Largas colas en los bancos para obtener la tarjeta en divisas

La obsesión por tener una tarjeta magnética en dólares, euros o yenes japoneses marcó la jornada

Frente al Banco Metropolitano de la calle Línea, en el Vedado habanero, se multiplicó la presencia de clientes para abrir las ansiadas cuentas en Moneda Libremente Convertibles. (14ymedio)
Frente al Banco Metropolitano de la calle Línea, en El Vedado habanero, se multiplicó la presencia de clientes para abrir las ansiadas cuentas en Monedas Libremente Convertibles. (14ymedio)

Las recién abiertas tiendas para comprar alimentos en divisas no fueron las únicas con largas colas este lunes. Frente al Banco Metropolitano de la calle Línea, en el Vedado habanero, se multiplicó la presencia de clientes para abrir las ansiadas cuentas en Moneda Libremente Convertibles (MLC) que permiten comprar en los nuevos comercios surtidos de cárnicos, conservas y productos de limpieza.

En el tumulto frente al Banco pocos guardaban la distancia que marcan las medidas por el covid-19, aunque todos llevaban mascarilla. La escena se repetía en otras sucursales bancarias de la capital, como la de las calles 23 y 8, pero también podía verse un panorama similar en provincias tan distantes como Sancti Spíritus y Holguín. La obsesión por tener una tarjeta magnética en dólares, euros o yenes japoneses marcó la jornada.

Frente al Banco Metropolitano de la calle Línea, en el Vedado habanero, se multiplicó la presencia de clientes

El anuncio de la apertura de las 72 tiendas en el país se hizo oficial el jueves pasado, dos días después de que 14ymedio adelantara que las tiendas de Cimex estaban listas para abrir y vender productos de alimentación e higiene en moneda extranjera.

En las nuevas tiendas se venden además de equipos electrodomésticos, productos de alimentación y de ferretería. El comercio de estos artículos básicos se realiza exclusivamente a través de tarjetas magnéticas, por lo que contar con el “plástico” resulta imprescindible para concretar una compra en estos locales. 

La escena se repetía en otras sucursales bancarias de la capital pero también podía verse un panorama similar en provincias como Holguín. (Cortesía)
La escena se repetía en otras sucursales bancarias de la capital pero también podía verse un panorama similar en provincias como Holguín. (Cortesía)

Una pequeña tarjeta que cabe en un bolsillo marca en esta Isla la diferencia entre comer carne de res o tener que contentarse con picadillo de pavo. Los cientos o miles de clientes que hoy esperaron frente a los bancos bien que lo saben.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10