde su embajada en Caracas están conspirando para matar a líderes políticos y militares de Venezuela".

"El prófugo de la justicia Leopoldo López está utilizando la embajada de España para conspirar", señaló Maduro.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 108