Cuidado, tractores en la vía

Señal de circulación prohibida para los vehículos agrícolas
Señal de circulación prohibida para los vehículos agrícolas. (14ymedio)

La ausencia de transporte público en algunas comunidades del interior de Cuba ha convertido a los tractores en medios para el movimiento de pasajeros, en un país en el que los accidentes son la quinta causa de muerte, sobre todo los relacionados con el tránsito. El mal estado de las vías, la pésima señalización, el consumo de bebidas alcohólicas por parte de los conductores y las imprudencias de choferes y peatones se cuentan entre las causas más comunes de estos siniestros, así como el uso de vehículos inadecuados para la circulación por carreteras y calles.

Los tractores se destinan en muchas ocasiones a la recogida de basura, ambulancias o coches fúnebres. La ley 109 de Seguridad Vial prohíbe la circulación de estos equipos por autopistas, vías expresas o multicarriles y otras tenidas "de interés nacional, provincial o municipal".

La necesidad de moverse, sin embargo, apremia y el uso inadecuado de estos vehículos ha traído lamentables consecuencias. Entre 2010 y 2014, un total de 132 personas perdieron la vida y 941 resultaron lesionadas en 938 accidentes de tránsito vinculados con tractores. Análisis más pormenorizados apuntan a la negligencia en la conducción, los desperfectos técnico-mecánicos y el exceso de velocidad como detonantes fundamentales para estos incidentes, aunque la razón principal sigue siendo la presencia de estas máquinas en las vías.

Entre 2010 y 2014, un total de 132 personas perdieron la vida en accidentes de tránsito vinculados con tractores

Por cada diez accidentes en los que están involucrados los tractores se registran dos víctimas mortales y diez lesionados. La imponente estructura, el diámetro de las ruedas y las dificultades para las maniobras con un vehículo de gran volumen lo convierten en una verdadero artefacto mortal cuando impacta o choca con otros medios de transporte.

No obstante, la propia ley introduce una salvedad que permite el paso de estos vehículos por las vías prohibidas "con la autorización de la dependencia correspondiente del Ministerio del Interior". Por el ojo de esa aguja pasan todos los camellos, ya que en esos recónditos lugares donde hace muchos años que no entra un ómnibus ni hay una piquera de taxis, ni siquiera un carro de bomberos o una ambulancia, a la hora de llevar un infartado al hospital o una embarazada con dolores de parto hay que echar mano del tractor.

En el primer trimestre de este año, se han contabilizado medio centenar de accidentes en los que estuvieron presentes estas máquinas agrícolas. Los conductores de estos vehículos fueron declarados responsables del ocurrido en 40 de ellos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2

Últimas fotogalerías