La guerrilla comunista de Filipinas cumple 50 años con el diálogo de paz truncado

El Nuevo Ejército del Pueblo ha encontrado un nuevo adversario en el actual presidente, Rodrigo Duterte

Manifestación la pasada semana para reclamar la reanudación del proceso de paz y celebrar el 50 aniversario del NEP. (MB)
Manifestación la pasada semana para reclamar la reanudación del proceso de paz y celebrar el 50 aniversario del NEP. (MB)

(EFE).- Brazo armado del ilegal Partido Comunista de Filipinas, la guerrilla del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP) cumple este viernes 50 años con el diálogo de paz truncado con el Gobierno de Rodrigo Duterte y enzarzada en uno de los conflictos más longevos y mortíferos de Asia.

"Celebramos las victorias acumuladas en cinco décadas de guerra popular, así como las logradas en el último año de resistencia armada contra los despiadados ataques del régimen fascista de Duterte", señaló hoy en un comunicado el NEP, liderado por Joma Sison, de 80 años, que vive desde 1987 autoexiliado en Holanda.

De inspiración maoísta, el NEP nació el 29 de marzo de 1969, tres meses después de que Sison fundara en la clandestinidad el Partido Comunista (PC) para combatir militarmente la dictadura de Ferdinand Marcos (1965-1986) con apenas 60 hombres y 34 rifles.

De inspiración maoísta, el NEP nació el 29 de marzo de 1969, tres meses después de que Sison fundara en la clandestinidad el Partido Comunista (PC) para combatir militarmente la dictadura de Ferdinand Marcos

Hoy los comunistas prosiguen su lucha contra las "políticas antipopulares, antinacionales y antidemocráticas" de Duterte, que han desatado "guerras brutales, abusos y violencia", después de que las posibilidades de una solución pacífica quedaran anuladas.

"Quizá podáis hablar con el próximo presidente", espetó Duterte a los comunistas la semana pasada en un acto en el que anunció el "fin definitivo y permanente" de las negociaciones tras meses de tensión.

Aunque el presidente hizo de la paz con los comunistas una prioridad -retomó el diálogo en Oslo en agosto de 2016, al mes de iniciar su mandato, y se pactó un cese el fuego de cinco meses- el proceso encalló el pasado junio.

El mandatario decidió entonces "pausar temporalmente" los encuentros para revisar todos los acuerdos firmados por anteriores administraciones, lo que molestó a los comunistas, que informaron días después que renunciaban a un proceso de paz con Duterte.

Desde entonces el Gobierno recrudeció la ofensiva militar contra la guerrilla y fijó 2019 como el año del fin del NEP; mientras trata de impulsar un diálogo interno con las "insurgencias comunistas locales".

Esa opción, que busca dejar al margen a la cúpula del PC, ha sido rechazada por Sison y el Frente Democrático Nacional de Filipinas (FDNF), la plataforma de varios grupos de izquierda que representa a la rebelión maoísta en las negociaciones con el gobierno.

El Gobierno recrudeció la ofensiva militar contra la guerrilla y fijó 2019 como el año del fin del NEP; mientras trata de impulsar un diálogo interno con las "insurgencias comunistas locales"

En las últimas semanas, grupos de izquierdas y activistas de derechos humanos han denunciado hostigamiento, amenazas y arrestos de sus militantes, acusados de colaborar con los comunistas.

"Nos hemos convertido en objetivos del Gobierno de Duterte y sus maniobras para etiquetarnos como rojos y terroristas, en un esfuerzo por silenciarnos y amenazarnos", lamentó Karapatan, una red nacional de organizaciones de derechos humanos.

El pasado domingo las autoridades arrestaron en la isla de Negros a Frank Fernández, de 71 años, asesor de paz del FDNF, cuando iba con su mujer, Cleofe Lagtaponm a recibir tratamiento médico. Hoy siguen detenidos sin que se conozca su paradero.

Medio siglo de conflicto armado acumula más de 40.000 víctimas, aunque los comunistas alegan que ellos son responsables de unas 10.000 muertes, mientras que el resto son "civiles" liquidados por el Ejército por supuestos "vínculos rojos".

Las filas del NEP, que se nutren fundamentalmente de campesinos de las zonas rurales más empobrecidas -aunque cuentan con células urbanas-, alcanzaron los 26.000 efectivos en los años ochenta.

En el presente conservan unos 6.000 combatientes, mientras que la formación política tiene el respaldo de unos 70.000 militantes en todo el país, según Sison.

En Manila las juventudes comunistas protagonizaron esta semana una "protesta relámpago", en la que un centenar de simpatizantes aparecieron de repente en una concurrida avenida para reclamar la reanudación del proceso de paz y celebrar el 50 aniversario del NEP.

En poco más de quince minutos de marcha, hasta que llegó la Policía, los jóvenes, con las caras cubiertas con pañuelos rojos con emblemas comunistas, gritaron proclamas en tagalo y realizaron varias pintadas por las calles ensalzando a la rebelión.

En Manila las juventudes comunistas protagonizaron esta semana una "protesta relámpago", en la que un centenar de simpatizantes aparecieron de repente en una concurrida avenida para reclamar la reanudación del proceso de paz

En la actualidad el NEP se financia básicamente de extorsiones, aunque en el pasado recibió ayuda de los partidos comunistas de China o Vietnam -ahora denostados por Sison por ser "capitalistas burócratas"- y del dictador libio Muamar al Gadafi, según reveló Wikileaks.

Con ese dinero, el NEP paga unos 300 dólares mensuales a sus guerrilleros, una cantidad generosa en relación al salario medio filipino, contaron a Efe fuentes de organizaciones humanitarias que trabajan en áreas con presencia de la guerrilla.

En la zona oriental de Mindanao, la isla de Samar o las montañas de Luzón -"áreas rojas"-, fondos de las arcas públicas terminan a menudo en manos del NEP, ya que alcaldes y gobernadores pagan el impuesto revolucionario, ya sea por convicción o por amenaza.

En este contexto de retorno de las hostilidades, Duterte ha iniciado el proceso legal para catalogar al Partido Comunista y al NEP, su ala militar, como organizaciones terroristas, como ya hicieron EE UU y la Unión Europea.

___________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1