El copiloto iraní retenido en Argentina desmiente haberse cambiado el rostro en Cuba

'Página/12' sostiene que la teoría de que Khosraviragh es un agente iraní nace de una guerra entre facciones del Partido Colorado paraguayo

El parecido entre Khosrviragh y Khosraviragh no es significativo, pero fuentes argentinas indican que se trata de la misma persona tras operarse el rostro en Cuba. (Infobae)
Khosraviragh afirma no haber sido operado ni siquiera de apendicitis (Infobae)

Mohammad Khosraviragh, el copiloto del Boeing 747 de la venezolana Emtrasur retenido en Buenos Aires, ha negado rotundamente haber visitado Cuba, mucho menos haber sido operado, ni en la Isla ni en ningún otro lugar de nada y, por ende, ser el agente de inteligencia iraní Mohammad Khosrviragh, teoría manejada en Paraguayy Argentina por la que es investigado.

"Nunca en toda mi vida estuve en Cuba. Ni siquiera había estado en Latinoamérica antes de este viaje, en el que pasamos por Venezuela, México y Buenos Aires. Nunca fui operado de nada. Ni de la cara, ni siquiera de apendicitis. No tengo una sola cicatriz y cualquiera puede ver que no tengo tampoco ninguna marca", dijo el tripulante, según el diario argentino Página/12.

"Nunca en toda mi vida estuve en Cuba. Ni siquiera había estado en Latinoamérica antes de este viaje, en el que pasamos por Venezuela, México y Buenos Aires. Nunca fui operado de nada. Ni de la cara, ni siquiera de apendicitis"

El copiloto-instructor hizo llegar el mensaje a través de sus compañeros de tripulación, que sí confirmaron haber volado dos veces a Cuba en el avión retenido en Ezeiza desde que es propiedad de la venezolana. Sin embargo, aseguraron que nunca salieron del aeropuerto y que ni siquiera estaba Khosraviragh en esos trayectos. El iraní, argumentan, solo ha volado con el grupo en los viajes de Teherán a Caracas, entre la capital venezolana y Surinam, a México y, finalmente, en el polémico viaje a Buenos Aires.

Las declaraciones de Khosraviragh son una respuesta a la informacion ofrecida por el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, que el pasado 29 de junio declaró que uno de los tripulantes había estado en Cuba para operarse el rostro y evitar ser reconocido. Posteriormente, trascendió que los servicios de inteligencia creían que Mohammad Khosraviragh era la misma persona que Mohammad Khosrviragh, solo que con el rostro cambiado y su nombre muy levemente alterado. Este último es un agente de inteligencia iraní cercano al general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní (IRGC), y fallecido tras un ataque estadounidense en 2019.

Los tripulantes del avión venezolano cumplieron ayer un mes en Buenos Aires desde que las autoridades bloquearon el vuelo para abrir una investigación por presuntos vínculos con el terrorismo. Desde entonces, los 19 miembros del equipo están en el hotel Canning Plaza a la espera de decisiones judiciales.

La tesis de Página/12 es que Abdo Benítez utilizó lo que solo son especulaciones de manera interesada en su enfrentamiento particular con Horacio Cartés, su predecesor y miembro, como él, del Partido Colorado. El ex presidente viajó en mayo en el YV-3531 para llevar cigarrillos de Ciudad del Este a Aruba. Sin embargo, Cartés dice que es Hugo Velázquez, vicepresidente de Benítez, quien tiene estos oscuros vínculos y aparece en fotos con dirigentes de Hezbollah.

El medio argentino considera que la inteligencia de Paraguay, que no paró el avión cuando estuvo en su territorio y permitió que campearan a sus anchas los tripulantes por Ciudad del Este (a la que, afirma, en algunos sectores de EE UU, Israel y Argentina consideran un territorio de contrabando y base de Hezbollah), no tiene recursos ni fundamentos para sembrar la sospecha sobre Khosraviragh y que todo es parte de una guerra política entre facciones del partido paraguayo. El diario se cuestiona, además, por qué el iraní debería ir a la Isla a operarse pudiendo hacerlo en su país.

'Página/12' repasa la situación judicial del avión al que se han realizado dos inspecciones ya, una de ellas con 60 efectivos policiales y perros especializados, sin que se haya encontrado nada ilegal

Página/12 repasa la situación judicial del avión al que se han realizado dos inspecciones ya, una de ellas con 60 efectivos policiales y perros especializados, sin que se haya encontrado nada ilegal. La investigación se centra en si el Boeing llegó a Argentina a traer autopartes Volkswagen, como asegura, o está vinculado al terrorismo internacional. Según el medio, se está a la espera de una transcripción de los diálogos que están en los celulares –parte de ellos en farsí– y la información de Estados Unidos, Paraguay, Uruguay y Venezuela para tomar decisiones.

Venezuela habría solicitado que se permita regresar a dos miembros de la tripulación, un hombre y una mujer, madre de dos hijos pequeños, responsables de la comida y la carga respectivamente. Además, se pide que el avión sea devuelto al país. No obstante, el juez aún no ha tomado una decisión.

De acuerdo con el medio, también, Maduro no quiere tomar medidas diplomáticas para mantener una buena relación con el Gobierno argentino, mientras en Irán reina el silencio y la Embajada del país en Buenos Aires ha rechazado dar una versión oficial.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0