El Gobierno cubano desgrava el dólar y amplía su uso a la compra de alimentos

Díaz-Canel: el Gobierno no puede seguir "haciendo lo mismo" porque "no está dando resultados"

El presidente Miguel Díaz-Canel durante su intervención ante el Consejo de Ministros este jueves.
El presidente Miguel Díaz-Canel durante su intervención ante el Consejo de Ministros este jueves.

El Gobierno confirmó este jueves que se habilitarán tiendas para la venta de alimentos y productos de aseo en divisas a lo largo de todo el país, como adelantó 14ymedio este martes. Entre las demás medidas económicas anunciadas figura la muy esperada eliminación del gravamen del 10% sobre el dólar.

En un especial del programa Mesa Redonda, que retransmitió parte del Consejo de Ministros, Miguel Díaz-Canel reconoció que "aparecerá venta de alimentos en divisas" en 72 tiendas de todo el país.

El pasado martes, este diario confirmó a través de vecinos y trabajadores que las tiendas de venta en divisas de la corporación Cimex, gestionada por los militares, se preparaban para comercializar productos de alimentación e higiene, muy deficitarios actualmente en la red de tiendas estatales en pesos cubanos y convertibles.

El comercio de estos productos básicos en moneda extranjera se hará exclusivamente a través de tarjetas magnéticas asociadas a cuentas en bancos nacionales, aunque los comercios en pesos cubanos y convertibles se mantendrán funcionando en paralelo, según las autoridades.

El comercio de estos productos básicos en moneda extranjera se hará exclusivamente a través de tarjetas magnéticas asociadas a cuentas en bancos nacionales, aunque los comercios en pesos cubanos y convertibles se mantendrán

La venta de alimentos en dólares, sumamente impopular debido a que deja fuera de ese mercado a quienes tienen como única fuente de ingresos un salario en moneda nacional, fue defendida por Díaz-Canel como una medida necesaria para el momento de crisis que atraviesa la Isla, agudizado con la pandemia y la ausencia de turismo extranjero por el cierre de fronteras durante los últimos cuatro meses.

Díaz-Canel aseguró que, en medio de un mundo que vive una situación compleja, "no podemos seguir haciendo lo mismo" porque "no está dando los resultados que necesitamos".

Las autoridades, sostuvo, se ven obligadas a tomar "medidas que parecen que benefician a unos pocos pero que a la larga, benefician a todos". Según la Comisión Económica para América Latina (Cepal) el PIB cubano se contraerá este año en torno a un 8% por los efectos de las medidas mundiales para atajar el covid-19, un fuerte golpe que se siente más aún en el turismo, una de las mayores bazas económicas explotada por el Gobierno.

El socio que ha sostenido principalmente con el petróleo, a la Isla, Venezuela, atraviesa también el peor momento de una caída que dura ya varios años y que se ha reflejado en el empeoramiento de la economía de Cuba y su búsqueda de nuevos aliados, entre los que están Vietnam o algunos países de Oriente Medio, además de los tradicionales, como China y Rusia.

Con un tono visiblemente irritado, Díaz-Canel arremetió contra los medios que adelantaron la noticia, mencionando que "han estado especulando" sobre unas medidas "que se saben necesarias".

Según el presidente, esto ha dado lugar a rumores en las redes sociales sobre el cierre definitivo de las tiendas en pesos nacionales y convertibles, algo que no ocurrirá por el momento pues seguirán en estos comercios la venta de aseo, alimentos, la canastilla, leche en polvo y otros productos. "No es que los productos en moneda convertible los quitemos de otros mercados. Eso no es ni será Cuba. Se trata de respaldar ofertas para un segmento de mercado que puede pagar en divisas", afirmó el ministro de Economía, Alejandro Gil, muy presente también en el programa.

Entre las medidas más destacadas, Gil anunció la esperada eliminación, a partir del próximo lunes 20 de julio, del gravamen del 10% que desde 2004 se aplicaba a los dólares

Entre las medidas más destacadas, Gil anunció la esperada eliminación, a partir del próximo lunes 20 de julio, del gravamen del 10% que desde 2004 se aplicaba a los dólares. La decisión se hace efectiva con cuatro años de retraso, pues se había anunciado días antes de la visita a Cuba, en marzo de 2016, del entonces presidente estadounidense Barack Obama y cuya aplicación fue entonces condicionada a la posibilidad de que la Isla pudiera realizar transacciones internacionales en esa moneda, algo que nunca llegó a ocurrir.

Gil subrayó en primera instancia que las medidas van en la línea de mantener la planificación centralizada, aunque se den pasos para "descentralizar la asignación administrativa de recursos".

Después, desgranó las 16 áreas clave que abarcará y, aunque puso especial énfasis en la soberanía alimentaria y la agricultura (en un país que importa el 80% de los alimentos que consume), una de las novedades más relevantes pero escasamente concretada fue la puesta en marcha de pequeñas empresas (pymes) tanto en el sector privado como en el estatal.

El Gobierno anunció también que prevé implicar a productores nacionales (privados, aunque no empleó la palabra) en la venta en divisas de bienes como muebles, calzado o ropa que el Gobierno no puede importar al no tener los recursos financieros para comprar en el mercado internacional.

También adelantó que se está diseñando un mercado mayorista, una demanda insatisfecha durante años para los autónomos, que ofrecerá productos "con respaldo" en divisas a cooperativas privadas que hagan negocios en moneda dura mediante exportaciones o en operaciones con empresas radicadas en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZEDM).

Otro de los sectores que se abre a los nacionales en divisas es el turismo, para lo que se lanzarán varios paquetes vacacionales dirigidos a cubanos en las próximas semanas.

Más manida fue, en cambio, la referencia a la unificación monetaria, anunciada por Raúl Castro ya en 2008 y promesa largamente incumplida. "Cuando la implementemos, se eliminará casi la totalidad de las trabas que hoy tenemos"

Más manida fue, en cambio, la referencia a la unificación monetaria, anunciada por Raúl Castro ya en 2008 y promesa largamente incumplida. "Cuando la implementemos, se eliminará casi la totalidad de las trabas que hoy tenemos para el desarrollo de las fuerzas productivas", afirmó Díaz-Canel que, una vez más, se comprometió a aprobar la norma en el menor tiempo posible.

Alejandro Gil pidió "una comercialización no monopólica", evitar las deudas y que las decisiones dependan más de las empresas estatales y menos de los "niveles superiores" y anunció novedades en el trabajo privado, con próximas ampliaciones de las ocupaciones y la flexibilización del otorgamiento de las licencias.

Rodrigo Malmierca, ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, también intervino en la Mesa Redonda para hablar de las exportaciones de empresas privadas, siempre, claro, a través de las estatales. "Hay trabajadores por cuenta propia que no tienen personalidad jurídica, la tendrán cuando tengamos la legislación lista para la constitución de las micro, pequeñas y medianas empresas. Pero no tenemos que esperar por ese paso para que ellos puedan exportar", subrayó.

Para esto, los bienes y servicios deben tener calidad y ser competitivos. No obstante, la importación también será necesaria, y las empresas estatales y privadas establecerán relaciones a través de contratos, precisó Malmierca, que añadió la exigencia de disponer de cuentas tanto en divisas como en pesos cubanos y convertibles.

Ana María Ortega Tamayo, directora general de Tiendas Caribe, y Héctor Oroza Busutil, presidente de la corporación Cimex, participaron en la Mesa Redonda para sacar pecho sosteniendo que han podido garantizar el abastecimiento a la población durante la pandemia, cuando en "otros países ocurre lo contrario", aseguraron sin aportar ningún ejemplo.

"No es que estemos cerrando las ventas en CUC o CUP, porque en la totalidad de los establecimientos aceptamos la moneda en CUP y en otros operamos totalmente en moneda nacional", dijo Ortega, aunque matizó que "el amplio surtido" solo se ofertará en divisas.

"Ambas cadenas, TDR y Cimex, han definido una nueva red para la comercialización de alimentos, aseo y ferretería, con el fin de facilitar el acceso a esos productos de las personas que posean moneda libremente convertible", argumentó Oroza.

Díaz-Canel fue muy enfático y recurrió a la retórica bélica. "Tenemos que ubicarnos en un campo de batalla, donde la estrategia del enemigo es disparar por cada frente y atacar por cada flanco"

De los 72 establecimientos, 57 tendrán productos de alimentos y aseo y 15 de ferretería. En La Habana estarán 14 de ellos y habrá al menos dos en cada provincia.

En su intervención, Díaz-Canel fue muy enfático y recurrió a la retórica bélica. "Tenemos que ubicarnos en un campo de batalla, donde la estrategia del enemigo es disparar por cada frente y atacar por cada flanco", alertó. "Hay mucho dinero corriendo y también laboratorios ideológicos. Los nuevos modelos mediáticos han demostrado efectividad en cuanto a sus capacidades para manipular y desarmar ideológicamente a los pueblos en nuestra región y el mundo".

Díaz-Canel no perdió oportunidad para lanzar una velada amenaza a los medios independientes que esta semana destaparon la historia. El gobernante prometió que entre las acciones que se tomarán estará ir "cerrando todo el camino a la manipulación y las tergiversaciones oportunistas del adversario".

"Toman el tema de las colas para el pollo y apuntan al nivel de vida de la población, toman el tema del desabastecimiento y atacan la gestión del Gobierno", se quejó en una intervención en la que no faltaron las alusiones al bloqueo y las críticas a la gestión de la pandemia en EE UU, tanto en lo sanitario como en lo económico y social: "Vivimos el derrumbe definitivo de los paradigmas del neoliberalismo".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 104