Una frambuesa para el dictadorzuelo

El video de Díaz-Canel para recibir el 2023 bien podría arrasar en los premios 'Razzie' si lo llegaran a tener en cuenta

Un suave 'tilt-up' nos va mostrando los zapatos y el traje del modelo, para acabar en un primerísimo plano, con más filtros que en Instagram. (Captura)
Un suave 'tilt-up' nos va mostrando los zapatos y el traje del modelo, para acabar en un primerísimo plano, con más filtros que en Instagram. (Captura)

Casi todo el mundo ha escuchado hablar de los Premios Golden Raspberry, popularmente conocidos como Razzie o los anti-Oscar, donde se reconocen las peores películas y actuaciones del año. El video presentado por Díaz-Canel para recibir el 2023 bien podría arrasar en esos premios, si lo llegaran a tener en cuenta.

Con violines de fondo, la cámara inicia su recorrido dejando ver la bandera cubana tras unas columnas-barrotes. Y allí, frente a la plaza secuestrada de un Martí silencioso, aparece el divo de Placetas (no confundir con Eduardo Antonio). Un suave tilt-up nos va mostrando los zapatos y el traje del modelo, para acabar en un primerísimo plano, con más filtros que en Instagram.

El presidente designado de Cuba no ha aprendido (y ya no lo hará) a leer con naturalidad el teleprónter. Su gestualidad nos recuerda los matutinos de la primaria, donde alguna pionerita declamaba versos sin tener un mínimo control sobre el movimiento de sus manos. Sus maquillistas se excedieron en el empeño de hacer que se pareciera al ya fallecido Walter Mercado, el célebre astrólogo de Univisión. Y lo peor, luego de un discurso completamente vacío, fue escuchar un "venga la esperanza" dicho de un modo tan inorgánico, que la mismísima Corina Mestre, declamadora oficial del Politburó, debe negar rotundamente haberlo asesorado.

Ya sabemos que el ingeniero electrónico (ahora también doctor en quién sabe qué materia) no posee cualidades para la oratoria. Aunque, para ser honestos, tampoco ha demostrado tener la menor idea sobre comunicación, economía, administración pública, derecho internacional o diplomacia. Su bajísimo nivel de inglés lo hizo quedar en ridículo en su reciente gira por el Caribe. Y hay que reconocer que ha hecho un gran esfuerzo por marcar la diferencia con Fidel Castro, quien ni cantaba ni bailaba, pero Miguelito tampoco afina ni una nota.

Para el video, Díaz-Canel se puso una chaqueta blanca, quizás para estar a tono con la Letra del Año, donde, según los sacerdotes de Ifá, Obatalá será la divinidad regente

El mundo entero ha reconocido a Vladímir Putin como la peor figura del año que termina. Y hasta Moscú se fue hace unos meses el dictadorzuelo cubano para lamer la bota del nuevo Stalin. Toda Europa tomó nota del encuentro y muy pronto la fotito risueña comenzará a pesarle factura al régimen de la Isla. Canel regresó a Cuba de ese viaje con poco más que un catarro y nuevas deudas que no podrá pagar.

Al pisar suelo nacional los cubanos lo recibieron con un récord histórico de abstención en las votaciones municipales, demostrando que cada vez son menos los que fingen creer en la farsa electoral de la dictadura. Ahora el Consejo Nacional Electoral anda a toda prisa, viendo qué trucos se inventan para evitar otro descalabro el próximo 26 de marzo de 2023, cuando toque renovar al Parlamento unánime. Las matemáticas no fallan. Si se tiene en cuenta el comportamiento en las urnas de los cubanos durante los últimos procesos, solo un fraude gigantesco impediría un nuevo récord de abstención.

Para el video de año nuevo, Díaz-Canel se puso una chaqueta blanca, quizás para estar a tono con la Letra del Año, donde, según los sacerdotes de Ifá, Obatalá será la divinidad regente. Díaz-Canel olvida que el 15 de noviembre de 2021 muchos cubanos fueron violentamente reprimidos por usar ese color en su vestuario. Olvida que el 2022 ha sido un año terriblemente oscuro, marcado no solo por los peores apagones revolucionarios, sino además por la perenne escasez, protestas, persecución, exilios, destierros y muerte.

En mayo sufrimos la explosión del hotel Saratoga, con un saldo de 47 víctimas mortales. En agosto nos volvimos a vestir de luto tras el incendio en la Base de Supertanqueros de Matanzas, donde perdieron la vida 17 personas. Y en octubre se repitió la nefasta historia del remolcador 13 de Marzo, cuando 7 cubanos, incluida una niña de dos años, perdieron la vida tras el hundimiento de una embarcación frente a las costas de Bahía Honda.

Para 2023 Díaz-Canel no presagia nada bueno, salvo la "resistencia creativa", sinónimo de más miseria, sacrificios y espera. Su único éxito ha sido mantenerse en el poder. Pero en un país donde el pueblo no puede elegir con libertad a sus representantes, donde el partido único tiene el monopolio de las armas, donde los tribunales son inquisidores obedientes, ese "éxito" no es más que una victoria pírrica.

Ya el dictadorzuelo se ha ganado con creces el rechazo de la inmensa mayoría, aunque no tengamos vías democráticas y pacíficas para sacarlo del poder. Por su pésima actuación delante y detrás de las cámaras, Díaz-Canel se merece algo más que una frambuesa.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 30