'Granma' retira una carta de médicos que llaman a tomar "más en serio" la pandemia

Díaz-Canel celebra el regreso de Italia de una brigada y "la fortaleza de la Medicina cubana" , silenciada por "los enemigos"

Captura de la página que remitía a la carta de los médicos cubanos y que lleva horas con fallo técnico.
Captura de la página que remitía a la carta de los médicos cubanos y que lleva horas con fallo técnico.

Un grupo de médicos de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Militar, alarmado por la gravedad del covid-19 y la percepción de que la población ha dejado de temerle, dirigió una carta de alerta al diario Tribuna de La Habana que Granma reprodujo pocas horas después, replicándose por el resto de medios oficiales y llegando a redes sociales de ministerios. Sin embargo, horas después, el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba había retirado la misiva y, a estas horas, la página muestra un error.

Se desconoce por qué el texto ha sido retirado, pero quizá un mensaje alarmista desde las mismas páginas de la prensa oficial no ayudaba al lunes triunfal que las autoridades habían previsto para la medicina cubana. Que la prensa independiente se hiciera eco de las deserciones de la misión en México o las infames condiciones laborales de sus trabajadores podía entrar dentro de lo esperado, pero el mensaje de los intensivistas ensombrece el ambiente de un día de júbilo para el Gobierno.

"Esta pandemia termina cuando se encuentre la vacuna, NO ANTES", cierra el texto

Los doctores explican con crudeza lo que supone estar conectado a un sistema de ventilación. "NO (sic) es una máscara de oxígeno puesta en boca y nariz, mientras usted disfruta acostado pensando en su vida, ¡no! (...) es la intubación que se hace bajo anestesia general y que consiste en quedarse mínimo dos a tres semanas sin moverse, muchas veces boca abajo (decúbito prono), con un tubo en la boca hasta la tráquea, que le permite respirar al ritmo de la máquina a la que se está conectado".

En la carta, los médicos explican que para recibir este tipo de asistencia, al que se llega tras fiebres muy altas y sensación de ahogo, hay que inducir un coma que suele prolongarse unos 20 días durante los que un paciente joven llega a perder hasta el 40% de su masa muscular y necesita seguir un tratamiento de rehabilitación de hasta un año par recuperar movilidad o capacidad de hablar.

"Es por esta razón que las personas ancianas o frágiles en su salud, no aguantan", sentencian.

Los internistas hacen un llamamiento a la población a tomar en serio la advertencia y piden que se sigan las indicaciones cuando se sale a la calle. "Esta pandemia termina cuando se encuentre la vacuna, NO ANTES", cierra el texto.

La carta aún puede leerse en su enlace original y el twitter de Tribuna de La Habana, en el perfil de Facebook del Ministerio de Educación, o en medios locales como Girón, pero en la página del primer diario oficial cubano la web indica un fallo técnico.

La operación se asemeja a lo ocurrido hace un mes, cuando Granma reprodujo las palabras textuales del ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, alertando de algunas reformas necesarias para la crisis que derivará de la pandemia. El texto fue replicado en multitud de medios oficiales e independientes, después desapareció de la fuente original y fue restablecido con alteraciones, eliminando algunas de las declaraciones del funcionario que rompían con cierta ortodoxia del Gobierno. Aquella maniobra fue interpretada como una división en el Gobierno entre reformistas y continuistas.

En este caso, la carta llegaba el mismo día que los 52 sanitarios del contingente Henry Reeve desplegados en Lombardía, la región más castigada por el covid-19 en Italia.

En el, recibimiento organizado con toda la pompa, pero con las medidas de distanciamiento requeridas por el coronavirus, Díaz-Canel estuvo acompañado del primer ministro, Manuel Marrero, el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal, y otros altos representantes del Gobierno.

El presidente ofreció un discurso en el que no faltaron las referencias a José Martí, Fidel Castro y otros revolucionarios y los elogios por la "intensa, arriesgada y heroica" labor desempeñada por los sanitarios, así como el "profundo regocijo" por su regreso victorioso con "la más humanitaria y noble de las misiones cumplidas: salvar vidas".

"Personas de todas las latitudes confían en la calidad profesional y humana de los trabajadores de la salud en Cuba", insistió Díaz-Canel para destacar que los profesionales "han mostrado al mundo una verdad que los enemigos de Cuba han pretendido silenciar o tergiversar: la fortaleza de la medicina cubana".

El mandatario denunció la "descomunal, millonaria y mendaz campaña de descrédito y ataques infames" de "voceros imperiales" contra el Gobierno cubano justo el día en que Diario de Cuba publicaba la huida de una doctora de Mayarí de la misión en México contra el covid-19. El contingente, según las fuentes del diario independiente, ha perdido ya 15 integrantes de los 590 enviados por el Gobierno.

Diario de Cuba informó también este lunes de los detalles del contrato entre el Gobierno de la Ciudad de México y las autoridades de la Isla, cuyo importe asciende a 6.255.792 dólares para el pago de salarios, capacitación, especialización, asesoría e investigación, además del alojamiento de los sanitarios.

'Diario de Cuba' informó también este lunes de los detalles del contrato entre el Gobierno de la Ciudad de México y las autoridades de la Isla, cuyo importe asciende a 6.255.792 dólares

Según la fuente del periódico, las autoridades sanitarias pagan 10.693 dólares por cada profesional y el grupo se compone de especialistas en Medicina General Integral, biomédicos, especialistas en medicina crítica e interna, epidemiólogos y enfermeros.

Lo que no se conoce es lo que recibirá cada trabajador, puesto que La Habana acostumbra a quedarse con porcentajes de entre el 70% y el 90% del salario de cada uno.

La brigada procedente de Italia ha sido trasladada al centro internacional de salud Las Praderas, donde permanecerá durante dos semanas bajo cuarentena, aunque ya las cumplió en el país europeo, que aisló quince días a los sanitarios durante las que fueron sometidos a test que comprobaran que ninguno volvía a Cuba con el virus.

Cuba ha enviado 34 brigadas y un total de 3.337 médicos y enfermeros a petición de las autoridades de 27 países de África, América y Europa. Mientras, en la Isla se prepara el alivio de las medidas cuando se cuenta con 2200 casos positivos y 83 fallecidos según datos oficiales.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12