El aumento de los impuestos incide en los altos precios de la carne de cerdo

La medida ha ocasionado malestar entre quienes consideran que los gravámenes son excesivos y desestimulan la crianza de animales

La libra de carne de cerdo sin hueso ha alcanzado los 70 CUP en varios mercados de la Isla. (14ymedio)
La libra de carne de cerdo sin hueso ha alcanzado los 70 CUP en varios mercados de la Isla. (14ymedio)

El desabastecimiento de alimento animal y la entrada en vigor de un impuesto sobre los ingresos de los productores porcinos provocaron menor oferta de carne de cerdo y precios altos en los mercados, según un reportaje publicado este lunes en Cubadebate.

Aún costará tiempo para que se solucione el déficit de cerdo y la "disponibilidad" del producto "no verá un despuntar hasta dentro de unos meses", explica el medio oficial. Mientras tanto, la libra de carne de cerdo sin hueso ha alcanzado los 70 CUP en varios mercados de la Isla.

La versión oficial admite que este año comenzó muy mal la producción porcina porque las tiendas estatales en los municipios no entregaron a tiempo el alimento para los animales. La distribución de pienso es un monopolio estatal y la producción nacional es escasa y basada en sustitutos.

La carencia del producto se achaca al incumplimiento en las entregas de "piensos esenciales" contratados con proveedores internacionales. "No llegaron en tiempo" a su destino o "nunca llegaron", puntualiza el texto, publicado después de que el alza de los precios de la carne de cerdo fuera ampliamente reportada en los medios independientes y las redes sociales.

La carencia del producto se achaca al incumplimiento en las entregas de "piensos esenciales" contratados con proveedores internacionales

En los últimos días se hicieron frecuentes en Facebook y Twitter las quejas de internautas cubanos que colocaron fotos con los precios de la carne de cerdo en las tarimas de mercados a lo largo del país. Junto a las críticas, algunos echaron mano de la ironía para explicar la ausencia de cerdo en los mercados agropecuarios.

“Uno aquí hablando boberías y el culpable del precio de la carne de cerdo es un brote de fiebre porcina africana”, comentó Camilo Condis en su cuenta de Twitter en referencia a un artículo de BBC Mundo con el título:  Por qué el precio del cerdo se dispara en el mundo.

La publicación asegura que Brasil y Argentina determinaron no enviar a Cuba los cargamentos ya contratados, una decisión que el jefe de la División Tecnológica Porcina del Grupo Empresarial Ganadero, Yasser Hamed Jassén Santiesteban, adjudicó a "los efectos del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos".

En diciembre de 2018, Brasil congeló una línea de créditos que le permitía a Cuba adquirir una variedad de productos, especialmente alimentos. La cancelación se debió a los incumplimientos de pagos de La Habana, un hecho que no aparece mencionado en el reportaje de Cubadebate.

Los productores locales no pudieron comprar al Estado este tipo de pienso, basado fundamentalmente en maíz y soja

En la Isla, los productores locales no pudieron comprar al Estado este tipo de pienso, basado fundamentalmente en maíz y soja, desde septiembre pasado y solo a principios de abril de 2019 comenzó a distribuirse el producto. Una realidad que afectó a los más de 14.000 productores porcinos pertenecientes al sector privado y cooperativo, estos últimos obligados a distribuir su carne a través de la empresa estatal Acopio, un intermediario entre las criadores y los mercados.

Otro golpe que hizo tambalearse la disponibilidad de carne de cerdo en los mercados y ha contribuido a disparar su precio fue la aplicación a inicios de este año del cobro de impuestos a los porcicultores sobre sus ingresos personales, una escala progresiva que va desde el 10% para quienes obtienen ganancias de hasta 12.000 pesos, y llega hasta el 45% si el productor gana más de 150.000 pesos.

Esta medida ha ocasionado malestar entre quienes consideran que los gravámenes son excesivos y desestimulan la crianza de animales, en medio del adverso contexto económico que vive el país. Muchos de esos productores pagan, además, otros impuestos relacionados con la actividad que realizan y la fuerza de trabajo que contratan.

La carestía se ha recrudecido con la ausencia o disminución de la oferta de otros productos como el pollo congelado, los hot dogs, las hamburguesas crudas y el picadillo procesado, alimentos que por años han apuntalado la alimentación de las familias cubanas.  Ese déficit ha provocado que muchos consumidores intenten suplir la carencia de estos alimentos importados con la carne de cerdo local.

____________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 25