‘El hombre de la bandera’ protesta frente a la Embajada de Cuba en Guyana

Daniel Llorente acusa a la sede diplomática de ser "promotora de la dictadura"

El activista Daniel Llorente, 'el hombre de la bandera', frente a la Embajada de Cuba en Georgetown, Guyana. (Cortesía)
El activista Daniel Llorente, 'el hombre de la bandera', frente a la Embajada de Cuba en Georgetown, Guyana. (Cortesía)

Daniel Llorente, conocido como el hombre de la bandera después de que en 2017 irrumpiera en el desfile del Primero de Mayo enfundado en una bandera de EE UU para protestar contra el Gobierno, tuvo que retirarse de la puerta de la Embajada de Cuba en Georgetown, Guyana, donde se manifestaba.

El motivo de su protesta, según contó el activista a Radio Televisión Martí, es que la sede diplomática es "promotora de la dictadura" y no se preocupa por la situación de sus ciudadanos en Guyana.

Los funcionarios cubanos avisaron a la policía, que fue quien pidió a Llorente que se alejara porque "no podía protestar" debido "al corona", en sus palabras. El opositor explicó a la cadena miamense que un empleado de la Embajada de Cuba le sugirió que fuera a protestar frente a la sede diplomática de EE UU, pero él lo rechazó. "No tiene educación", replicó Llorente después de que el funcionario cubano cerrara la puerta poniendo fin al breve intercambio.

En mayo de 2019, Daniel Llorente denunció haber sido expatriado forzosamente a Guyana, donde lleva más de un año. Su hazaña en la marcha del Día de los Trabajadores, protestando delante del entonces mandatario Raúl Castro y toda la cúpula del Partido Comunista, además de la prensa internacional acreditada, lo llevó a convertirse en un personaje conocido internacionalmente, pero también le supuso la reclusión en un psiquiátrico por un año.

En mayo de 2019, Daniel Llorente denunció haber sido expatriado forzosamente a Guyana, donde lleva más de un año

El año posterior a su salida del centro Llorente estuvo bajo la presión de la Seguridad del Estado. En uno de los interrogatorios a los que fue sometido se le advirtió de que, si persistía en su actitud, tendría que elegir entre la salida del país o la cárcel.

Días después, dos agentes se presentaron en su domicilio y lo llevaron a comprar un pasaje para Guyana. "Antes de subir me dijeron: 'Daniel, el consejo que te damos es que no regreses. Tú que dices que los americanos son amigos tuyos, ve y diles que te ayuden. No regreses, si ellos no te ayudan sigue con tu vida por allá, porque si regresas te vas a arrepentir'", contó entonces a 14ymedio.

La intención de Llorente siempre ha sido desplazarse a Estados Unidos, país al que ha solicitado asilo reiteradamente, pero hasta la fecha no ha recibido respuesta.

El activista ha regularizado su estatus migratorio y condición de refugiado político en Georgetown, pero su situación económica ha sido muy precaria, llegando a dormir en la calle, según contó a finales del pasado año a Cubanet.

Aunque su reconocimiento como refugiado político por Naciones Unidas le permite obtener una ayuda, la cuantía se queda escasa para afrontar los gastos de la renta y el día a día.

Guyana no pide visado a los cubanos para ingresar en su territorio. Por esta razón, muchos viajan a ese país esperando seguir su ruta hacia EE UU.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3