Mario Félix Lleonart desmiente las acusaciones del canciller cubano y condena la violencia

Bruno Rodríguez acusó ayer al pastor y a Yoaxis Marcheco Suárez de instigar el ataque a la embajada en Washington

Mario Félix manifestándose ante la embajada de Cuba en Washington, como es habitual, a cara descubierta.  En esta ocasión, pidiendo la liberación de Ramón Rigal y Ayda Expósito, encarcelados por educar a sus hijos en casa. (Archivo/M.F.LL)
Mario Félix manifestándose ante la embajada de Cuba en Washington, como es habitual, a cara descubierta. En esta ocasión, pidiendo la liberación de Ramón Rigal y Ayda Expósito, encarcelados por educar a sus hijos en casa. (Archivo/M.F.LL)

Los pastores evangélicos Mario Félix Lleonart y Yoaxis Marcheco Suárez han rechazado tajantemente cualquier implicación en los disparos contra la Embajada de Cuba en Washington poco después de que este martes en una conferencia de prensa el canciller cubano, Bruno Rodríguez, los señalara como posibles instigadores del ataque, perpetrado el pasado 30 de abril.

Rodríguez mencionó a varios exiliados cubanos como posibles responsables de instigar al atacante y mostró unas imágenes tomadas desde el interior de la sede diplomática en las que se ve a dos individuos que toman fotos de la fachada, presuntamente horas después de que Alexander Alazo abriera fuego contra el inmueble sin causar víctimas.

El canciller calificó a estas personas, de las que no se distingue el rostro, como "de reconocida conducta agresiva". "Puedo mencionar a Yoaxis Marcheco Suárez y a Mario Félix Lleonart, ambos asiduos participantes en actos de hostigamiento contra los diplomáticos cubanos".

"Como pastor siempre he defendido el derecho de los creyentes a ser capaces de hacer e incidir en las políticas públicas pero de ahí a promover cualquier uso de la violencia hay un largo trecho"

"Nunca he sido partidario del uso de la violencia, como pastor siempre he defendido el derecho de los creyentes a ser capaces de hacer e incidir en las políticas públicas pero de ahí a promover cualquier uso de la violencia hay un largo trecho", declaró Lleonart a 14ymedio.

"He criticado y cuestionado al Gobierno cubano precisamente por su carácter violento. Además de que llegaron al poder por la violencia, durante 60 años han sido violentos de múltiples maneras", opina el pastor bautista, que fue perseguido durante años por la Seguridad del Estado y obtuvo el asilo político en EE UU en 2016 con su esposa y sus dos hijas.

Lleonart reconoció que en varias ocasiones se ha manifestado frente a la Embajada de Cuba en Washington "pero cívicamente y pacíficamente". Algunas de esas manifestaciones han tenido como motivo denunciar la violencia "contra múltiples activistas y defensores de los derechos humanos" en la Isla.

Lleonart cita su protesta contra la detención del periodista Roberto de Jesús Quiñones Haces. "Mi esposa comparte estos mismos criterios y argumentos, es una luchadora cívica, de ahí que vincularnos con cualquier tipo de violencia es totalmente un ataque que no podemos admitir".

"Desmiento totalmente a Rodríguez Parrilla y considero que no debería estar usando información falsa para sus conferencias de prensa porque esto lo demerita como canciller y como persona que trabaja en las relaciones exteriores representando un país".

Lleonart niega haber estado siquiera a las afueras de la Embajada pocas horas después del ataque de Alazo. "Si hubiésemos ido las hubiéramos publicado, pero no íbamos a romper la cuarentena". El pastor añade que, además, en el acto de tomar una imágenes desde un espacio público y a la fachada de un edificio "no hay ningún delito".

Lleonart niega haber estado siquiera a las afueras de la Embajada pocas horas después del ataque de Alazo. "Si hubiésemos ido las hubiéramos publicado, pero no íbamos a romper la cuarentena"

Yoaxis Marcheco Suárez también negó las acusaciones desde su perfil de Facebook en un texto en el que calificó a Rodríguez Parrilla de "canciller del más terrorista y déspota sistema del continente americano".

Marcheco admite reiteradamente haberse manifestado ante la Embajada cubana en Washington en numerosas ocasiones sin ocultarse "A plena luz del día porque no tengo nada de qué avergonzarme y absolutamente nada que esconder. Como ciudadana libre he ejercido en este país el derecho que dentro de Cuba no es posible por existir allá un régimen férreo y totalitario".

En la misma línea que Lleonart, incide en el hecho de que, cumpliendo con la cuarentena, no salió de su casa durante la madrugada del suceso y que desconoce al presunto autor del tiroteo. "Pero eso no es algo que en realidad tenga que explicarle a Parrilla, estoy segura de que las autoridades norteamericanas competentes saben muy bien que no hay relación alguna entre el tirador y nosotros", insiste.

Marcheco recuerda que las veces que se ha manifestado frente a la sede diplomática cubana en EE UU lo ha hecho cumpliendo las leyes de ese país y siguiendo las indicaciones de la policía que custodia el edificio.

"No puedo dejar de mencionar la bajeza de este figurín del régimen castrista al mencionar al pastor Frank López de la Iglesia Jesus Worship Center del Doral como alguien que instigó al tirador, no se puede ser más burdo en las acusaciones", denuncia. Además considera que a este régimen "despótico y violador de cuanto derecho y libertad es inherente al ser humano" le molesta el trabajo que desempeña el Instituto Patmos monitoreando e informando en instancias internacionales las violaciones contra la libertad religiosa y de movimiento de los ciudadanos.

"Aquí, si de mentirosos, terroristas y manipuladores se trata, están ustedes que han impuesto el terror y la represión a un pueblo entero durante un poco más de sesenta años"

"Aquí, si de mentirosos, terroristas y manipuladores se trata, están ustedes que han impuesto el terror y la represión a un pueblo entero durante un poco más de sesenta años", acusa.

La Embajada de Estados Unidos en La Habana también emitió un comunicado tras la conferencia del canciller cubano en el que indicó que la aplicación de la ley en el país es "transparente, con una estricta jurisprudencia y muchos registros sobre los casos y los procedimientos judiciales a disposición del público

En una entrevista realizada por Diario Las Américas, un pastor evangélico no identificado residente en el sur de Florida, que mantiene una relación de amistad con el detenido, explicó que Alazo, padre de cuatro hijos, está diagnosticado con esquizofrenia hace muchos años y obsesionado con la idea de que lo persiguen.

Alazo, de 42 años y nacido en Cuba, llegó a EE UU en 2007, vivió en Florida pero tenía su residencia en la ciudad de Aubrey, en Texas. Tras su detención declaró que en los últimos meses había estado durmiendo dentro de su auto en varios estacionamientos para escapar de la persecución de la policía política cubana.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0