Los aliados de Cuba logran impedir una sesión de la OEA sobre la situación en la Isla

El canciller cubano celebra como una victoria la postergación de la reunión ante "los planteos al respecto por parte de algunos países"

El ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez. (EFE/Ernesto Mastrascusa/Archivo)
El ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez, considera una victoria el aplazamiento del debate. (EFE/Ernesto Mastrascusa/Archivo)

La Organización de Estados Americanos (OEA) postergó para una fecha por definir la sesión extraordinaria de su Consejo Permanente convocada para este miércoles para abordar la situación en Cuba, después de las protestas del pasado 11 de julio.

En una carta enviada a las misiones permanentes acreditadas ante el organismo con sede en Washington, el presidente del Consejo Permanente de la OEA, Washington Abdala, informó del aplazamiento de la reunión, ante "los planteos al respecto por parte de algunos países", que no identificó.

Abdala, quien es representante permanente de Uruguay, consideró que "lo que se está viviendo en Cuba" no amerita retrasos y advirtió de que "el tiempo corre en contra de la defensa de los derechos y la vida de muchas personas".

Abdala consideró que "lo que se está viviendo en Cuba" no amerita retrasos y advirtió de que "el tiempo corre en contra de la defensa de los derechos y la vida de muchas personas"

"No asumir este presente no parece pertinente. Lo diligente es actuar rápido", agregó el funcionario, para quien "no conocer lo que se está viviendo en Cuba no significa que los dramáticos hechos no se sigan produciendo".

El diplomático consideró "particularmente inusual" que haya objeción a recibir informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como estaba previsto en la agenda de la sesión, aunque no precisó los países o delegaciones que se opusieron a ello.

Fuentes internas de la OEA declararon a América Noticias que la suspensión se debió a que los países de la Comunidad del Caribe (Caricom), que reciben petróleo subsidiado de Venezuela, decidieron "boicotear la reunión" al negarse a asistir. También México y Argentina se pusieron del lado del régimen cubano.

Según Abdala, "la práctica de rechazar 'informes in voce' ('de viva voz') no debería tener cabida en esta organización", y apuntó que la "asimetría en las miradas internacionales siempre es lesiva para el respeto de los derechos humanos".

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, ha celebrado la postergación como una victoria de su Gobierno a través de un mensaje difundido en su cuenta de Twitter. "Derrotada maniobra anticubana en OEA. El rechazo de la mayoría de Estados Miembros obligó a la suspensión del Consejo Permanente. El presidente protempore del Consejo admitió la derrota mediante una carta patética que ofende a Cuba. Agradecemos a los países que defendieron la dignidad latinoamericana y caribeña", ha escrito.

Para este miércoles estaba previsto que interviniera la presidenta de la CIDH, Antonia Urrejola Noguera, el relator de la CIDH para Cuba, Edgar Stuardo Ralón Orellana, y el relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión, Pedro Vaca Villareal.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel denunció este martes de manera preventiva la reunión, también a través de un tuit en el que definió como un "vergonzoso y anunciado paso del macabro plan contra Cuba" la cita del Consejo Permanente. "El desprestigiado ministerio de colonias yanqui es llamado a jugar su triste papel de lacayo", dijo.

Contra la OEA arremetió el pasado sábado el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al proponer sustituirla por "un nuevo modelo de integración para la región"

Contra la OEA arremetió el pasado sábado el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al proponer sustituirla por "un nuevo modelo de integración para la región". Sin dar mayores detalles, durante el inicio de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), propuso crear "algo semejante" a la Unión Europea en América Latina. "En ese espíritu no debe descartarse la sustitución de la OEA por un organismo verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie, sino mediador, a petición y aceptación de las partes en conflicto", precisó.

Otro de los socios de Cuba que han rechazado la sesión extraordinaria de este miércoles en Washington es Nicaragua. La vicepresidenta y esposa del jefe de Estado, Rosario Murillo, hizo pública la nada sorprendente postura de su Gobierno a la vez que anunciaba el envío de ayuda a la Isla. "La delegación de Nicaragua expresa su más firme rechazo a esa convocatoria, que pretende de pésima fe hacer eco de una cruel, alevosa, campaña de desinformación y manipulación mediática", sostuvo.

El ataque iba en la línea de las palabras del presidente, Daniel Ortega, que horas antes tildó de enemigo de la humanidad a Estados Unidos. "El imperialismo arremete e intenta doblegar lo indoblegable", dijo el sandinista en referencia a la Isla. "Respondemos con creciente dignidad y caminos de unión (...) porque somos un sólo espíritu y una sola revolución de indómitas e iluminadas esperanzas". El mandatario ha sido reiteradamente advertido por la OEA de la aplicación de la carta democrática si persistía en su política de detenciones y hostigamiento a la oposición, a la que ha desactivado a pocos meses de las elecciones presidenciales.

En un comunicado emitido este miércoles, la organización Cuba Decide denunció que "al menos 13 estados miembros" de la Caricom, "junto con Nicaragua, Argentina y México se han negado a escuchar a los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre la acuciante situación en la Isla".

Antigua y Barbuda, continúa la ONG con sede en Miami, "hablando en nombre de la mayor parte" de la Caricom, presentaron "objeciones jurídicas" a la realización de la sesión extraordinaria

Antigua y Barbuda, continúa la ONG con sede en Miami, "hablando en nombre de la mayor parte" de la Caricom, presentaron "objeciones jurídicas" a la realización de la sesión extraordinaria del consejo de la OEA, en una carta "que ignora los graves hechos que suceden en la Isla".

"Las delegaciones alegaron que desde 1962 Cuba no ha sido miembro de la OEA, aunque en la resolución del 2009 se resolvió que la resolución de 1962 que se excluyó al Gobierno de Cuba de su participación en el sistema interamericano, 'queda sin efecto en la Organización de los Estados Americanos y que Cuba no ha hecho ningún esfuerzo por reincorporarse a la Organización'", recuerda Cuba Decide. "El argumento jurídico no tiene sentido dado que el pueblo cubano jamás ha dejado de ser parte de la OEA y la Comisión Interamericana mantiene jurisdicción sobre la nación cubana", sentencian.

Además, advierten de que los estados miembros de la OEA "tienen la responsabilidad de proteger el derecho a la democracia de todos los pueblos de las Américas incluido Cuba y varios países ya están asumiendo el reto". La Caricom, concluyen, "tendrá que decidir si va a apoyar el derecho a los derechos de sus hermanos cubanos o pasará a la historia como cómplice de los dictadores".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 36