"Los agentes los obligaron a volver y el cubano José Ramón se ahogó", insisten los testigos

El director operativo del albergue Primera Embajada Migrante de Tijuana, Baja California, culpa a la Patrulla Fronteriza 

Muro que divide el territorio estadounidense del mexicano en la frontera entre ambos países. (EFE)
Muro que divide el territorio estadounidense del mexicano en la frontera entre ambos países. (EFE)

“Ya estaban en territorio estadounidense y los agentes los obligaron a regresarse”. Hugo Castro, director operativo del albergue Primera Embajada Migrante de Tijuana, Baja California, culpa a la Patrulla Fronteriza estadounidense por haber presionado a dos migrantes cubanos, José Ramón y Joandi Sabrina, para volver a nado a suelo mexicano.

José Ramón murió ahogado y Joandi fue rescatado con hipotermia, sobre las diez de la noche del pasado martes 23 de marzo. Joandi fue trasladado a un hospital y desde entonces se le perdió la pista.

“Les echaron luces fuertes, les gritaron, y tuvieron que nadar a México”, relata a este diario en conversación telefónica Castro, cuyo albergue está justo frente al mar, a un costado del muro que separa México de Estados Unidos y que fue levantado por la Administración de Bill Clinton a finales de 1993. “En el transcurso de ese nado, a contracorriente, para darle la vuelta al muro, unos 70 o 100 metros de recorrido, fue que empezaron a gritar”. Tres trabajadores del centro salieron con cuerdas y ayudaron en el rescate.

El activista, fundador también de la coalición SOS Migrante, asegura que al menos 10 personas, que se encontraban en el albergue, fueron testigos de los hechos, y que algunos de ellos grabaron videos, aunque al cierre de esta nota, Castro no los ha enviado a 14ymedio.

La Patrulla Fronteriza, por su parte, niega las acusaciones. “No tengo ninguna información específica relacionada con el evento que describen”, responde por escrito a este diario el agente Jeff Stephenson, supervisor de la Oficina de Relaciones Públicas de ese cuerpo de seguridad.

La Patrulla Fronteriza, por su parte, niega las acusaciones. “No tengo ninguna información específica relacionada con el evento que describen”

Stephenson explica que, como regla general, cuando la Patrulla Fronteriza observa a gente nadando alrededor del muro fronterizo, no entran al agua para detenerla, “ya que eso sería extremadamente peligroso para el agente y para el migrante” y que cuando se puede, los agentes ordenan a los migrantes que salgan del agua “con seguridad”.

Sin embargo, prosigue, “a menudo, los migrantes optan por nadar de regreso a México para evitar ser detenidos”. En todos los casos, puntualiza, “los agentes de la USBP [Patrulla Fronteriza por sus siglas en inglés] notifican a nuestros socios marítimos para que ayuden con posibles rescates y detenciones”, esto es, la Oficina de Aduanas (CBP) y la Guardia Costera.

Cruzar del otro lado, como dicen en esta ciudad fronteriza de México, por el mar es una apuesta arriesgada. No solo por el oleaje que caracteriza a estas aguas del Pacífico, sino porque quien logre hacerlo tiene delante de sí, en cualquier caso, varios kilómetros fuertemente vigilados hasta la población estadounidense más cercana, Imperial Beach.

“No es habitual esta ruta, pero es más usada de lo que se piensa”, cuenta Hugo Castro, que asegura que el de los cubanos es el sexto rescate similar en lo que va de año. Tres de ellos, detalla, mexicanos deportados que buscaban regresar con sus familias al país vecino. “Normalmente, vemos un rescate al mes, pero desde que empezó 2021, ha habido dos al mes”. 

La CBP, informa Jeff Stephenson, “no rastrea los intentos de cruce a nado alrededor del muro fronterizo en el área de Playas, pero puedo decirles que hemos tenido 126 eventos marítimos desde octubre de 2020”, un total que incluye nadadores, embarcaciones y “otros intentos de cruzar la frontera ilegalmente a través del dominio marítimo”.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 9