El mundo se encierra pero Cuba se abre al turismo pese al coronavirus

El Ministerio de Turismo cubano ratificó este viernes que en el sector existe una estrategia para contener la entrada de la enfermedad, pero sin limitar la llegada de turistas

turismo. (14ymedio)
Las autoridades cubanas se niegan a cerrar las fronteras al turismo.(14ymedio)

Las autoridades cubanas apuestan por mantener las fronteras abiertas y la llegada de turistas a la Isla a pesar del avance del Covid-19. La propaganda oficial reitera que el país es un destino seguro y asegura a los vacacionistas que "están dispuestos los protocolos necesarios para evitar la diseminación".

Mientras buena parte de los países afectados por el coronavirus declaran el estado de alarma o emergencia, cierran sus fronteras y suspenden los vuelos desde las zonas más afectadas, el Ministerio de Turismo cubano ratificó este viernes que en el sector existe una estrategia para contener la entrada de la enfermedad, pero sin limitar la llegada de turistas.

Entre las medidas que más aconsejan los organismos sanitarios internacionales está la de evitar viajar, mantenerse en casa y disminuir los contactos con otras personas. Sin embargo, varias cuentas en las redes sociales de empresas cubanas vinculadas al turismo han arreciado en los últimos días la publicidad para atraer turistas.

Con el lema de "Cuba un destino seguro" y apelando a la no comprobada información de que las altas temperaturas afectan la diseminación de la enfermedad, turoperadores como Havanatur y Cubatur muestran paquetes de ofertas de sol y playa

Con el lema de "Cuba un destino seguro" y apelando a la no comprobada información de que las altas temperaturas afectan la diseminación de la enfermedad, turoperadores como Havanatur y Cubatur muestran paquetes de ofertas de sol y playa, como un refugio para escapar de los rigores del frío y el aislamiento en varios países que atraviesan una crisis de propagación de la enfermedad.

El embajador cubano en Italia, José Carlos Rodríguez, difundió la promoción en su cuenta de Twitter de que Cuba seguía teniendo sus "puertas abiertas" a la llegada de vacacionistas y que un "estricto protocolo para el enfrentamiento" de la enfermedad garantizaba que la Isla fuera un lugar "seguro" en tiempos de pandemia.

Por su parte, Francisco Durán, jefe de Higiene y Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, especificó que todo viajero procedente de un país de alto riesgo será sometido a una verificación en el aeropuerto, y "si visitó ese país y tiene algún síntoma, será llevado a aislamiento por 14 días". 

No obstante esas declaraciones oficiales, los cuatro casos confirmados hasta ahora como positivos por coronavirus han pasado asintomáticos por los aeropuertos. Incluso, una mujer de nacionalidad boliviana residente en Milán que arribó a la Isla el pasado 24 de febrero solo acudió al médico el 8 de marzo cuando su esposo cubano comenzó a tener tos y fiebre. Para ese momento ya ella había superado el virus y tenido contacto con decenas de personas en Santa Clara.

La propaganda oficial reitera que Cuba es un destino seguro y que "están dispuestos los protocolos necesarios para evitar la diseminación" del coronavirus. (Captura)
La propaganda oficial reitera que Cuba es un destino seguro y que "están dispuestos los protocolos necesarios para evitar la diseminación" del coronavirus. (Captura)

El ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, informó que hay 259 pacientes "ingresados para vigilancia epidemiológica" y de ellos 90 son extranjeros y 169 cubanos. Desde el 25 de enero suman 272 ingresos y se le ha dado seguimiento en la atención primaria de salud a 15.793 personas, detalló.

Este diario ha recogido testimonio de numerosos viajeros de Milán y Madrid que han llegado en los últimos días a la Isla y solo se les ha preguntado si tienen tos y fiebre, tras lo cual han podido seguir su viaje hacia destinos turísticos nacionales como los cayos, Trinidad, Viñales y el casco histórico de La Habana.

"No estoy aceptando clientes", explica Liudmila, una arrendataria de Viñales. "Los que han estado llegando son en su mayoría italianos, españoles y canadienses. La gente está contenta porque el negocio estaba un poco deprimido pero se está jugando la vida". En su casa de tres habitaciones, los últimos turistas fueron de la región de Lombardía. "Ahora tenemos el temor de estar incubando el coronavirus".

"Aquí estamos con el corazón en la garganta, muertos de miedo", comenta a 14ymedio un empleado del hotel El Patriarca de Varadero. "Tenemos varios clientes europeos con síntomas pero no acaban de declarar el lugar en cuarentena porque no quieren asustar al turismo", explica vía telefónica.

"Nos dieron un breve entrenamiento de cómo proceder con la higiene pero el personal está muy asustado de contagiarse", agrega. "La mayor parte de nuestros huéspedes ahora mismo son italianos, algunos que se compraron un pasaje de última hora para refugiarse aquí porque no quieren estar encerrados en sus casas en su país".

El músico Alexander Abreu, líder de la agrupación Havana D' Primera, lamentó la situación al llegar al aeropuerto de La Habana. "Sacar las maletas a cuenta gotas y aglomerar vuelos provenientes de zonas que están en candela", describió el compositor que tuvo que esperar un buen rato en una sala "con más de 600 personas recién llegadas" al país. 

"Así no podremos sobrevivir a lo que está pasando en el mundo por mucha vacuna o mucho medicamento que tengamos", denunció Abreu. "¿Para qué cierran la Casa de la Música si en el ‘principal escenario’ hacen ‘una fiesta’".

"A mí esto me recuerda cuando yo estaba en las escuela primaria y Fidel Castro decía a cada rato que había que hacer algo al precio que fuera necesario", opina la empleada

"Tenemos trabajadores que en sus casas tienen padres y abuelos muy ancianos y están con mucho miedo de convertirse en portadores que lleven la enfermedad desde aquí hasta esas personas ancianas", lamenta otra empleada del Hotel Deauville en La Habana. "Nos han dicho que nos lavemos las manos pero que no podemos usar tapaboca para no crear alarma en los clientes", explica.

"A mí esto me recuerda cuando yo estaba en las escuela primaria y Fidel Castro decía a cada rato que había que hacer algo al precio que fuera necesario", opina la empleada. "Esto no es un enemigo que uno pueda ver, esto no es el imperialismo, esto es un virus y no tiene ideología, no le importa si nosotros decimos que ‘no pasará’ o que ‘con nosotros no se meta’, nos va a afectar igual".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 33