La colosal fortuna de la "hija secreta" de Bouteflika sacude Argelia

El juicio contra esta mujer mantiene en vilo al pueblo y ha destapado detalles de una truculenta red que se lucró a base de favores, influencias y chantajes durante casi dos décadas

Se desconoce el rostro de Nachinachi Zoulikha Chafika, conocida como "la señora Maya" y presunta hija de Bouteflika. (EFE)
Se desconoce el rostro de Nachinachi Zoulikha Chafika, conocida como "la señora Maya" y presunta hija de Bouteflika. (EFE)

(EFE).- Nachinachi Zoulikha Chafika, conocida como "la señora Maya", siempre fue un personaje misterioso, un "nombre sin rostro" público que se susurraba en los recovecos del régimen militar y en los corrillos políticos y empresariales próximos al círculo de poder y corrupción que creció en torno al expresidente Abdelaziz Bouteflika.

Descabalgado este por las protestas en la calle y la presión de una parte del Ejército, el juicio que se sigue contra esta mujer, que se presentaba a sí misma como "la hija secreta" del mandatario, mantiene en vilo al pueblo argelino y ha destapado detalles de una truculenta red que se lucró a base de favores, influencias y chantajes durante casi dos décadas.

El folletín judicial, que mezcla dosis de intriga y morbo, ya ha salpicado a dos exministros: Abdelghani Zaalane y Mohamed Ghazi, procesados por supuestos delitos de tráfico de influencias cometidos cuando eran gobernadores de Orán y Chlef.

Hamel fue detenido apenas tres semanas después de la forzada renuncia del mandatario, en el marco de una supuesta campaña de "manos limpias" que condujo a la cárcel a numerosos políticos, empresarios y militares

También a un militar de alto rango, el teniente general Abdelghani Hamel, antiguo director de los Servicios de Seguridad Interior, la policía secreta que protege el régimen.

Hamel fue detenido apenas tres semanas después de la forzada renuncia del mandatario, en el marco de una supuesta campaña de "manos limpias" que condujo a la cárcel a numerosos políticos, empresarios y militares próximos al "clan Bouteflika", y condenado el pasado abril a quince años de prisión junto a su mujer e hijos acusado de "enriquecimiento ilícito".

"El juicio a madame Maya es el primero de los grandes juicios anticorrupción en los que el nombre del expresidente de la República se cita de forma directa", destaca el periodista argelino Ryad Hamadi, quien considera poco probable que se llegue al extremo de imputar al antiguo mandatario "por diferentes razones, entre ellas su grave estado de salud".

Otros analistas locales creen, sin embago, que la presencia de testigos relevantes como Mohamad Rougab, secretario personal de Bouteflika, convierte el juicio en una prueba, ya que el recorrido que tenga demostrará hasta donde quieren llegar el nuevo presidente, Abdelmedjid Tebboune, y la cúpula militar "en su estrategia de ajustar cuentas cambiando para que nada cambie".

Madam Maya, a la que se le atribuye una fortuna colosal tanto en Argelia como en el extranjero, fue detenida junto a sus dos hijas en junio de 2019 en la residencia estatal Moretti, hasta entonces famosa por su especial vigilancia policial.

Según la prensa, los investigadores que entraron junto a las fuerzas de asalto encontraron escondidos en dobles fondos más de un millón de euros, 30.000 dólares, 17 kilogramos de oro engarzado en joyas, documentación y pasaportes falsos.

Los investigadores encontraron escondidos en dobles fondos más de un millón de euros, 30.000 dólares, 17 kilogramos de oro engarzado en joyas, documentación y pasaportes falsos

La prensa local le atribuye, además, inversiones inmobiliarias por valor de 1,5 millones de euros en España y negocios en Francia y en Emiratos Árabes Unidos.

De acuerdo con el diario local Al Watan, Zoulika-Chafika inició su actividad ilícita en 2000, un año después de que Bouteflika ganara las elecciones y asumiera el poder.

La mujer entró en palacio de la mano del propio Rougab, quien la presentó a Ghazi, entonces gobernador de Chlef, con la llamada fórmula mágica: "cuida de ella, forma parte de la familia del presidente".

Según distintos medios argelinos, Ghazi ha admitido ante el juez haber conocido y ayudado a "la princesa de Moretti" cuando era gobernador de Chalf por indicación directa de Rougab.

Y ser también la persona que intermedió para que en 2006 pudiera extender sus negocios en Orán, hecho que niega Zaalane.

El exministro de Transporte asegura, por su parte, que Ghazi le contactó en 2017 para que ayudara a "familiares del presidente" por deseo de este, pero que no se entrevistó con "madame Maya", a la que asegura conoció "en los pasillos del juzgado".

Hamel niega igualmente los contactos directos y asegura que no instaló un protocolo de seguridad especial en villa Moretti, como asegura la fiscalía.

Hamel niega igualmente los contactos directos y asegura que no instaló un protocolo de seguridad especial en villa Moretti, como asegura la fiscalía

Detalles todos escabrosos y mentiras cruzadas aireadas en un momento crítico, que coincide con los procesos de apelación a otras tres figuras del "círculo íntimo" del presidente a las que se coloca en el corazón de la corrupción sistémica de Argelia: los exprimeros ministros Abdelmalek Sellal y Ahmed Ouyahia, y el jefe de los empresarios Ali Hadad, y que añaden leña a un entorno social viciado.

El desenlace se prevé antes del 1 de noviembre, fecha elegida por Tebboun, un hombre del aparato que fue brevemente primer ministro con Bouteflika, para completar la transición con un referéndum constitucional criticado con dureza por la oposición y la masa social (Hirak) que desde 2019 exige cada día el fin de un régimen que considera "obsoleto y corrupto".

Mientras, la supuesta "hija secreta" es aún un nombre sin rostro. Nada. En prensa solo ha trascendido que, tras numerosas evasivas, fingió un desmayo cuando el fiscal le preguntó por sus propiedades en Argel y el resto de su atribuida fortuna.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0