"Me daba lo mismo morir que seguir vivo", cuenta el balsero hospitalizado en EE UU

Julio César Capote fue rescatado por la Guardia Costera de EE UU el pasado 25 de agosto en las cercanías de Fowey Rocks

Capote salió por Playa Herradura, en el Mariel, provincia de Artemisa, junto a otros tres jóvenes que murieron en la travesía. (Collage)
Capote salió por Playa Herradura, en el Mariel, provincia de Artemisa, junto a otros tres jóvenes que murieron durante la travesía. (Collage)

Después de diez días en el mar que lo dejaron al borde de la muerte, el balsero cubano Julio César Capote podrá iniciar su proceso de asilo en suelo estadounidense. "Me daba ya lo mismo que me muriera que seguir vivo", confesó este miércoles el joven de 21 años a Telemundo 51.

Capote fue rescatado por la Guardia Costera de EE UU el pasado 25 de agosto en las cercanías de Fowey Rocks, al sur de Florida, mientras navegaba en una precaria embarcación de dos metros. Debido a los daños físicos y el grado de deshidratación en que se encontró, el balsero tuvo que ser hospitalizado.

"Yo pensaba muchas cosas, que si iba a llegar, que si me iba a morir, qué me iba a pasar", dijo Capote al canal de televisión poco después de ser dado de alta del hospital Jackson Memorial de Miami, de donde salió acompañado de familiares que residen en EE UU. El joven llevaba sus piernas vendadas por las quemaduras que sufrió durante la travesía, que hizo junto con otros tres migrantes, que, según explicó el propio Capote a los guardacostas, habían muerto en el trayecto.

Sobre la travesía, el balsero detalló que los acompañantes que murieron eran jóvenes. Salió por Playa Herradura, en Mariel, provincia de Artemisa, junto a su tío, Chenli Yoan Capote, de 21 años, y los hermanos Josué Gabriel, de 22, y Karen Rojas Pareta, de 18. "A los tres días se nos vira la balsa y se nos bota la comida, el agua, todo", cuenta.

"Yo pensaba muchas cosas, que si iba a llegar, que si me iba a morir, qué me iba a pasar"

"Empieza el sol a quemarnos y a la muchachita junto con el hermano se le empiezan a caer las uñas, a despellejársele las manos, a quemársele todas las costillas y ella dice 'no aguanto más' y se tira al agua con el hermano. El hermano estaba peor que ella; desde que salió estaba vomitando deshidratado, vomitaba sangre y todo", precisa Capote, que quedó entonces con su tío, quien "ya había comenzado a alucinar".

En otro momento "se cae un pedazo de la balsa" y el tío se lanzó al mar para tratar de rescatar el fragmento pero "las olas eran muy grandes y se lo llevaron". Pasó unos diez días a la deriva hasta que fue encontrado por un ciudadano que navegaba al sur de Florida y avisó a la Guardia Costera.

Sobre las opciones legales del balsero, el abogado de Inmigración Willy Alllen dijo al canal de televisión que, en la oficia de Aduana, existe la posibilidad de que le otorguen el llamado 'parole', documento con el cual, al año y un día, puede optar a la residencia según la Ley de Ajuste Cubano.

El letrado también precisó que podrían eventualmente enviarlo frente a un juez de Inmigración, pero asegura que casos como el de Capote son aislados, porque a la mayoría de migrantes interceptados en alta mar los atienden médicamente y los repatrian a Cuba de inmediato.

A inicios de agosto pasado, un cubano logró pasar la entrevista de "miedo creíble" en alta mar en Estados Unidos. El migrante, identificado como Ernesto Urgellés, según sus familiares fue policía en Cuba y había sido interceptado junto a otros balseros, devueltos a los pocos días a la Isla por la Guardia Costera.

Urgellés no puede entrar en EE UU mientras se estudia su petición de asilo, por lo tanto, debe quedarse en la base de Guantánamo o en un tercer país que lo acepte provisionalmente.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 7