Los republicanos son incapaces de sustituir a Pelosi pese a tener la mayoría

Por primera vez en 100 años, la Cámara Baja fue incapaz de nombrar a su nuevo presidente en una sola votación

Kevin Macarty intentó erigirse con el cargo hasta en tres ocasiones, pero en todas ellas fracasó por una rebelión del ala dura de su propio partido. (EFE/Jim Lo Scalzo)
Kevin Macarty intentó erigirse con el cargo hasta en tres ocasiones, pero en todas ellas fracasó por una rebelión del ala dura de su propio partido. (EFE/Jim Lo Scalzo)

(EFE).- Las divisiones internas del Partido Republicano escenificadas este martes impidieron la elección del sucesor de la demócrata Nancy Pelosi como presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos a pesar de ostentar la mayoría parlamentaria suficiente para hacerlo.

Por primera vez en 100 años, la Cámara Baja fue incapaz de nombrar a su nuevo presidente en una sola votación. El líder de la bancada republicana, el californiano Kevin McCarthy, intentó erigirse con el cargo hasta en tres ocasiones, pero en todas ellas fracasó por una rebelión del ala dura de su propio partido.

Exhaustos tras horas de debates, los congresistas acordaron aplazar hasta hoy, miércoles, la votación para elegir al que liderará la cámara en la 118 legislatura, que no puede echar a andar hasta que alguien asuma el puesto vacante.

Los republicanos más moderados culpan de este insuficiente desempeño electoral al papel protagónico que conserva en el partido el ex presidente Donald Trump

El origen de esta situación de bloqueo está en las elecciones de medio mandato del pasado 8 de noviembre en las que se renovó el Congreso.

Aunque los republicanos arrebataron a los demócratas la mayoría de la Cámara Baja y podrán complicarle las cosas al presidente Joe Biden en sus últimos dos años de mandato, la victoria conservadora fue ajustada y lejos de la "ola roja" que habían vaticinado muchos medios.

Además, los demócratas no solo consiguieron retener la mayoría en el Senado, sino que ampliaron su control con un nuevo escaño.

Los republicanos más moderados culpan de este insuficiente desempeño electoral al papel protagónico que conserva en el partido el ex presidente Donald Trump (2017-2021), que colocó a varios candidatos extremistas que acabaron perdiendo.

Mientras, el ala dura responsabiliza a la campaña diseñada por McCarthy, quien lidera el partido en la Cámara Baja desde 2014.

Tras casi una década soñando con este cargo, McCarthy vio este martes como se le escapaba –al menos de momento– la posibilidad de convertirse en la tercera autoridad del país, después del presidente, Joe Biden, y de la vicepresidenta, Kamala Harris, quien preside el Senado.

En ninguna de las tres votaciones consiguió los 218 votos que necesitaba. Se quedó con 203 en las dos primeras y 202 en la última.

Y es que en un claro órdago contra su líder, un pequeño grupo del ala más derechista del partido, agrupado en el Freedom Caucus, postuló a candidatos alternativos.

En un claro órdago contra su líder, un pequeño grupo del ala más derechista del partido, agrupado en el Freedom Caucus, postuló a candidatos alternativos

Primero fue Andy Biggs, de Arizona, que obtuvo 10 votos. Después Jim Jordan, de Ohio, que tuvo 19 apoyos en la segunda votación y 20 en la tercera, a pesar de que él mismo había llamado a votar por McCarthy.

El Partido Demócrata, sin embargo, cerró filas con su candidato, el congresista Hakeem Jeffries, de Nueva York, que las tres veces concentró los 212 apoyos de su formación política, insuficientes también para presidir la cámara.

La legisladora Elise Shefank intentó sin éxito convencer a los republicanos díscolos presentando a McCarthy como "profundamente conservador" y "orgulloso" de estar en contra del aborto y a favor del derecho a las armas.

En una clara burla a los republicanos, el congresista demócrata Pete Aguilar exclamó en su intervención: "Los demócratas de la Cámara sí estamos unidos".

La escisión ya se veía venir incluso antes de la apertura de la legislatura. Tras una reunión con sus compañeros, McCarthy compareció este martes ante la prensa para anunciar que no tenía los votos suficientes y que habría una "batalla en el hemiciclo".

El californiano arremetió contra los compañeros que piensan más en "cargos para ellos mismos que en el país", pero advirtió de que no se iría a "ninguna parte" y que daría la batalla hasta el final.

Los congresistas ultraconservadores afean a McCarthy no haber negociado con ellos una reforma del reglamento de los debates ni los nombres para liderar los comités del Congreso en la nueva legislatura.

Ambos bandos emprendieron una batalla de desgaste en la que ninguno cedió, por lo que acordaron retomar la sesión el miércoles al mediodía

Algunos de ellos comparecieron ante los medios para confirmar que no iban a apoyar a McCarthy y reprochar que el candidato a presidir la Cámara pretendiera su "sumisión" sin condiciones, en palabras del representante por Florida Matt Gaetz.

Ambos bandos emprendieron una batalla de desgaste en la que ninguno cedió, por lo que acordaron retomar la sesión el miércoles al mediodía.

El reglamento no contempla otra alternativa a que se sigan repitiendo votaciones hasta que alguien logre la mayoría necesaria para reemplazar el hueco que deja la hasta ahora omnipresente Nancy Pelosi, en el cargo durante dos períodos (2007-2011 y 2019-2023).

Los precedentes no son muy esperanzadores. En 1923, el presidente de la Cámara fue elegido en una novena votación, mientras que en 1869 se logró tras 60 votaciones, un proceso que se alargó durante dos meses.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0