Una nueva declaración emplaza al Gobierno cubano a respetar la libertad de prensa

Una veintena de medios independientes piden la derogación de leyes que coartan la libre expresión

Prensa libre. (Rafael Alejandro García)
Prensa libre. (Rafael Alejandro García)

Por segunda vez en menos de un mes la prensa independiente de Cuba se ha unido en un reclamo. Esta vez se trata de una declaración que firman casi una veintena de publicaciones digitales y en la que denuncian la represión contra los reporteros a la par que demanda respeto y protección para el ejercicio del periodismo.

El texto, publicado este lunes al unísono en varios medios informativos, comienza con un resumen sobre la "campaña sistemática del Gobierno cubano con el propósito de acallar a quienes ejercen el periodismo independiente", una situación que también vulnera "el derecho de la ciudadanía cubana a la información de interés público", afirman.

La lista de estas agresiones enumeradas en la declaración incluye "detenciones arbitrarias, interrogatorios, intimidaciones psicológicas, agresiones verbales, allanamientos de domicilios, prohibiciones de salida del país, acoso sexual, ciberacoso, difamación, provocaciones en la vía pública y decomiso de medios de trabajo".

La novedad del documento difundido este 7 de octubre radica en las exigencias que componen la segunda parte del texto, que van desde pedir la legalización de los medios independientes hasta la derogación de leyes que "coarten la libertad de expresión o de prensa".

La novedad del documento difundido este 7 de octubre radica en las exigencias que componen la segunda parte del texto, que van desde pedir la legalización de los medios independientes hasta la derogación de leyes

En la última década y gracias a la irrupción de las nuevas tecnologías, han surgido en la Isla innumerables medios digitales fuera del control del Partido Comunista. A los blogs iniciales les han sucedido revistas temáticas, diarios informátivos, publicaciones deportivas y otras centradas temas sociales o medioambientales.

Un ecosistema de medios que cada día tiene mayor reconocimiento entre los lectores cubanos e, incluso, se ha convertido en una fuente de información para la prensa internacional. Varios premios prestigiosos, las alianzas con publicaciones extranjeras y un mayor apoyo de organismos internacionales han consolidado su prestigio y prestigio, lo que ha llevado el Gobierno cubano a incrementar la represión contra los periodistas independientes.

Las autoridades siguen penalizando el trabajo de estos medios, que este lunes han clamado por su derecho a existir. "Los periodistas somos mensajeros de los hechos cuyo conocimiento y difusión generan la discusión pública; nosotros también constituimos un grupo diverso, legítimo y autóctono".

A manera de compromiso, los firmantes acuerdan "ejercer el oficio del periodismo con apego a la verdad y a la búsqueda de los hechos de interés público". Pero aclaran que "el logro de estos fines y la observancia de los valores éticos y profesionales no deben ser impuestos y son responsabilidad exclusiva de periodistas y medios"

A mediados de septiembre pasado, salió a la luz otra declaración firmada por periodistas y editores denunciando las violaciones a la libertad de prensa en la Isla. El texto ha logrado ya más de un millar de firmas y esta semana se le ha sumado un informe presentado ante la Sociedad Interamericana de Prensa que ahonda sobre el mismo tema.

En medio de este alud de reclamaciones por parte del sector periodístico, la Plaza de la Revolución de La Habana sigue guardando silencio.

Aquí les presentamos el texto íntegro con la lista de firmantes hasta el momento:

Declaración de medios independientes

Consideraciones:

Primera: Desde enero de 2018 se han documentado 183 agresiones a periodistas que trabajan en el país, según organizaciones nacionales e internacionales; y en los últimos meses ha ocurrido un aumento ostensible en los ataques;

Segunda: Estos ataques hacen parte de una ola de represión a la prensa independiente, no oficial y no estatal, e incluyen detenciones arbitrarias, interrogatorios, intimidaciones psicológicas, agresiones verbales, allanamientos de domicilios, prohibiciones de salida del país, acoso sexual, ciberacoso, difamación, provocaciones en la vía pública y decomiso de medios de trabajo, entre otros;

Tercera: Estos ataques hacen parte de una campaña sistemática del Gobierno cubano con el propósito de acallar a quienes ejercen el periodismo independiente. A su vez, estas agresiones cercenan el derecho de la ciudadanía cubana a la información de interés público y, por tanto, le impiden acceder y participar en la toma de decisiones;

Cuarta: Para contribuir al desarrollo económico, social y cultural de cualquier sociedad contemporánea y de Cuba entre ellas, se requiere una discusión pública, abierta, sin trabas ni barreras, participativa, asertiva, basada en los hechos y las evidencias, guiada por el análisis inteligente, continuo, racional y sosegado de los acontecimientos;

Quinta: Los periodistas somos mensajeros de los hechos cuyo conocimiento y difusión generan la discusión pública; nosotros también constituimos un grupo diverso, legítimo y autóctono;

Sexta: Tener una prensa libre en Cuba es una condición fundamental para que el país pueda tramitar y resolver de mejor manera sus conflictos, retos y amenazas en pos del bienestar e interés de la sociedad cubana, de la que somos parte;

Séptima: De conformidad con el artículo tercero de la Constitución de la República de Cuba, la soberanía reside en el pueblo, del cual emana todo el poder del Estado; por lo que, como periodistas y parte de la sociedad, hacemos las siguientes declaraciones y exigencias en el ejercicio de esa soberanía y de nuestra voluntad libre, autónoma y colectiva.

Declaraciones:

Primera: Condena. Rechazamos los ataques sistemáticos a la libertad de prensa y expresión en contra de varios periodistas por parte de las propias autoridades: sufrimos detenciones ilegales por largos o cortos períodos de tiempo; somos condenados a prisión, sometidos a interrogatorios y a técnicas de tortura sicológica; nuestros domicilios han sido allanados; se nos prohíbe salir del país; padecemos constante acoso, provocaciones y decomisos de los medios de trabajo, entre otras acciones.

Segunda: Legalización. Solicitamos que las autoridades cubanas otorguen carácter legal al ejercicio periodístico en el país y a los medios de comunicación independientes, no estatales.

Tercera: Derogación de leyes. Exigimos la derogación de toda ley, acto administrativo, decreto, resolución y norma que coarte la libertad de expresión o de prensa de cualquier periodista y medio de comunicación.

Cuarta: Derecho a informar. Demandamos para todas las personas cubanas el derecho a informar y a recibir información veraz y objetiva; la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones; la libertad de fundar medios masivos de comunicación; la prohibición expresa de todas las formas de censura y la protección legal de las fuentes de información.

Quinta: Transparencia. Exigimos al Gobierno poner a disposición de la ciudadanía y los periodistas toda la información generada por sus diversas instancias y ramas del poder, incluyendo datos abiertos, gratuitos, integrales, oportunos, permanentes y primarios que faciliten la fiscalización ciudadana de su gestión. También exigimos que impida, efectivamente, la censura previa, las restricciones a la circulación de contenidos de los medios, la imposición arbitraria de información, los obstáculos contra el libre flujo informativo y las limitaciones al libre ejercicio y movilización de los periodistas.

Sexta: Protección. Demandamos que las autoridades prohíban las detenciones ilegales, presiones, uso y ejercicio de cualquier herramienta, mecanismo, modalidad de chantaje y coerción en contra de periodistas, en razón de los temas que investigan, lo que piensan, dicen y publican; y que incluyen, pero que no están limitadas a: las condenas a prisión, las detenciones temporales, los allanamientos de morada, las prohibiciones de salida del país o ingreso, la tortura sicológica, la destrucción o decomiso de sus materiales de trabajo, cualquier tipo de violencia o acto intimidatorio que coarte la libertad de expresión, pensamiento, conciencia y de prensa. También exigimos que se castigue a quien incumpla este deber de protección.

Séptima: No discriminación. Exigimos que las autoridades prohíban la discriminación a periodistas y medios de comunicación por motivos de su ejercicio periodístico.

Octava: Compromiso. Periodistas y medios no estatales e independientes nos comprometemos ante la sociedad cubana a ejercer el oficio del periodismo con apego a la verdad y a la búsqueda de los hechos de interés público; a adoptar mecanismos internos que garanticen la verificación y precisión de nuestra información, así como la objetividad, imparcialidad y equidad; y a establecer una clara diferenciación entre información, opinión y mensajes comerciales. El logro de estos fines y la observancia de los valores éticos y profesionales no deben ser impuestos y son responsabilidad exclusiva de periodistas y medios.La Habana, Cuba, 7 de octubre de 2019.

14ymedio

ADN Cuba

Alas Tensas

Árbol Invertido

Asociación Pro Libertad de Prensa (APLP)

CiberCuba

Convivencia

CubaNet

Diario de Cuba

El Estornudo

Havana Times

Hypermedia Magazine

La Hora de Cuba

Play-Off Magazine

Proyecto Inventario

Puente a la Vista

Rialta

Tremenda Nota

YucaByte


La Habana, Cuba, 7 de octubre de 2019

_______________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 64