Raúl Castro llama al ahorro y denuncia la "ofensiva neoliberal" de EE UU en América latina

En la celebración del 65 aniversario del Moncada, el exmandatario reitera su “invariable solidaridad” con Maduro y Ortega

El exgobernante Raúl Castro junto al presidente Miguel Díaz-Canel en Santiago de Cuba. (Granma)
El exgobernante Raúl Castro junto al presidente Miguel Díaz-Canel en Santiago de Cuba. (Granma)

Raúl Castro ha vuelto a ponerse bajo los focos esta mañana durante el acto principal del 26 de julio por el 65 aniversario del asalto al cuartel Moncada de Santiago de Cuba, considerado por el Gobierno como el inicio de la Revolución. El exmandatario habló de nuevo de la tensa situación de la economía nacional, llamó a ahorrar al máximo y catalogó de “ofensiva neoliberal” el repliegue de los ejecutivos de izquierda en América Latina en su primera alocución tras dejar la presidencia, el pasado 19 de abril.

El secretario general del Partido Comunista de Cuba (PCC) también hizo referencia al proceso de reforma de la Carta Magna, cuyo “éxito dependerá de la participación activa y comprometida de los cubanos”. Llamó a hacer todo lo necesario para que “cada ciudadano comprenda la profundidad y el alcance de los cambios”, una leve alusión a las reacciones que están generando los cambios introducidos en el texto.

A inicios de este mes cinco denominaciones evangélicas  hicieron pública una declaración en contra del matrimonio igualitario que consagra la reforma constitucional al definirlo como la "unión entre dos personas", en lugar de “entre un hombre y una mujer”. Varias comunidades religiosas están llamando a sus fieles a rechazar la Carta Magna por este motivo.

Algunos grupos opositores también promueven la votación por el “no” en el referendo para protestar contra el carácter de fuerza dirigente de la nación atribuida al Partido Comunista y contra la “irrevocabilidad” del sistema socialista que mantiene el texto. Numerosas organizaciones disidentes han comenzado a hacer campaña por este voto negativo.

Algunos grupos opositores también promueven la votación por el “no” en el referendo para protestar contra el carácter de fuerza dirigente de la nación atribuida al PCC y contra la “irrevocabilidad” del sistema socialista

“No ignoramos las complejidades que caracterizan al actual escenario en los planos internos y externos”, reconoció Castro en el acto principal por la conmemoración del asalto en el que participó en 1953, junto a su hermano, contra la más importante fortaleza militar en el oriente del país.

La televisión y la radio estatales transmitieron en vivo el acto político en el que participaron más de 10.000 santiagueros e invitados, que fueron llegando a la plaza poco después de la medianoche del miércoles.

Castro advirtió que  “se mantiene una tensa situación en las finanzas externas como consecuencia de las afectaciones a los ingresos previstos por exportación de azúcar y en el turismo” y achacó los problemas a “una prolongada sequía, el devastador huracán Irma y eventos de intensas lluvias fuera de época, primero, y luego la tormenta subtropical Alberto”.

El exgobernante no dejó de mencionar al embargo norteamericano, cita obligada en sus discursos, y denunció su “reforzamiento” en los últimos meses, tras la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump.

“A pesar de estos factores adversos, como ya se informó, se obtuvo un discreto crecimiento de la economía en el primer semestre”, precisó en referencia al 1,1% de crecimiento del PIB entre enero y junio de 2018, una cifra insuficiente para una mejora real en la vida de los cubanos , según algunos economistas entrevistados por este diario.

Castro advirtió que “se mantiene una tensa situación en las finanzas externas como consecuencia de las afectaciones a los ingresos previstos por exportación de azúcar y en el turismo”

Castro calificó este resultado de “alentador” pero precisó que “se hace necesario asegurar las exportaciones y reducir todo gasto no imprescindible para destinar los montos disponibles a las producciones y servicios que generen ingresos en divisas”. La frase fue acogida con rostros muy serios entre los presentes.

El recuerdo de la crisis económica de los años 90, nombrada oficialmente como Período Especial, ha resurgido con más intensidad en el último año con los recortes de los envíos petroleros de Venezuela hacia la Isla, el agravamiento del déficit de productos en la red de tiendas minoristas y el retorno de los cortes eléctricos en varias ciudades del país.

El exgobernante definió al ahorro como “la principal fuente de recursos” en estas circunstancias y, como es tradicional en estos discursos cuyo estilo acuñó su hermano Fidel Castro, no detalló las cifras de logros productivos o los proyectos futuros.

El exgobernante definió al ahorro como “la principal fuente de recursos” en estas circunstancias y no detalló las cifras de logros productivos o los proyectos futuros

En relación con el repliegue que ha sufrido la izquierda en América Latina, el expresidente culpó a Washington y sus “métodos de guerra no convencional”, además de calificar de “fraudulentos” algunos éxitos de la derecha en las urnas por haberse beneficiado del “apoyo de los medios de comunicación hegemónicos”. Se trata, según él, de “una ofensiva neoliberal”.

Castro no perdió oportunidad para reiterar la “invariable solidaridad” con Nicolás Maduro y con Daniel Ortega, además de reclamar la libertad de  Luiz Inácio Lula da Silva y “su derecho a ser el candidato presidencial del Partido de los Trabajadores” en las próximas elecciones brasileñas.

Las relaciones con Washington ocuparon una buena parte de la alocución en la que Castro reiteró la frase de que “no debía pretenderse de Cuba que renunciara a las ideas por las que había luchado por más de un siglo en aras de mejorar las relaciones con EE UU”.

Esta semana el secretario de Estado adjunto para Latinoamérica, Paco Palmieri, se reunió en La Habana con funcionarios de la Cancillería, que negaron una vez más los ataques y acusaron EE UU de buscar fines políticos. En su discurso de este jueves Raúl Castro ha definido los presuntos ataques como un pretexto de la Administración Trump para enfriar las relaciones con la Isla.

Cuando terminó de hablar todavía no habían salido los primeros rayos de sol sobre Santiago de Cuba.

___________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 143