Un periodista despedido de la prensa oficial pide asilo en EE UU

José Ramírez Pantoja fue amenazado también por intentar trabajar en medios independientes

Ramírez Pantoja minutos antes de dejar atrás la frontera mexicana. (14ymedio)
Ramírez Pantoja minutos antes de dejar atrás la frontera mexicana. (14ymedio)

José Ramírez Pantoja, que fue expulsado en 2016 de Radio Holguín por una publicación incómoda para el Gobierno, ha pedido este miércoles asilo político en Estados Unidos convencido de que "escapar" es su única opción.

"Me dejaron sin trabajo ni sustento sin importarles los años que trabajé como periodista solo por el hecho de informar. Después vinieron las amenazas, las presiones. Querían que dejara de trabajar para la prensa independiente y a la vez continuaban censurando mi trabajo en la prensa oficial", cuenta telefónicamente Ramírez Pantoja minutos antes de dejar atrás la frontera mexicana.

El periodista hizo público el contenido de una reunión en la que Karina Marrón, subdirectora de Granma, alertaba de "protestas masivas" similares a las del Maleconazo de 1994, en caso de que se repitiera un Período Especial en Cuba.

El periodista hizo público el contenido de una reunión en la que Karina Marrón, subdirectora de Granma, alertaba de "protestas masivas" similares a las del Maleconazo de 1994

Tras su despido de la prensa oficial, el Tribunal Municipal Popular de Holguín ratificó la sentencia en su contra. También la Comisión de Ética Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba falló adversamente. Desde el oficialismo, voces con poder dentro de los medios lo acusaron de querer pasar "a la prensa de Miami" y desataron una campaña contra quienes se atrevieron a defenderlo, como el periodista uruguayo Fernando Ravsberg, que en aquel entonces publicaba desde la Isla.

"Después que me expulsaron de mi trabajo tuve que trabajar como empleado doméstico, porque el Estado controla todos los medios en Holguín. Trabajé por techo y comida. Parece que lo que publiqué de Karina Marrón les incomodó tanto que se dedicaron a perseguirme y a amenazarme", agrega Ramírez Pantoja.

Tras una serie de apelaciones y cartas rogando ser readmitido al círculo de periodistas oficiales, Ramírez Pantoja incursionó en la prensa independiente, escribiendo para El Toque, OnCuba y 14ymedio, algunas veces con su nombre y otras bajo seudónimo.

"Cuando comencé a escribir para la prensa independiente las amenazas se multiplicaron. Los oficiales de la Seguridad del Estado me dijeron que no me habían metido preso en 2016 porque no habían querido, pero que yo vivía solo y cualquier cosa podía pasarme", relata.

El caso de Ramírez Pantoja fue incluido en el informe de 2016 que publicó el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ). La organización, con sede en Nueva York, alertó entonces de un aumento en la Isla de los arrestos, las confiscaciones de útiles de trabajo y la imposición de cartas de advertencia policial a los reporteros.

El pasado año Ramírez Pantoja fue acreditado por la revista independiente El Toque para cubrir el Festival de Cine de Gibara. Según su relato, dos oficiales de la Seguridad del Estado lo arrinconaron y forzaron a entrar a una oficina donde le recriminaron "venderse al imperialismo por 10 dólares".

"En ese momento me dijeron que sabían que yo trabajaba con seudónimo para la prensa independiente, que no siguiera 'hablando mierda de la Revolución' porque eso tendría consecuencias"

"En ese momento me dijeron que sabían que yo trabajaba con seudónimo para la prensa independiente, que no siguiera 'hablando mierda de la Revolución' porque eso tendría consecuencias. También me intentaron chantajear con supuestas evidencias que tenían en mi contra y me sugirieron que mejor me quedara tranquilo hasta que terminara mi sanción", denuncia.

El periodista salió del país el 31 de enero de este año tras recibir una beca para hacer un doctorado en Historia en la Universidad Autónoma de Baja California. "Tengo miedo de que cuando termine mi estancia legal en México me devuelvan a Cuba, por eso he tomado esta decisión", añade.

El número de cubanos que se presentan en la frontera sur de Estados Unidos para pedir asilo continúa en aumento, según las últimas cifras presentadas por la Patrulla Fronteriza. En el año fiscal 2018 acudieron 7.079 cubanos, mientras que en entre el 1 de octubre hasta el 19 de febrero han llegado a la frontera 6.289.

En octubre pasado las autoridades estadounidenses otorgaron el asilo político al periodista independiente Serafín Morán después de seis meses retenido en un centro migratorio de Pearsall, Texas. El reportero debió superar un largo proceso judicial para demostrar que su vida corría peligro dentro de Cuba.

________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 27