Los negocios de Nuevo Vedado se resienten con el traslado de la oficina de Viazul

Taxistas y comercios que vivían del turismo lamentan la decisión del ministerio de llevarse el servicio a la Estación Central de Ómnibus

La empresa Viazul ya no ocupa su emblemático local en la calle 26 de La Habana. (Martin A.)
La empresa Viazul ya no ocupa su emblemático local en la calle 26 de La Habana. (Martin A.)

"Esto no paraba, era todo el día lleno de turistas pero ahora si pasa uno o dos es mucho", lamenta Sara, empleada de una cafetería privada cercana al local donde, hasta el pasado 22 de marzo, estuvo ubicada la oficina de la empresa de ómnibus Viazul en La Habana. El traslado de la agencia ha sido un duro golpe para los negocios de esta zona de Nuevo Vedado.

"Todo el barrio giraba económicamente alrededor de este local de Viazul porque aquí no tenemos ningún otro lugar que atraiga turistas", explica Sara, quien asegura que en la última semana ha vendido "muy poca comida y casi nada de bebidas" en su pequeña cafetería que también sirve comida para llevar. "Si esto se mantiene vamos a tener que cerrar", advierte.

Creada en 1996, la empresa Viazul forma parte del Grupo Empresarial Astro, del Ministerio de Transporte, y se dedica al traslado de pasajeros. Con doce salidas diarias desde la capital y otras tres que parten desde Varadero, Trinidad y Santiago de Cuba, la empresa mueve más de 8.000 clientes mensuales, la mayoría de ellos turistas. Sus billetes sólo se comercializan en CUC.

Con doce salidas diarias desde la capital y otras tres que parten desde Varadero, Trinidad y Santiago de Cuba, la empresa mueve más de 8.000 clientes mensuales, la mayoría de ellos turistas. Sus billetes sólo se comercializan en CUC

Desde su fundación, la estación de Viazul estuvo ubicada en la Avenida 26 y Zoológico, pero ahora ha trasladado sus servicios a la Estación Central de Ómnibus Nacionales, situada en la Avenida de la Independencia, a pocos metros de la Plaza de la Revolución y que tradicionalmente solo acogía los vehículos de la empresa estatal Astro, que comercializa su servicio en moneda nacional (CUP).

"En este barrio habían prosperado también varias casas de renta que vivían de los clientes que querían pasar una noche para tomar el ómnibus temprano al otro día", explica a este diario Luis Alberto, nacido en las cercanías del Zoológico de la calle 26. "También muchos vecinos brindaban el servicio de taxi privado para los viajeros pero ahora todo eso ha quedado en el aire".

"Este es el tipo de decisiones que se toman desde arriba sin consultar a una comunidad y que terminan provocando muchas dificultades y problemas", opina el joven. "Hay gente que ya está perdiendo mucho dinero".

En el local que ha quedado desocupado por Viazul se instalará una agencia de viajes hacia la Isla de la Juventud donde los pasajeros podrán comprar un boleto en ómnibus desde La Habana a Batabanó, en la costa sur y también el ticket para viajar en un catamarán hacia la pequeña isla. "Pero eso es un flujo mucho menor de clientes y la mayoría son cubanos por lo que no mueven tanto dinero como los turistas", explica Luis Alberto.

En el local que ha quedado desocupado por Viazul se instalará una agencia de viajes hacia la Isla de la Juventud donde los pasajeros podrán comprar un boleto en ómnibus desde La Habana a Batabanó

Viazul cuenta con más de 90 vehículos, al menos 75 ómnibus de ellos con más de 40 plazas, además de 13 microbuses de entre 10 y 11 plazas y cuatro minibuses de 24 plazas. En comparación con las guaguas que hacen el servicio en moneda nacional, la empresa mantiene una reputación de contar con carros más cómodos y seguros.

En enero pasado, un ómnibus de Viazul sufrió un accidente en la provincia de Guantánamo, en el que murieron tres cubanos, dos argentinas, una alemana y un francés, además de dejar 33 heridos. "Eso ha sido un problema muy grande para nuestra empresa que ahora mismo está envuelta en varios litigios con la familia de la víctimas que exigen una indemnización", comenta a 14ymedio un empleado que prefiere no dar su nombre.

"Hemos tratado de mantener un servicio de alto nivel pero con el paso de los años el parque automotor se nos ha deteriorado bastante, casi ningún baño dentro de los ómnibus funciona, los asientos han sufrido mucho y las roturas cada vez son más frecuentes", explica. "Aún así, seguimos estando muy por encima de lo que ofrece Astro".

El trabajador de Viazul aclara que el traslado del local no guarda relación con el accidente de enero pasado ni con los montos por indemnizar. "Fue una decisión que tomó el anterior ministro de Transporte, Adel Yzquierdo, antes de ser sustituido y ahora se ha procedido a hacer el traslado", puntualiza.

Las autoridades han habilitado un servicio de traslado gratuito desde la estación de la calle 26 a la nueva ubicación durante una primera etapa hasta que los viajeros se habitúen al cambio

El Ministerio informó de su decisión a mediados de marzo y afirmó que el cambio respondía a la reorganización e integración de los servicios de la Empresa de Ómnibus Nacionales, además de disculparse por las molestias que pudiera ocasionar.

Las autoridades han habilitado un servicio de traslado gratuito desde la estación de la calle 26 a la nueva ubicación durante una primera etapa hasta que los viajeros se habitúen al cambio.

"Hay una gran inconformidad entre los que laboramos en esta empresa pero no podemos hacer nada".

"Mezclar en un mismo lugar una empresa que trabaja en moneda convertible con otra que lo hace en pesos cubanos no ha sido una buena idea", opina. "El nivel de exigencia de los clientes no son iguales y la Estación Central no cumple con los estándares que vienen buscando los turistas, ni siquiera hay una zona confortable que pueda funcionar como piquera para los taxis".

Un grupo de conductores de Panataxi, habituales del anterior local, enviaron la pasada semana una carta al ministerio en la que piden que se devuelva Viazul a la anterior sede

Un grupo de conductores de Panataxi, habituales del anterior local, enviaron la pasada semana una carta al ministerio en la que piden que se devuelva Viazul a la anterior sede o que se resuelva la ausencia de una piquera diferenciada para sus clientes, pero hasta el momento no han obtenido respuesta.

La unión de ambas entidades bajo un mismo techo también ha generado quejas de los clientes de Viazul que lamentan el mal estado de los espacios públicos de la Estación. "A los baños no se puede entrar porque están sucios, sin papel sanitario, la mayoría ni siquiera tiene agua para descargar la taza", se quejaba este sábado Lucía, una cubana residente en Miami que compró un boleto para viajar a Camagüey.

"Llegué al aeropuerto y pensé que tenía que ir a la terminal de la calle 26 pero me dijeron que habían cambiado de lugar", cuenta a 14ymedio. "Aquella estación era más pequeña pero estaba en mejores condiciones que está donde hay una gran desorganización y los servicios para clientes dejan mucho que desear". No obstante, considera que "está ahora en un lugar más céntrico pero se perdió calidad".

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 21