Colas ‘online’ en Cuba en tiempos de coronavirus

Cimex, uno de los brazos empresariales de los militares, anunció recientemente la ampliación a varias provincias de los servicios de la plataforma digital ‘ TuEnvío’

Las autoridades cubanas han abierto una red de tiendas virtuales como una forma de evitar las aglomeraciones para adquirir productos de primera necesidad. (14ymedio)
Las autoridades cubanas han abierto una red de tiendas virtuales como una forma de evitar las aglomeraciones para adquirir productos de primera necesidad. (14ymedio)

Dianelys puso en el carrito virtual unas salchichas, aceite vegetal, galletas y jabón de baño. Al concluir la compra esperó por una semana que le avisaran por correo electrónico que podía ir a buscar la mercancía a la tienda, pero en lugar de eso llegó un mensaje de que su dinero sería devuelto a la tarjeta porque los productos se habían agotado.

Cimex, uno de los brazos empresariales de los militares cubanos, anunció recientemente la ampliación a varias provincias de los servicios de la plataforma digital TuEnvío, que aglutina a varios mercados para compras online, como una forma de evitar las aglomeraciones y que los clientes puedan adquirir productos de primera necesidad sin tener que salir de casa en estos tiempos de covid-19.

La noticia se vio empañada porque los días posteriores muy pocos internautas pudieron acceder al portal de compras

La noticia se vio empañada porque los días posteriores muy pocos internautas pudieron acceder al portal de compras. La mayoría ni siquiera logró registrarse, otros tuvieron problemas para ver las ofertas o pagar al final del proceso. Los constantes cuelgues de la plataforma generaron un coro de reclamos, quejas y frustraciones que se extendió por las redes sociales y los medios oficiales.

"No calcularon bien la demanda, lo cual es un error porque en esta situación de desespero por comprar alimentos se podía prever que iba a ser así", comenta a 14ymedio Samuel, un informático de 28 años que ha desarrollado varias aplicaciones para Android. "En el mundo hay muy buenos ejemplos de tiendas online por lo que tampoco pueden justificarse diciendo que era algo que se hacía por primera vez".

Pero Samuel advierte de que los problemas de la plataforma trascienden a cuestiones de ancho de banda o de capacidad del servidor. "La información sobre cada producto es pobre y las fotos que se muestran no son de buena calidad, elegir las cantidades -que están racionadas- tampoco es una operación fácil y hay que simplificar la herramienta para llegar a un público mayor".

Para calmar los ánimos, las autoridades explicaron en los medios nacionales que, debido a una "alta demanda en el servicio, la página ha mantenido una operatividad muy inestable" y se le ha "dado ininterrumpidamente mantenimiento" para gestionar el tráfico de internautas que llegaron al portal principal impulsados más por la necesidad que por la curiosidad.

Hasta hace poco, estaban funcionando tiendas digitales para que los emigrados compraran alimentos a sus familias, unos productos ubicados en almacenes estatales de Cuba. Pero, desde finales de marzo y tras los primeros casos de covid-19 en la Isla, estos sitios -donde se podía comprar carnes, granos y artículos de aseo- no están prestando servicio o solo tienen unos pocos productos en oferta.

Las tiendas en divisas, que se abrieron a finales del año pasado para la compra de electrodomésticos y piezas de vehículos, tampoco están brindando servicio porque la red comercial de la Isla está destinada exclusivamente a productos básicos, como alimentos y útiles de aseo. 

El pasado viernes Cimex abrió un foro con los usuarios para atender las críticas y ofrecer respuestas. El encuentro digital se convirtió en un calvario para los empleados del conglomerado, que debieron soportar una avalancha de quejas y que, en la mayoría de los casos, se limitaron a recomendar a los consumidores que escribieran a un correo electrónico de atención a los clientes.

Este fin de semana al sitio web estuvo largo tiempo inactivo. "Estimados clientes. Detendremos momentáneamente el flujo de órdenes para reajustar el proceso logístico. Regresamos en breve. Las órdenes que se encuentran en proceso no estarán afectadas", se podía leer en la portada. 

Las autoridades también han limitado la compra a dos unidades de cada producto, para evitar el acaparamiento, pero las tiendas digitales generan otro tipo de segregación. Por el momento solo se puede pagar con tarjeta asociada a una cuenta en moneda nacional (CUP) y a través de una cuenta en la plataforma EnZona, creada por la Empresa de Tecnologías de la Información para la Defensa (Xetid).

En enero de este año, EnZona había acumulado un volumen de ventas de 9 millones de pesos, con un poco más de 23.000 usuarios registrados. "Esos son los dichosos que ahora pueden hacer estas compras", lamenta Lisset Echevarría, una usuario del Banco Metropolitano en La Habana que lleva semanas tratando de obtener una tarjeta. 

Este diario llamó a una decena de sucursales bancarias en la capital y al menos en cuatro de ellas este lunes no se estaban procesando solicitudes para obtener una tarjeta magnética, en dos recomendaron evitar trámites presenciales que "no sean vitales" y en el resto pidieron "repetir la llamada martes o miércoles" para obtener una fecha precisa de cuándo podría comenzarse el proceso.  

Zurelys de 38 años insistió este lunes en hacer unas compras en el centro comercial de Carlos III que está entre las que ofrece TuEnvío. La "conexión con este sitio no es segura" y no se deben "ingresar información confidencial", le advirtió el navegador de internet nada más tratar de acceder al portal. La mujer no se amilanó y siguió, pero después de tres horas de intento abandonó.

"Nunca pude llegar al punto de pagar porque constantemente el servicio me da error, después de poner una mercancía en el carrito se vacía solo", lamenta Zurelys

"Nunca pude llegar al punto de pagar porque constantemente el servicio me da error, después de poner una mercancía en el carrito se vacía solo o cuando intento seleccionar un producto no me deja", lamenta Zurelys. "Me han dicho que es mejor hacerlo de madrugada que está menos congestionada la página, así que pondré el despertador hoy para las dos de la mañana".

Pero la espera no termina una vez que se ha logrado llenar el carrito de compras y hacer el pago digital. Los envíos pueden tardar hasta siete días hábiles en llegar a las manos del cliente y en el foro del pasado viernes una de las quejas más repetidas fue la tardanza en las entregas. Los más precavidos prefieren optar por recoger la mercancía en los almacenes pero eso se torna difícil con el transporte público cancelado. 

"Esto es como las colas de toda la vida pero ahora en vez de dormir en la acera a las afueras de la tienda hay que quedarse por horas o días frente a la pantalla", lamenta. "Para colmo en una cola al menos uno sabe detrás de quién va y por dónde va la cosa, pero aquí cada vez que me da un error tengo que empezar desde el principio. Esto es la cola infinita".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5