FAR, PNR y CDR lideran más de 3.000 grupos para perseguir a "coleros" y "acaparadores"

Según Raúl Castro, "la corrupción es uno de los principales enemigos de la Revolución"

Antes de las nueve de la mañana ya en la fila una empleada había repartido los primeros 60 números, una hora después repartiría 60 más y eso sería todo. (14ymedio)
En los pocos días que van de agosto, el Gobierno ha iniciado una campaña mediática contra los 'coleros' que considera informativa. (14ymedio)

El frente abierto por las autoridades contra los "pillos", avanzado en los últimos días por un despliegue mediático, ya está también sobre el terreno. Según contó el primer ministro, Manuel Marrero, se han creado 3.054 grupos integrados por 22.281 personas para perseguir a los coleros, acaparadores y vendedores ilegales de divisas. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), la Policía y los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) estarán al mando de una tarea que comenzó a prepararse a finales de julio y ya actúa.

El plan, según indicó Marrero este martes en el programa Mesa Redonda, tiene 5.195 acciones previstas en los distintos territorios, aunque La Habana es la prioridad con 522 "grupos de trabajo", especificó la vicegobernadora, Yanet Hernández Pérez. Las autoridades pretenden centrar sus esfuerzos en las tiendas y centros comerciales pero apuntan también a farmacias, ventas de materiales de la construcción y transacciones a través de redes sociales.

"Estamos actuando contra las personas que hacen la cola para lucrar, promoviendo la actividad económica ilícita", dijo Miguel Díaz-Canel en una intervención centrada en convencer de que no se actúa contra ancianos o personas humildes

"Estamos actuando contra las personas que hacen la cola para lucrar, promoviendo la actividad económica ilícita", dijo Miguel Díaz-Canel en una intervención centrada en convencer de que no se actúa contra ancianos o personas humildes, sino contra "los pillos, los que se aprovechan de los demás; contra el actuar parásito que está involucrado en este tipo de manifestaciones, de gente que en su mayoría no trabaja, no aporta socialmente nada a la población ni al país; que se aprovecha de nuestros problemas económicos para enriquecerse a costa de los demás".

Uno de los perfiles más extendidos de colero es el jubilado que tiene pocos recursos pero mucho tiempo libre que utiliza para guardar unos turnos que vende para completar su pensión miserable. El primer ministro, en cambio, optó por destacar la incorporación en este 'negocio' de "personas inescrupulosas y que venían desarrollando una actividad económica ilícita" en clara referencia a las mulas. Marrero explicó que el colero no es más que el último eslabón de una cadena que inician los acaparadores y revendedores y complementan quienes cobran por su lugar en la cola "algunos a un valor de 100 CUC, en dependencia de la tienda y el producto que se quiere comprar".

El dúo dirigente incidió en la responsabilidad de las colas, atribuida una vez más al embargo de EE UU y de la que se desligaron por completo. En su intervención, grabada previamente, Díaz-Canel acusó a quienes, a su juicio "pretenden dividir al pueblo cubano" de justificar a los coleros vinculándolos con el desabastecimiento, "el cual no asocian con el bloqueo sino con supuestas incapacidades del Gobierno y el Estado cubanos".

Según el presidente, es "elitista y vanidoso" sostener que los coleros deben existir porque haya un grupo de personas con mayor poder adquisitivo que puedan permitirse pagar. "No es odiar, ni abusar, queremos que la agente comprenda su error y alejarla de esas conductas", zanjó.

Al frente de las decisiones estuvo el secretario general del PCC, Raúl Castro, quien ordenó la incorporación de las FAR al operativo

Su primer ministro abundó en los mismos mensajes y aseguró repetidamente que al frente de las decisiones estuvo el secretario general del PCC, Raúl Castro, quien ordenó la incorporación de las FAR al operativo, al mismo tiempo que subrayó la importancia de que los CDR, la Federación de Mujeres Cubanas y la Central de Trabajadores estuvieran implicados en estas acciones.

Marrero también hizo balance de las primeras actividades de estos grupos. Más de 1.300 personas han sido detectadas y se les aplicará lo que las autoridades llamaron "acciones profilácticas" (multas) en primer lugar para, en caso de reincidir, tomar medidas penales por delitos de actividad económica ilícita.

Hasta ahora, unas 280 personas han sido procesadas por reincidencia, afirmó el primer ministro, que sostuvo que la población será informada de quiénes fueron los implicados en todos los casos, fueran personas individuales, empresas o funcionarios. A estos vínculos con la corrupción dentro de sus propias filas se refirió, según Marrero, el propio Castro, que dijo: "La corrupción es en la etapa actual uno de los principales enemigos de la Revolución; mucho más perjudicial que el multimillonario programa subversivo e injerencista del Gobierno de los Estados Unidos y sus aliados dentro y fuera del país".

El primer ministro explicó que uno de los focos en que se centran también es en el alquiler de locales para almacenar los productos que se revenden posteriormente. "Nosotros no tenemos nada en contra de que una persona natural alquile una casa, cuarto o garaje, está establecido legalmente. Lo que estamos en contra es cuando la persona alquila y se desentiende de qué uso le están dando al espacio que alquiló".

Además, la venta ilegal de divisas se ha convertido en una nueva prioridad y la Policía está enormemente implicada en esta tarea, según confirmó el coronel Eddy Sierra Arias, número dos de la PNR. Con la dolarización de la economía que ha llevado a cabo el Gobierno en las últimas semanas, las cotizaciones de las monedas libremente convertibles se han disparado en el mercado ilegal, especialmente en el caso del dólar, que ha pasado a venderse aproximadamente a 1,50 CUC la pasada semana.

El coordinador de los CDR puso énfasis en el trabajo realizado a lo largo de décadas, "primero contra los elementos contrarrevolucionarios en aquellos primeros años"

En la Mesa Redonda, donde se abordaron todas estas medidas, estuvo también Carlos Rafael Miranda Martínez, coordinador de los CDR, que puso énfasis en el trabajo realizado a lo largo de décadas. "Primero contra los elementos contrarrevolucionarios en aquellos primeros años de la Revolución triunfante, y después en dependencia del momento histórico que el país ha vivido, los CDR han estado enfrentando las actividades delictivas, la corrupción, el delito, las ilegalidades", esgrimió con orgullo. En la organización hay 852 destacamentos con más de 23.400 jóvenes.

Si otra idea quisieron fijar todos los intervinientes en el programa de ayer fue la implicación de la población en el apoyo a sus mandatarios y, en concreto, en estas medidas. Los mensajes vinieron del primer ministro -"Nosotros no habríamos podido alcanzar los niveles de control que muestra el país sin el apoyo decisivo del pueblo"- o del coronel Sierra -"Esta es una batalla que libramos y continuaremos librando con el acompañamiento de nuestro pueblo"-. Pero a Díaz-Canel se le escapó el reconocimiento de que el único pueblo que su Gobierno admite es el que lo respalda: "Vamos a actuar con justeza y firmeza, porque la calle en Cuba es para los revolucionarios y para el pueblo trabajador".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 83