May se mantendrá en el poder con el apoyo de los unionistas del Ulster

Corbyn logra un éxito inesperado con una campaña alejada del 'brexit'

La primera ministra británica, Theresa May, debate en el parlamento. (@UKParliament)
La primera ministra británica, Theresa May, debate en el parlamento. (@UKParliament)

(EFE).- La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, permanece en el poder con el apoyo parlamentario de los unionistas del Ulster, después de que su apuesta por reforzar su mandato fracasase al perder la mayoría absoluta en los comicios del jueves.

A diez días del comienzo de las negociaciones sobre la salida británica de la Unión Europea, el plan de May de ampliar la mayoría en la Cámara de los Comunes se ha desmoronado tras sacar 318 escaños, ocho menos de los 326 necesarios para gobernar en solitario sin el respaldo de otras formaciones.

Ante este inesperado escenario político, nada calculado por la política conservadora cuando en abril pasado adelantó las elecciones, May contará con la ayuda en los Comunes del Partido Democrático Unionista de Irlanda del Norte (DUP), que obtuvo diez escaños, pero sin llegar a formar con esa formación una coalición de Gobierno.

May ve ahora debilitada su posición en las negociaciones con Bruselas, que empezarán en el calendario previsto, el próximo día 19, según lo confirmó hoy al anunciar la formación del Gobierno

May ve ahora debilitada su posición en las negociaciones con Bruselas, que empezarán en el calendario previsto, el próximo día 19, según lo confirmó hoy al anunciar la formación del Gobierno.

En una declaración ante la puerta de Downing Street, la política aseguró que su Gobierno aportará "certeza" en un momento "crítico" para el Reino Unido, pero con el respaldo de "nuestros amigos y aliados del Partido Democrático Unionista (DUP)". En ese sentido, May explicó que las dos formaciones han disfrutado de una "fuerte relación" durante años, lo que le da la confianza para seguir trabajando por el interés del país.

"Esto nos permitirá unirnos como país y canalizar nuestras energías hacia un acuerdo exitoso del brexit que funcione para todos en este país, asegurando una nueva asociación con la UE que garantice nuestra prosperidad a largo plazo", agregó. "Este Gobierno -añadió- guiará al país en estas conversaciones cruciales del brexit que empezarán en diez días y cumplirá la voluntad del pueblo británico de sacar al Reino Unido de la UE".

May ha aguantado las presiones de los partidos de la oposición, con los laboristas de Jeremy Corbyn a la cabeza, que le pedían la inmediata dimisión al quedar su liderazgo debilitado en un momento crucial para el futuro del Reino Unido y su relación con Europa.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, ha logrado, por su parte, un éxito electoral inesperado gracias a una campaña que se ha alejado del brexit, núcleo de la política británica en los últimos tiempos, para centrarse en las medias sociales.

Con un programa que propone nacionalizar el transporte y el sector energético y suprimir las tasas universitarias, Corbyn ha despojado de su mayoría absoluta a la primera ministra, la conservadora Theresa May, que prometía un Gobierno "fuerte y estable" para afrontar las negociaciones con Bruselas.

El resultado refuerza el liderazgo de Corbyn al frente de su partido un año después de haberse visto obligado a convocar unas primarias ante la falta de apoyos entre su grupo parlamentario.

En su propia circunscripción, en el barrio londinense de Islington, el dirigente laborista fue elegido como diputado por novena ocasión consecutiva, con el mayor número de votos que ha sumado un candidato en la historia de ese área electoral, 40.086 papeletas, un 12,7% más que en 2015.

En el conjunto del Reino Unido, los laboristas han avanzado en torno a 30 escaños y más de tres millones de votos respecto a los que obtuvo en 2015 el anterior líder, Ed Miliband, hasta sumar su mejor resultado en cuanto a porcentaje de sufragios (40%, a solo dos puntos de los conservadores) en 20 años.

Con Corbyn al frente del partido, los laboristas han logrado remontar en siete semanas de campaña los más de 20 puntos de desventaja respecto a los conservadores

Con Corbyn al frente del partido, los laboristas han logrado remontar en siete semanas de campaña los más de 20 puntos de desventaja respecto a los conservadores que reflejaban las encuestas cuando May convocó por sorpresa unas elecciones anticipadas el pasado 18 de abril.

"La política ha cambiado. La política no va a volver a meterse en la caja donde estaba hasta ahora. La gente ha dicho que ya ha tenido bastante política basada en la austeridad", dijo Corbyn al aceptar su renovado escaño en la Cámara de los Comunes.

El líder de la oposición, que recibió un amplio apoyo de las bases en las últimas primarias laboristas, aprovechó ese discurso en Londres para pedir a May que dimita y deje espacio para un Gobierno que "realmente represente a la gente".

En el mismo sentido, su "número dos" en el partido, Tom Watson, argumentó que la autoridad de la primera ministra ha quedado dañada con el resultado electoral y que "su reputación nunca se recuperará".

En las siete semanas que ha durado la campaña, Corbyn ha recorrido el Reino Unido explicando un plan que preveía aumentar los impuestos solo a aquellos ciudadanos que ganan más de 80.000 libras anuales y prometía mantener el IVA inalterado.

El documento, que se filtró a la prensa días antes de que Corbyn lo presentara de forma oficial, revertía además la paulatina reducción que ha sufrido el impuesto de sociedades en el Reino Unido en la última década y lo elevaba hasta el 26% de cara a 2022, frente al 19% actual.

Entre las medidas más polémicas que puso sobre la mesa se contaba devolver la titularidad pública a las empresas de ferrocarriles, el servicio de correos Royal Mail y parte de la industria energética, al tiempo que prometía una inyección de 6.000 millones de libras en el sistema de salud.

El líder del Partido Laborista apartó el foco de atención del proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea, aunque ha insistido en la necesidad de respetar el resultado del referéndum del 23 de junio de 2016 y seguir adelante con el brexit.

Corbyn ha hecho énfasis en mantener "los beneficios del mercado único", aunque al mismo tiempo ha abogado por terminar con la libertad de movimientos de los comunitarios en el Reino Unido, una de las cuatro condiciones que impone la UE para continuar dentro de ese grupo.

Corbyn ha hecho énfasis en mantener "los beneficios del mercado único", aunque al mismo tiempo ha abogado por terminar con la libertad de movimientos de los comunitarios en el Reino Unido

Durante una intervención televisiva en la recta final de la campaña, defendió la necesidad de combatir la contratación de trabajadores europeos que "minan las condiciones existentes" en el mercado laboral británico, especialmente en el sector de la construcción.

Los laboristas han sido los protagonistas de estos comicios al obtener 261 escaños, frente a los 229 que tenían cuando se disolvió el Parlamento en mayo, mientras que el Partido Nacionalista Escocés (DUP) obtuvieron 35, 19 menos, en tanto que los liberaldemócratas sumaron 3 hasta 12 asientos, el resto para otras formaciones de una cámara baja formada por 650 diputados.

La primera ministra convocó las elecciones menos de un mes después de haber activado el decisivo Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inicia el proceso formal de dos años sobre las negociaciones relativas a los términos de la retirada de un país comunitario.

Arropada por unos sondeos de opinión muy favorables y un Partido Laborista visiblemente dividido, May decidió el pasado 18 de abril adelantar las elecciones generales confiada en que podía sumar más de los 330 escaños que tenían hasta mayo.

Durante las siete semanas de campaña, la política fue criticada por la debilidad de su discurso y por unas promesas en materia de asistencia social muy cuestionadas, y por no haber participado en un debate televisivo con otros partidos.

May llegó al poder en julio del año pasado después de la dimisión del exprimer ministro David Cameron a raíz de la victoria del brexit en el referéndum celebrado hace casi un año.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1