Unos 147 millones de brasileños elegirán presidente y renovarán Congreso

La atención está centrada en la polarización del país, donde los dos favoritos a avanzar a la segunda vuelta representan claramente la derecha y la izquierda

El Senado de Brasil renueva dos tercios en las elecciones de este domingo. (Flickr)
El Senado de Brasil renueva dos tercios en las elecciones de este domingo. (Flickr)

(EFE).- Unos 147,3 millones de electores están convocados el domingo a las urnas para elegir al nuevo presidente de Brasil, renovar dos terceras partes del Senado y escoger los miembros de la Cámara baja, así como a los gobernadores y representantes legislativos de los 27 estados del país.

Para los comicios del domingo, considerados los más imprevisibles en Brasil desde que el país recuperó la democracia en 1985, se postularon 29.101 aspirantes para alguna de las plazas de elección popular, un 10% más que en 2014, de acuerdo con el Tribunal Superior Electoral (TSE).

Pero toda la atención está centrada en la polarización y la radicalización con la que el país llega a las elecciones presidenciales, en las que los dos favoritos a avanzar a la segunda vuelta representan claramente la derecha y la izquierda.

De los 29.101 candidatos inscritos, la justicia electoral inhabilitó 1.888, que corresponden al 6,5% del total, entre ellos precisamente a Lula

El diputado ultraderechista Jair Bolsonaro, un defensor de la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964-1985 y polémico por sus declaraciones machistas, racistas y homofóbicas, lidera los sondeos con un 31%, seguido por el socialista Fernando Haddad (21%), el sucesor de Luiz Inácio Lula da Silva en la candidatura del Partido de los Trabajadores (PT).

De los 29.101 candidatos inscritos, la justicia electoral inhabilitó 1.888, que corresponden al 6,5% del total, entre ellos precisamente a Lula.

El líder más carismático en la historia de Brasil cumple una condena en segunda instancia de 12 años y un mes de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero, pena que, según la ley de la Ficha Limpia -que endurece los castigos por corruptelas y que irónicamente fue sancionada por el expresidente durante su primer mandato en 2003-, lo inhabilita para participar en comicios. Con base en esta ley, fueron rechazadas 173 candidaturas.

Según las cifras de la justicia electoral, de las 1.888 candidaturas inhabilitadas, el 75,46% fue por el incumplimiento de los requisitos para el registro de los aspirantes, otros trece candidatos no fueron considerados aptos para disputar las elecciones por abuso de poder y a cinco más les fue negado el registro por gasto ilícito de recursos.

Así las cosas, fueron confirmadas 27.213 candidaturas, lo que representa un 4% más que en las elecciones de 2014.

Del total de candidatos, 13 disputan la Presidencia de la República, 202 compiten para ser gobernadores en alguno de los 27 estados y 358 postulan para el Senado.

El Senado de Brasil está compuesto por 81 senadores elegidos para un mandato de ocho años, aunque hay elecciones cada cuatro años: primero se renueva un tercio de ellos y cuatro años después, el resto

Están en disputa dos escaños de senador por estado, totalizando 54 vacantes.

El Senado de Brasil está compuesto por 81 senadores -3 por cada estado- que son elegidos para un mandato de ocho años, aunque hay elecciones cada cuatro años: primero se renueva un tercio de ellos y cuatro años después, el resto, como ocurre en esta oportunidad.

Para las 513 plazas en la Cámara de Diputados hay 8.595 postulantes y para las de diputados regionales en las 26 asambleas legislativas 17.950 candidatos para 1.035 escaños.

Según los datos del TSE, este año son 35 los partidos políticos que tienen candidatos para alguna de las plazas de elección popular y que cuentan con el aval de la justicia electoral.

No obstante, la participación de las mujeres en las elecciones de octubre continúa siendo menor a la de los hombres: 31,7% frente a un 68,9% de aspirantes del género masculino.

Más de la mitad de los candidatos son de raza blanca (52,4%), los afrodescendientes (que incluyen negros y mulatos) suman un 46,57% y los indígenas apenas llegan a un 0,46%

Las estadísticas de la justicia electoral señalan que más de la mitad de los candidatos son de raza blanca (52,4%), los afrodescendientes (que incluyen negros y mulatos) suman un 46,57% y los indígenas apenas llegan a un 0,46%.

Un grupo que amplió su participación para las elecciones de 2018 fue el de los transexuales.

Según la Asociación Nacional de Travestis y Transexuales (Antra), para los comicios de octubre se inscribieron al menos 53 candidatos -un número diez veces mayor que el de las elecciones de 2014- que, por primera vez, podrán utilizar su nombre social y no el de su partida de nacimiento.

La decisión final estará en manos de los más de 147 millones de brasileños aptos para participar en los comicios del próximo 7 de octubre y que están distribuidos por los 5.570 municipios de Brasil, así como en 171 localidades de 110 países.

Aunque el voto en Brasil es obligatorio por ley para los mayores de 18 años y menores de 70 que sean alfabetizados, el índice de abstención se ha incrementado en los dos últimos períodos, y para los comicios de 2014 alcanzó un 19,4%, el nivel más alto desde las elecciones de 2002.

___________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10