Decenas de periodistas se unen en una declaración que reclama libertad de prensa en Cuba

El documento denuncia un aumento de "la represión física, jurídica y psicológica" contra las personas vinculadas a medios no gubernamentales

El texto llega en un momento en que la prensa independiente percibe un aumento de la represión. (14ymedio)
El texto llega en un momento en que la prensa independiente percibe un aumento de la represión. (14ymedio)

Más de medio centenar de periodistas, editores y profesores se han unido en una declaración que denuncia las violaciones a la libertad de prensa en Cuba y reclama un marco de respeto para quienes trabajan en el sector informativo independiente. "No podemos permitir que ocurra otra Primavera Negra como la de 2003", advierten los firmantes del texto.

El documento denuncia un aumento de "la represión física, jurídica y psicológica" contra las personas vinculadas a medios no gubernamentales. "Detenciones arbitrarias y encarcelamientos, allanamientos y registros de viviendas particulares, confiscación y ocupación de equipos, interrogatorios, prohibiciones de salir del país", son algunas de las represalias sufridas por los reporteros.

A estas trabas también se suman "el cerco de domicilios para impedir la cobertura de noticias, campañas de difamación, acoso físico y digital, hackeo de cuentas personales, bloqueo y ataques cibernéticos contra sitios digitales, amenazas de prisión, intimidación a familiares y estigmatización social", precisa el texto.

La publicación de la carta y la diversidad de los firmantes marca un punto histórico en la prensa independiente en la Isla, frecuentemente distanciada por diferencias temáticas o ideológicas

La publicación de la carta y la diversidad de los firmantes marca un punto histórico en la prensa independiente en la Isla, frecuentemente distanciada por diferencias temáticas o ideológicas. Sin embargo, en esta ocasión destacan signatarios de una gran variedad de medios, desde culturales o tecnológicos hasta otros más políticos.

"El argumento que habitualmente han esgrimido los representantes del Gobierno y del Partido para justificar las restricciones de libertades civiles y políticas (...) se ha sustentado en la idea de que Cuba es una nación en guerra con Estados Unidos", lamentan los firmantes. "La mentalidad que ha regido nuestro sistema ha respondido más a lógicas militares que democráticas", agregan.

El texto se publica en un contexto de creciente hostilidad oficial hacia la prensa independiente que este septiembre ha estado marcada por la condena y entrada en prisión del periodista Roberto Quiñones, un caso que "exhorta a mantenernos alerta", advierte el documento.

El texto tampoco escatima en críticas hacia una prensa oficial que no es más que un órgano del Partido. "Las agendas y rutinas productivas de los medios estatales están permeadas por el poder político y son intervenidas por sus funcionarios con frecuencia; lo cual constituye una fuente inagotable de conflictos de intereses, en los que la balanza siempre se inclina a favor de los intereses del poder político y no de los intereses de la sociedad".

"La decisión de ejercer el periodismo de manera independiente no la entendemos solo como un derecho humano sino también como un deber profesional. No creemos que podamos producir un periodismo riguroso, comprometido con la sociedad cubana y la búsqueda de la verdad, dentro de los márgenes de un modelo de prensa estatal partidista".

El texto recuerda el golpe represivo de marzo de 2003, "cuando el Estado cubano detuvo a 75 ciudadanos, entre quienes había periodistas independientes y defensores de derechos humanos, y les impuso condenas de hasta más de 20 años de privación de libertad". Un peligro que puede repetirse porque "los instrumentos legales que se emplearon para juzgarles continúan vigentes".

"Mientras no entendamos que la represión de periodistas, blogueros y comunicadores tiene que ver con la sociedad, no lograremos implementar los cambios que el periodismo necesita"

Los periodistas consideran que "la Ley de reafirmación de la dignidad y soberanía cubanas (Ley 80) y la Ley de protección de la independencia y la economía de Cuba (Ley 88), de 1996 y 1999, respectivamente, constituyen las amenazas más serias" que tiene el sector de la prensa independiente en la Isla "al criminalizar el ejercicio de derechos humanos".

"Mientras no entendamos que la represión de periodistas, blogueros y comunicadores tiene que ver con la sociedad, porque hay historias y enfoques de las historias que el poder no quiere que conozcamos, no lograremos implementar los cambios que el periodismo necesita", denuncian. "Cuando permitimos que el relato de un país se construya desde un único punto de vista, laceramos su memoria histórica y, a largo plazo, su identidad cultural".

Quienes suscriben la declaración, exigen "el cese de la represión contra quienes ejercen las libertades de prensa y expresión en Cuba; la eliminación de los recursos legales que restringen y criminalizan el ejercicio de tales libertades; el establecimiento de garantías jurídicas para ejercerlas, que deberán incluir leyes de transparencia y protección de fuentes; y la liberación inmediata de Roberto de Jesús Quiñones Haces".

_______________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 18