Se eleva el número de muertos y heridos en Bolivia mientras buscan una salida a la crisis

Se cuentan al menos 23 personas muertas y 715 personas heridas desde el inicio de la crisis institucional y política

Enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas del orden en La Paz. (EFE)
Enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas del orden en La Paz. (EFE)

(EFE).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) elevó a 23 el número de muertos y a 715 el de heridos en incidentes en Bolivia tras las elecciones del pasado 20 de octubre y el golpe de Estado que llevó a Evo Morales a renunciar a la presidencia del país.

"Se totaliza por lo menos 23 personas muertas y 715 personas heridas desde el inicio de la crisis institucional y política", informó esta entidad en Twitter.

La CIDH explicó en la red social que actualiza las cifras de víctimas en Bolivia después de que "desde ayer [el viernes] son 9 fallecidos y 122 heridos desde la represión combinada de la policía y fuerzas armadas".

Estos datos actualizados se refieren a víctimas en choques entre cocaleros afines a Evo Morales y fuerzas del orden el pasado viernes cerca de la ciudad de Cochabamba, en el centro de Bolivia, en la jornada más trágica desde el comienzo de la crisis.

La CIDH denunció en esta jornada un decreto del Gobierno provisional de Bolivia que exime a las fuerzas del orden de responsabilidad penal si actúan "en legítima defensa o en estado de necesidad" y bajo criterios de "legalidad, absoluta necesidad y proporcionalidad". El Ejecutivo de Áñez respondió que no supone una "licencia para matar" y se enmarca en la Constitución y las leyes del país.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia advirtió de que recibe denuncias "sobre posible implantación de evidencias con el fin de incriminar a personas en actos delictivos" por parte de la Policía.

"Es importante que la Dirección General de Investigaciones Internas (DIGIPI) en una señal de transparencia pueda investigar estos hechos y establecer sanciones", añadió en Twitter.

Ciudadanos rodean los féretros de varios de los fallecidos tras los disturbios con las fuerzas del orden, frente al Instituto de Investigaciones Forenses este sábado, en Cochabamba. (EFE)
Ciudadanos rodean los féretros de varios de los fallecidos tras los disturbios con las fuerzas del orden, frente al Instituto de Investigaciones Forenses este sábado, en Cochabamba. (EFE)

Los féretros de algunos de los fallecidos comenzaron este sábado a llegar a Cochabamba, capital de la región homónima, la más castigada por la violencia desatada tras los fallidos comicios del 20 de octubre que desembocaron en la salida de Morales del país

Los ataúdes de cinco de los muertos en los trágicos disturbios del viernes fueron recibidos con gritos clamando justicia frente al Instituto de Investigaciones Forenses en Cochabamba, en el centro del país.

Familiares y amigos insistieron en las denuncias sobre una dura intervención de policías y militares el día anterior, cuando una marcha de cocaleros afines a su líder Evo Morales intentaba entrar en Cochabamba.

"Acaso somos perros", se preguntaban, para denunciar ante las cámaras que "no pueden matar de esta manera".

Nuevas elecciones

La única salida a la crisis más profunda en Bolivia desde la "guerra del gas" de 2003, que dejó más de sesenta muertos, parece ser por ahora una nueva cita con las urnas, un proceso que podría retrasarse unos tres meses.

Para agilizarlo, este sábado el Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales, que controla el Parlamento, anunció para el martes una sesión que inicie el proceso, que pasa primero por nombrar un nuevo órgano electoral que suceda al anterior, cuyos miembros están procesados y algunos ya en prisión por el supuesto fraude del 20 de octubre.

La presidenta interina reitera que su objetivo es nuevos comicios, pero para ello tiene que entenderse con el MAS. (EFE)
La presidenta interina reitera que su objetivo es nuevos comicios, pero para ello tiene que entenderse con el MAS. (EFE)

Ese órgano electoral debe salir de una Asamblea Legislativa en la que el MAS tiene mayoría de dos tercios, frente a una oposición que sustenta el Gobierno provisional de Áñez.

La presidenta interina, Jeanine Áñez, reitera que su objetivo es nuevos comicios, pero para ello tiene que entenderse con el MAS en un Parlamento que aún no se ha pronunciado sobre la renuncia de Morales.

Un trámite que puede convertirse en más que un formalismo en la actual coyuntura.

El que fuera durante los últimos casi catorce años presidente del país avisó desde México que quiere volver. (EFE)
El que fuera durante los últimos casi catorce años presidente del país avisó desde México que quiere volver. (EFE)

El que fuera durante los últimos casi catorce años presidente del país avisó desde México que quiere volver, aunque ya no sea candidato de nuevo si con eso ayuda a traer paz a su amada Bolivia. 

Nueva política exterior 

Una de las primeras decisiones de Áñez fue apartarse radicalmente de los aliados políticos de su antecesor, empezando por Cuba y Venezuela.

Un grupo de 226 médicos cubanos salía por la mañana rumbo a su país desde el principal aeropuerto de Bolivia, el de Viru Viru en Santa Cruz, tras las denuncias del Gobierno boliviano de que entre este colectivo hay quienes instigan la violencia en el país.

Una aeronave de Cubana de Aviación antes de salir del Aeropuerto Internacional de Viru Viru el 16 de noviembre de 2019. (EFE)
Una aeronave de Cubana de Aviación antes de salir del Aeropuerto Internacional de Viru Viru el 16 de noviembre de 2019. (EFE)

Poco después de despegar el vuelo de Cubana de Aviación, Áñez aparecía en la televisión estatal de Bolivia en una videollamada con el dirigente de oposición Juan Guaidó, líder del Parlamento y quien se proclamó presidente encargado de Venezuela.

"Celebramos que haya cortado de tajo relaciones con el dictador", dijo Guaidó sobre el gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro.

El nuevo aliado del también nuevo Gobierno de Bolivia, que ejerce desde hace solo cuatro días, aventuró que lo que pasa en el país sudamericano "no es una brisita, sino un gran huracán de democracia para liberar no solamente a Venezuela, sino también a Cuba".

El enviado de la ONU inicia encuentros para tratar de pacificar Bolivia

El enviado de las Naciones Unidas para Bolivia, Jean Arnault, se reunió este sábado con la presidenta interina, Jeanine Áñez, en el marco del trabajo de la organización que pretende la "pacificación" del país y la convocatoria de nuevas elecciones.

En la imagen, el enviado de las Naciones Unidas para Bolivia, Jean Arnault. (EFE)
En la imagen, el enviado de las Naciones Unidas para Bolivia, Jean Arnault. (EFE)

Arnault se reunió con Áñez en el marco de una visita de protocolo en el Palacio de Gobierno de La Paz para iniciar desde este domingo otros encuentros con actores sociales y políticos de Bolivia.

El enviado especial dijo que las prioridades son la búsqueda acelerada de "una solución pacífica a esta crisis" y la urgencia de "apresurar y acelerar" una salida política.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10