EE UU suspende los visados y retira el 60% de su personal en La Habana

La medida es una respuesta a los supuestos "ataques acústicos" contra sus diplomáticos, cuyo responsable se desconoce

(EFE/14ymedio).- Estados Unidos suspendió este viernes indefinidamente la emisión de visados a cubanos desde su embajada en La Habana y pidió a los estadounidenses que no viajen a Cuba, al asegurar que no puede garantizar su seguridad tras los "ataques" sufridos por al menos 21 estadounidenses destinados en la Isla.

"Las operaciones rutinarias de visado se suspenden de forma indefinida" en la embajada estadounidense en La Habana, dijo a los periodistas un alto funcionario del Departamento de Estado, que pidió el anonimato.

Otra vocera del Departamento de Estado aclaró que el programa de reunificación familiar también se verá afectado, pues la expedición de visas de inmigrante y no inmigrante serán suspendidas.

El anuncio realizado por el Gobierno estadounidense ha cogido por sorpresa tanto a los cubanos residentes en la Isla como a quienes viven en el exterior. "Nadie entiende qué es lo que está pasando", dice Adrián Núñez, un cubano que llegó a Miami hace solo dos años y estaba haciendo el proceso para solicitar un visado para su madre que vive en Cuba.

Una vocera del Departamento de Estado aclaró que el programa de reunificación familiar también se verá afectado, pues la expedición de visas de inmigrante y no inmigrante serán suspendidas

"Estamos observando la posibilidad de que la gente sea capaz de solicitar visas en la embajada o los consulados fuera de Cuba en otros países. Pero no hemos hechos los preparativos definitivos todavía", detalló el alto funcionario del Departamento de Estado.

La medida es una consecuencia de la decisión del Departamento de Estado de retirar a todo su personal no esencial en su embajada en Cuba, que supone "más de la mitad" de sus funcionarios allí, en respuesta a los supuestos "ataques" acústicos a algunos de sus diplomáticos en la Isla, cuyo responsable aún se desconoce.

"Dado que la seguridad de nuestro personal está en riesgo y no podemos identificar la causa de los ataques, creemos que los ciudadanos estadounidenses podrían peligrar también y les advertimos de que no viajen a Cuba", indicó el alto funcionario, que afirmó que algunos de los ataques se han producido en hoteles.

Pese a esta medida, el secretario de Estado de EE UU, Rex Tillerson, afirmó este viernes que Estados Unidos seguirá trabajando con el Gobierno cubano en la investigación sobre los "ataques de naturaleza desconocida" sufridos por sus diplomáticos en La Habana, tras anunciar la retirada de más de la mitad de su personal en Cuba.

Rex Tillerson, afirmó este viernes que Estados Unidos seguirá trabajando con el Gobierno cubano en la investigación sobre los "ataques de naturaleza desconocida" sufridos por sus diplomáticos

"Cuba nos ha dicho que seguirá investigando estos ataques, y seguiremos cooperando con ellos en este esfuerzo", dijo Tillerson en un comunicado.

No obstante, el Gobierno cubano a tildado este viernes de "precipitada" la decisión de la administración estadounidense y la directora para Estados Unidos de la Cancillería cubana, Josefina Vidal, afirmó a medios oficiales que la decisión afectará a la relación bilateral, pero sostuvo a la vez que el Gobierno continuará "la cooperación activa entre las autoridades de ambos países".

"Para el esclarecimiento total de los hechos será esencial tener y contar con la participación e involucramiento efectivo de las autoridades estadounidenses", señaló Vidal, que rompe el silencio que las autoridades cubanas han matenido a lo largo del día ante la decisión anunciada por el Departamento de Estado.

Según Tillerson, la decisión de reducir la presencia de funcionarios en La Habana se ha tomado para asegurar la seguridad del personal, a la vez que sostiene que la relaciones diplomáticas con Cuba y el trabajo que realiza EE UU en la Isla sigue estando guiado por los intereses de seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos.

"Hasta que el Gobierno de Cuba pueda garantizar la seguridad de nuestros diplomáticos en Cuba, nuestra embajada quedará reducida a personal de emergencia, para minimizar el número de diplomáticos que se arriesgan a quedar expuestos" a posibles ataques, indicó el jefe de la diplomacia estadounidense.

Debido a la reducción del personal, los servicios que proporcionará la embajada estadounidense en La Habana estarán limitados a aquellos "de urgencia", precisan desde la administración estadounidense.

El Departamento de Estado también ha decidido limitar los viajes de sus funcionarios a Cuba a "aquellos implicados en la investigación" sobre los "ataques" contra el personal diplomático

El Departamento de Estado también ha decidido limitar los viajes de sus funcionarios a Cuba a "aquellos implicados en la investigación" sobre los "ataques" contra el personal diplomático.

"Estados Unidos no enviará delegaciones oficiales a Cuba ni programará reuniones bilaterales en Cuba por el momento", explicó el funcionario, quien matizó que sí podrán programarse encuentros con el Gobierno cubano en territorio estadounidense.

Esas medidas se mantendrán "hasta que Cuba pueda garantizar la seguridad del personal" estadounidense en la Isla, agregó.

Estados Unidos no responsabiliza directamente de los sucesos al Gobierno cubano, al menos por el momento, pero sí considera que el Ejecutivo de Raúl Castro "es responsable de dar todos los pasos pertinentes para prevenir los ataques" a los diplomáticos estadounidenses en la Isla.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 215