Cuba sigue con la cosecha azucarera pese a las dificultades y el coronavirus

Desde la década de 1990 la industria del azúcar de la isla ha sufrido una drástica caída 

La producción azucarera fue por décadas el motor económico de Cuba pero la mala gestión estatal arruinó las fábricas y los campos. (Cortesía)
La producción azucarera fue por décadas el motor económico de Cuba pero la mala gestión estatal arruinó las fábricas y los campos. (Cortesía)

(EFE).- La actual cosecha de azúcar en Cuba prosigue con la molienda de la caña en 43 fábricas pese a dificultades con la infraestructura, la disponibilidad de recursos, afectaciones con el combustible y la presencia del coronavirus que ha registrado hasta este viernes en la Isla 923 diagnósticos positivos.

En la cosecha cubana 2019-2020 destacan las provincias de Villa Clara, y las occidentales Artemisa y Matanzas, y varias fábricas de las provincias centrales de Ciego de Ávila, Cienfuegos y Sancti Spíritus han cumplido los planes de producción de azúcar que habían previsto, según evaluaciones del grupo azucarero Azcuba.

El rendimiento industrial creció con respecto al pasado año, fijándose en un 9,40% en esta campaña hasta el momento, mientras la caña ha sido aprovechada en un 85%, señaló el director de Informática, Comunicaciones y Análisis de Azcuba, Dionis Pérez, citado por medios oficiales.

Pérez indicó que la falta de fertilizantes se ha paliado con la aplicación de abonos orgánicos a los cañaverales, entre ellos la cachaza y la vinaza

Pérez indicó que la falta de fertilizantes se ha paliado con la aplicación de abonos orgánicos a los cañaverales, entre ellos la cachaza y la vinaza -el primero un residuo de la molienda de la caña y el segundo, de la fermentación de la fabricación de alcohol-.

Aunque la cosecha aún no concluye, el directivo dijo que los preparativos para la próxima zafra 2020-2021 ya están en marcha, y dentro de esas previsiones la siembra se encuentra al 70% del plan, para un total de unas 10.450 hectáreas plantadas.

El plan de producción de azúcar de esta cosecha prevé sobrepasar el resultado de la anterior (2018-2019), que solo alcanzó 1,3 millones de toneladas de azúcar.

La industria azucarera -que décadas atrás era la locomotora de la economía cubana- es considerada actualmente por las autoridades de la isla como un sector "estratégico" porque aporta divisas con las exportaciones de azúcar, alcoholes, bebidas y derivados, así como energía y otros productos que se encadenan con casi todas las industrias del país.

La otrora floreciente industria del azúcar pasa desde hace años por una baja productiva sin conseguir el despegue.

La última cosecha en principio se había propuesto producir 1,7 millones de toneladas y así revertir los bajos resultados de las anteriores, pero solo alcanzó el 87% del objetivo

La última cosecha en principio se había propuesto producir 1,7 millones de toneladas y así revertir los bajos resultados de las anteriores, pero solo alcanzó el 87% del objetivo, afectada entre otras causas por la falta de fuerza de trabajo, la pérdida de tiempo industrial, problemas con el transporte y climatológicos.

Desde la década de 1990 la industria del azúcar de la isla ha sufrido una drástica caída que la llevó a tocar fondo con una producción de 1,1 millones de toneladas en la zafra 2009-2010.

El sector no ha logrado hasta el momento recuperar los resultados de hasta 8 millones de toneladas alcanzados en otros tiempos. 

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 18