Un cubano cumple 17 días varado en el aeropuerto colombiano de El Dorado

Lázaro Miguel Gutiérrez Bacallao ha sido rechazado por México, pero Cuba no lo acepta por haber residido más de 24 meses fuera de la Isla

Lázaro Miguel Gutiérrez Bacallao lleva 17 días durmiendo en los asientos de la sala de espera del Aeropuerto de El Dorado de Bogotá. La pérdida de la residencia cubana, tras pasar varios años viviendo fuera de la isla, y el rechazo de las autoridades mexicanas a su entrada en el país, han colocado a este pinareño en un limbo legal que lo mantiene en Colombia sin atisbo de resolverse.

Gutiérrez Bacallao residió durante seis años en Ecuador y, a principios de este mes de octubre, decidió emprender la ruta hacia Estados Unidos para reunirse con su pareja actual. Para ello escogió un trayecto que pasaba por Perú y Brasil antes de recalar en Cancún (México) procedente de Bogotá. Las autoridades mexicanas, al encontrar irregularidades en su documentación, decidieron rechazar su ingreso en el país y lo devolvieron a Colombia. Una vez en el aeropuerto de El Dorado, y tras declararse cubano, la aduana colombiana lo envió a la Isla, pero allí fue declarado "no admisible" y tuvo que regresar a Colombia.

Las autoridades mexicanas, al encontrar irregularidades en su documentación, decidieron rechazar su ingreso en el país y lo devolvieron a Colombia

La legislación migratoria cubana determina que un nacional pierde su residencia permanente en la Isla si pasa más de 24 meses en el extranjero. A partir de ese momento necesita un permiso de entrada que el Gobierno puede o no conceder arbitrariamente y en base a motivos que pueden ser económicos pero también políticos.

"Me informaron de que en ocho años yo no tenía derecho a ser admitido en el país, cosa que no entiendo", dijo el joven, quien laboraba en un almacén de la corporación CIMEX cuando residía en la Isla.

Gutiérrez Bacallao ha pasado todos estos días durmiendo en el suelo del Aeropuerto El Dorado, donde guardias de seguridad, empleados del aeropuerto y personal de la aerolínea Avianca le han facilitado unas mantas, una almohada y algo de comida, además de permitirle utilizar un baño para ducharse.

El migrante solicita a las autoridades colombianas que lo dejen entrar al país "para poder nombrar un abogado, hacer algunos trámites" y tratar de solucionar su situación.

"Las autoridades (colombianas) no han dado respuesta aún", asegura Gutiérrez Bacallao en un video filmado en el aeropuerto. "Ahora han tomado la decisión de trasladarme a este cuarto", explica el migrante, que advirtió de que podía ser despojado de su teléfono al entrar en esta sala.

Orden de retiro de Lázaro Miguel Gutiérrez Bacallao
Orden de retiro de Lázaro Miguel Gutiérrez Bacallao

El cubano lamenta que el Gobierno de su propio país no le haya permitido entrar a la Isla. "No me quiso recibir y me devolvieron a Bogotá", denuncia en su cuenta de Facebook.

"No me han dado respuesta ninguna de qué van a hacer conmigo. No tengo nacionalidad ni residencia en ningún país, solo en Cuba. Mi Gobierno no me admite en mi país, ya no sé de dónde soy", explica.

Esta semana, la cubana Yaima Millares Cuesta, embarazada y con sus tres hijos de 17, ocho y cinco años de edad, quedó también varada en el aeropuerto de Panamá a punto de ser deportada para la Isla.

La mujer, de 38 años, pidió a las autoridades de Trinidad y Tobago, de rodillas y llorando, que le permitieran entrar con sus hijos al país, pero finalmente la enviaron a Panamá donde se quedó en la zona de Tránsito del aeropuerto de Tocumen con sus hijos. Ahora pide asilo político en el país.

"Estoy tirada aquí con mis niños y no estoy bien. A Cuba no podemos regresar. Por favor, ayúdennos", reclamó Millares Cuesta en su cuenta de Facebook.

Millares Cuesta asegura que ha sufrido represalias en Cuba después de protestar en 2015 frente a la recién inaugurada embajada de Estados Unidos en La Habana, con una pancarta en la que se podía leer "Siete niños con hambre".

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 44