Ariel Ruiz Urquiola, condenado a un año de prisión por desacato

Un tribunal de Viñales impone al biólogo la pena máxima prevista para ese tipo de delito

Ariel Ruiz Urquiola y su familia sostienen que el fin de las autoridades es hacerse con su finca en Viñales, Pinar del Río, y castigarlo por su oposición al Gobierno. (Facebook)
Ariel Ruiz Urquiola y su familia sostienen que el fin de las autoridades es hacerse con su finca en Viñales, Pinar del Río, y castigarlo por su oposición al Gobierno. (Facebook)

El biólogo cubano Ariel Ruiz Urquiola fue condenado este martes por el tribunal de Viñales, en Pinar del Río, a un año de prisión por el presunto delito de desacato, una sentencia que ha impactado a sus familiares más próximos por ser la máxima pena para este tipo de falta.

Según El Nuevo Herald, Ruiz Urquiola comunicó a través de la activista Ailer González que, antes de ser detenido el pasado jueves, "más de cinco hombres, funcionarios del cuerpo de guardabosques que no se identificaron con nombres y apellidos penetraron forzadamente en su finca". Estos individuos acusaron al biólogo de talar árboles sin permiso para cercar su terreno a pesar de que tenía una autorización para erigir una barrera.

Urquiola fue detenido en la finca que tiene en usufructo en Viñales al negarse a entregar sus herramientas de trabajo a los funcionarios. Aparentemente, Ruiz Urquiola les acusó de operar como "la guardia rural" (una alusión a la Cuba republicana), términos que le valieron la detención por desacato.

Urquiola fue detenido en la finca que tiene en usufructo en Viñales al negarse a entregar sus herramientas de trabajo a los funcionarios. Aparentemente, Ruiz Urquiola les acusó de operar como "la guardia rural"

El biólogo había iniciado una huelga de hambre desde el sábado para protestar contra las irregularidades de su caso. Su familia ha afirmado que la Fiscalía, que pedía cuatro años de prisión, había fabricado el proceso en su contra.

Boris González Arenas, amigo del científico, explicó a 14ymedio que Ruiz Urquiola estuvo cuatro días incomunicado. "El proceso ha sido casi sumario dando muy poco tiempo para buscar al abogado y preparar el caso", denuncia.

“Es un horror lo que ha ocurrido, un delito de estado con la intención clara de enviar el mensaje de que bajo el mandato de Miguel Diaz-Canel el Gobierno sigue igual de represor y de que nada ha cambiado”, opina González Arenas.

Su hermana, Omara Ruiz Urquiola, afirmó a Diario de Cuba que el objetivo del proceso a su hermano es quitarle la finca y sostuvo que apelarán la sentencia, para lo que disponen de tres días.

La casa, ubicada en la parcela, y el terreno, las gestiona Urquiola en usufructo y ha instalado allí una granja agroecológica. En 2008 el Gobierno de Raúl Castro comenzó la entrega de tierras estatales ociosas en usufructo para intentar reanimar el sector agropecuario. Urquiola ha denunciado en repetidas ocasiones la crianza de cerdos silvestres en la zona donde está ubicada su finca, una situación que ha producido un negativo impacto ambiental en un Parque con alto valor natural y turístico. Sus denuncias han sido dirigidas al Ministerio de Agricultura, el Ministerio del Interior y las autoridades del Poder Popular de la zona.

El biólogo había iniciado una huelga de hambre desde el sábado para protestar contra las irregularidades de su caso

El biólogo y doctor en Ciencias ha participado en varios proyectos de investigación sobre la biodiversidad cubana. También, dirigió una investigación internacional realizada entre la Universidad de La Habana, el Museo de Historia Natural de Berlín y la Universidad Humboldt sobre el origen y poblamiento de la Sierra de los Órganos, en Pinar del Río.

En 2016, el científico fue expulsado del Centro de Investigaciones Marinas bajo el argumento oficial de ausencias injustificadas, pero, a su juicio, se trató de un complot en su contra debido a que no resulta "confiable" para las autoridades, por sus inclinaciones políticas.

A finales de ese mismo año el biólogo fue detenido en tres ocasiones al exigir los medicamentos que necesitaba su hermana, gravemente enferma. Tras una huelga de hambre y una vigilia a las afueras del Hospital Oncológico de La Habana, Ruiz Urquiola logró que se reiniciara la administración del fármaco a la paciente.

__________________________________________________________________________

El equipo de   14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0