El juicio contra José Daniel Ferrer se celebrará el 26 de febrero, según su hermana

Su esposa cuenta a '14ymedio' que todos los testigos que aportarán al juicio han sido amenazados

José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba. (EFE)
José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba. (EFE)

El juicio contra el opositor José Daniel Ferrer, detenido desde el pasado 1 de octubre, se celebrará el próximo 26 de febrero, según publicó en Facebook su hermana Ana Belkis Ferrer.

"La farsa judicial se llevará a cabo el día 26 del presente mes a las 8:30 en el Tribunal Municipal de Santiago de Cuba, sin embargo a nuestros familiares no los han avisado", escribió la hermana del líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu).

La Fiscalía pide para el coordinador de la Unpacu nueve años de prisión por un presunto delito de lesiones según denunció el pasado mes de enero su esposa, Nelva Ortega, que este lunes, contó a 14ymedio que todos los testigos que aportarán al juicio han sido amenazados.

"No quisieron aceptar el abogado que José Daniel había pedido, que es uno independiente, y le pusieron un abogado de oficio"

"No quisieron aceptar el abogado que José Daniel había pedido, que es uno independiente, y le pusieron un abogado de oficio. Él piensa que todo está a favor de Ferrer, que todo apunta a su inocencia, pero no sé si es una fachada o no. Estamos conscientes de cómo pueden virar todo en el juicio y cambiar las cosas. Ellos no contaban con que tuviéramos testigos. Cada uno de los que han recibido la citación ha sido amenazado", explica Ortega.

El activista Eber Hidalgo Cruz, uno de los testigos, fue detenido ayer, en torno a las 7:40. "Llegaron tempranito a su casa dos agentes de la Seguridad del Estado. Lo llevaron hasta el Palacete, la segunda Unidad de la provincia, donde Lázaro, que es ahora jefe de la unidad de enfrentamiento, lo amenazó con ser acusado de perjurio si no colabora para que Ferrer quede condenado. Le dijeron que podían aplicarle los artículos 150 y 155 del código penal y condenarlo entre uno y ocho años de prisión dependiendo de lo que diga en el juicio. Él es uno de los testigos pero no ha sido el único amenazado", añade.

A otro de los testigos, un vecino del matrimonio, los agentes le dijeron que lo están vigilando. "Ya han involucrado a su familia. Está asustado pero mantiene su palabra de decir lo que vio", continúa Ortega.

Según su testimonio, la supuesta víctima, Sergio García González, salió de la sede de la Unpacu sin ninguna herida, en contra de la versión del denunciante.

"Este testigo va a confirmar que ese señor estuvo a las 11 de la mañana visitando la casa, pero que se fue por sus propios pies sin ninguna lesión. Eso no les conviene para condenar a Ferrer, así que lo que hacen es amenazar al hombre. Gracias a los testigos supimos que van a poner el juicio en la fecha del día 26, un día antes de la visita que nos tocaba el 27", explica Ortega.

La esposa de Ferrer ha hablado también de las condiciones del líder de la Unpacu al que, hasta el momento, no han permitido tener llamadas, libros o libretas para escribir. "No le han permitido hasta ahora un pabellón (visita para parejas) conmigo", lamenta. La última vez que visitó a su esposo, el segundo oficial en la unidad de Aguadores le dijo que sí, si cumplía con el requisito de los análisis médicos. "Yo lo hice todo pero al final me dijeron que no, que no se le puede permitir porque él no está usando el uniforme".

En las cárceles cubanas los reclusos tienen que llevar puesto el uniforme de preso, una medida que, si se incumple, puede conllevar castigos como la suspensión de visitas, la prohibición de recibir bolsas con alimentos o la reclusión en celdas de castigo, pequeñas, sucias y aisladas. Es una tradición del presidio político cubano no usar el uniforme, lo que se conoce como "estar plantado".

Ferrer también ha anunciado que cada día 24 haría un ayuno al que que podían sumarse todos los que quisieran. "Ahora la sede está rodeada para impedir que los activistas lleguen, desde ayer estamos así en esa situación en esta sede y todas las otras de aquí, de Santiago, están rodeadas por un operativo buscando que no se haga el ayuno, pero aunque sea en cada una de las casas se va a mantener", explica.

"Ahora la sede está rodeada para impedir que los activistas lleguen, desde ayer estamos así en esa situación en esta sede y todas las otras de aquí, de Santiago, están rodeadas por un operativo"

El opositor pidió a su familia, durante una visita el pasado 14 de febrero, iniciar una campaña con el hashtag #YoSoyElQueAcusa.

"Es José Daniel quien acusa a la dictadura castrista por crímenes de lesa humanidad, por violar sus derechos y libertades, así como de todos los cubanos, por asaltar y saquear en reiteradas ocasiones su vivienda empleando para ello hasta armas de fuego, por terroríficos actos de repudio contra él, su familia y demás miembros de Unpacu, por intento de asesinato en tres ocasiones, por amenazas, calumnias, salvajes golpizas, campañas de difamación, torturas físicas y psicológicas, por privarle de su libertad y atentar contra su vida", dijo la hermana del opositor este fin de semana en redes.

José Daniel Ferrer pasó casi ocho años en prisión después de su arresto, en 2003, como parte de los 75 disidentes víctimas de la Primavera Negra

Este lunes se cumplen 146 días desde su detención en los que varios organismos e instituciones de todo el mundo han pedido su liberación. En las redes sociales también se ha reclamado su puesta en libertad con la etiqueta #FreeFerrer.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5